EL-SUR

Lunes 28 de Septiembre de 2020

Guerrero, México

Opinión

César

Arturo Martínez Núñez

Septiembre 15, 2020

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”. Bertolt Brecht.

César Núñez Ramos nació en Yextla, municipio de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) el 17 de junio de 1942. Hijo de Juana Ramos Linares originaria de Zumpango del Río y de Fidel Núñez Ávila de Yextla. Estudió la primaria en el Internado Adolfo Cienfuegos y Camus de Tixtla y posteriormente en la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa. Fue profesor frente al aula desde su graduación hasta su jubilación. César dio clases en muchas comunidades de Guerrero, siempre combinando la lucha política con el trabajo docente. De 1970 a 1974 acredita la especialidad de Matemáticas en la Normal Superior dependiente de la Universidad Autónoma de Guerrero en Chilpancingo.
En 1964 coparticipa en la fundación del Movimiento Revolucionario del Magisterio (MRM) y en 1965 en la refundación del Partido Comunista en Guerrero. Estudia en la Escuela de Cuadros del PCUS en Moscú, URSS de 1966 a 1967. Forma parte del Comité Ejecutivo de la Sección 14 del SNTE como tesorero de 1967 a 1970. Siendo responsable y dirigente principal del PCM, en 1968 participa en la organización de la Marcha Estudiantil por la Ruta de la Libertad. Es solidario con la lucha del profesor Lucio Cabañas Barrientos.
Por su actividad política y sindical sufre represión en diferentes momentos y circunstancias, y en 1972 es prácticamente expulsado del estado de Guerrero, trasladado a Aguascalientes, a Morelos y finalmente es adscrito por la SEP al entonces DF, donde se incorpora a las direcciones nacionales del MRM y el PCM.
Miembro del Comité Central del PCM y del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE en 1977, comparte la responsabilidad en ese órgano colegiado con Iván García Solís y posteriormente con Renato Rosas. Al calor de las luchas magisteriales y de la expansión del movimiento, los profesores comunistas son excluidos del SNTE y Núñez Ramos consignado a la Comisión de Honor y Justicia. En 1989 forma parte de la dirección del movimiento democrático en la sección Novena del SNTE.
Candidato a diputado federal por el PCM en 1979. Asesor del diputado federal Serafín Núñez Ramos en 1994. Represen-tante ante los organismos electorales del IV Distrito Local y del Tercero Federal por las candidaturas de María de la Luz Núñez Ramos, asesor de la fracción legislativa del PRD en la LVII Legislatura, entre 1997 y 2000. Coordinador en la Costa Grande (1999) de la campaña para gobernador del estado de Guerrero de Félix Salgado Macedonio. Miembro de la campaña de Andrés Manuel López Obrador para la jefatura de Gobierno del DF en el 2000, Director de Participación Ciudadana en el Territorio Sur del DF. En la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador en 2006, coordina la promoción del voto en el Estado de México, Michoacán y Guerrero. En 2007 y 2008 coordina los trabajos del Gobierno Legítimo en los estados de Michoacán, Morelos y Guerrero, y es nombrado subsecretario de Educación del Gobierno Legítimo de AMLO. A partir del 2009 se concentra en Guerrero donde fue Coordinador Estatal del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y una vez constituido como partido, es el primer presidente estatal de Morena.
César es uno de los hombres mas congruentes que existen. Es una rara avis de la política que es consecuente entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace. Siempre ha vivido de manera austera y franciscana. En la Ciudad de México vivió en un pequeño departamento en la Unidad San Juan de Aragón y posteriormente cerca del metro Villa de Cortés. En Chilpancingo duerme en la casa que fuera de mis abuelos en Moisés Guevara 23 en el Barrio de la Santa Cruz y en Acapulco renta un micro departamento que es a la vez su casa y su oficina.
César es un luchador de tiempo completo, un soldado de todas las causas que ha abrazado a lo largo de la vida. Siempre humilde, siempre dando resultados, jamás buscando protagonismo alguno, ni puestos, ni candidaturas, ni ningún privilegio personal. “Para nosotros nada, para todos, todo” decían los zapatistas y parece ser el mantra de vida de César.
A finales de los noventa, se relacionó con Andrés Manuel López Obrador y a partir de entonces han caminado juntos, en las duras y en las maduras; en las buenas y en las malas; en los momentos complicados cuando todo mundo daba por acabado al tabasqueño y solo un pequeño grupo de incondicionales siguió a su lado renunciando a recibir ningún tipo de apoyo. Ahí estaba César organizando las firmas en contra de la Reforma Energética de Calderón; ahí estuvo cuando Andrés le pidió construir Morena en Guerrero, recorriéndolo en un Tsuru más viejo que el de Andrés Manuel, pueblo por pueblo, municipio por municipio.
César el disciplinado, el que siempre aceptó las decisiones del líder incluso aquellas que no compartía. César el hombre generoso al que no le importó ocupar un puesto de aparente segundo nivel siendo cercanísimo al presidente de la República. César Núñez Ramos, el delegado regional del Gobierno de la República en Acapulco, que al sentir síntomas de la terrible enfermedad que nos azota, en lugar de pedir el apoyo al que tenía acceso, decidió irse a formar, como cualquier ciudadano, a uno de los módulos públicos que existen en Acapulco para hacerse la prueba del Covid-19.
Hoy, César, mi querido tío César, libra la batalla mas importante de su vida: la batalla por la vida misma… y estamos seguros de que como siempre, vencerá; volverá del trance en el que se encuentra y ocupará el puesto que le tiene reservada la historia. César triunfará y como dijo el indio aimara Túpak Katari “Volveré y seré millones…”.