EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Catecismo del padre RipAMLO

Humberto Musacchio

Noviembre 30, 2020

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

Todo mayor de noventa y ocho años recuerda el Catecismo del padre Ripalda, obra del aragonés Jerónimo Martínez de Ripalda aparecida en 1618 y que fue, tal vez, el principal instrumento pedagógico empleado en España y sus colonias, pues se editó repetidas veces en miles de ejemplares desde el siglo XVII hasta por lo menos 1940, cuando salió en Puebla la más reciente publicación (con licencia eclesiástica) que ha llegado hasta las manos de este columnista. Aquel fascículo no sólo era para difundir los principios de una vida cristiana y decente, sino que también se empleaba en la alfabetización y especialmente para mejorar la lectura. Por fortuna, los mexicanos ya contamos con un instrumento muy superior, que es la Guía ética para la transformación de México, obra que los ciudadanos agradecidos han rebautizado devota y respetuosamente como el Catecismo del padre RipAMLO. Ahora lo que procede es integrar grupos de estudio de tan notable pieza literaria para que su lectura, a coro e insistentemente repetida, mejore la lectoescritura e induzca a transitar por la piadosa senda de la 4T y nos lleve a sentarnos a la diestra o más bien a la siniestra del Señor (del señor López Obrador). Amén.

El outsourcing en la cultura

La plausible intención de acabar con los abusos que se cometen mediante la subcontratación, en espanglés outsourcing, puede acabar en desastre si se procede como con las guarderías y otros casos en que se hicieron las cosas a rajatabla, cortando la hierba mala y también la buena. Por eso, de no decidirse sobre la base de estudios serios o diagnósticos científicos, el antropólogo Bolfy Cottom advierte que la reforma tendrá serias repercusiones en el arte y, en general, en el ámbito cultural, que es “de los principales consumidores de outsourcing”. En el INAH, sin haberse aprobado la legislación respectiva, ya se prohibió el outsourcing, lo que puede causar daños irreparables a los bienes bajo custodia de ese instituto, pues las exploraciones y otras actividades requieren la contratación temporal para trabajos específicos no permanentes. Car-los Lara, especialista en legislación cultural, dice que el gobierno ni siquiera sabe cuántas personas trabajan bajo el esquema de subcontratación ni se conocen estimaciones sobre las consecuencias que tendrá la supresión de esta categoría laboral. Pues sí.

¿El INAH vuelve a la SEP?

Durante el quinto Coloquio de la Arqueología en Michoacán, varios de los participantes insistieron en el daño que se causa al patrimonio histórico y arqueológico “con un presupuesto deteriorado”, en donde los científicos de esas especialidades son vistos como “vasos desechables”. Otra consecuencia de los recortes presupuestales es la cada vez mayor fuga de cerebros que priva al INAH y a México de especialistas altamente calificados y afecta la investigación, exploración y conservación del patrimonio cultural. Si a lo anterior se agrega el inminente despido del personal subcontratado, el panorama se presenta como un completo desastre, ante el silencio cómplice de la secretaria de Cultura, incapaz de negociar directamente con quien decide el presupuesto.

Leo Matiz, colombomexicano

Leonet (Leonet, no Leonel) Matiz Espinoza abrevió su nombre para dejarlo en Leo Matiz (Aracataca 1917-Bogotá 1998). Pasó en México parte de los años cuarenta y dejó huella en nuestro fotoperiodismo. Precisamente sobre la obra mexicana de Leo Matiz apareció el libro El reportazgo en la posrevolución. Un viaje de la caricatura a la fotografía (Ediciones del Lirio-LM Difusión Artística, México, 2019), con introducción de Marcos Daniel Aguilar y trabajos sobre caricatura y fotografía del personaje, escriben el erudito Agustín Sánchez González, Francisco Amighetti y Flores Ángel Flores Góngora; bajo el rubro “La conjura del reportazgo”, se ofrecen textos de Miguel Ángel Aguilar Ojeda, Julio César Merino Tellechea y Enrique Santos Montejo Calibán; en torno a la obra de Matiz como fotorreportero (“El tropel del instante”), aparecen artículos de Rebeca Monroy Nasr y de los hace tiempo fallecidos Horacio Quiñones y Arturo Sotomayor; y reportajes de los legendarios Antonio Rodríguez, Luis Spota, Efraín Huerta y del escritor y formidable escultor también colombiano Rodrigo Arenas Betancur (no Betancurt ni Betancourt). Con ellos, Matiz ejecutó trabajos que en buena hora rescata este libro que debe conocer todo amante de la fotografía.

Breviario…

La Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas (ATEI), en su asamblea virtual celebrada los días 23 y 24 de este mes de noviembre, eligió al cineasta Armando Casas, director del canal 22, como miembro de su consejo directivo para el periodo 2020-2024 . @@@ En el bicentenario del nacimiento de Federico Engels, los 125 años de su muerte y los 175 de la aparición de su libro La situación de la clase obrera en Inglaterra, el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM celebrará el Coloquio Internacional Engels 200 Años. @@@ Antonio Álvarez Lima dejó la dirección del canal 11 para volver a ocupar su escaño en el Senado, vacante por la muerte de su suplente Joel Molina.