EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Ciencia, política y coronavirus

Marcial Rodríguez Saldaña

Mayo 28, 2020

La ciencia es el estadio más desarrollado del conocimiento que alcanza la humanidad en cada momento de su historia. Su utilidad ha sido de vital importancia, puesto que con descubrimientos como las vacunas, antídotos, o medicamentos para combatir enfermedades letales, ha logrado prevenir y/o salvar la vida de miles o millones de seres humanos .
1.- En general para atender los asuntos públicos, lo recomendable es acudir a los científicos, a los expertos con una posición humanista-social, que siempre procure el bienestar de la sociedad; así debe ocurrir en la economía, en la educación, en el desarrollo urbano, en la producción agropecuaria, etc., y con más razón en los casos de epidemias y pandemias como la del coronavirus que hoy ha ocasionado 351 mil 815 personas fallecidas en el mundo y 8 mil 134 en México. Expongo que se debe acudir a los científicos y expertos con una visión humanista-social, en razón de que un científico puede ser utilizado para crear medicamentos que causen la muerte a sus semejantes y ocasionar holocaustos, o un experto en economía para aplicar políticas que favorezcan a grupos pequeños de la sociedad y entregar los recursos naturales de su país a consorcios extranjeros.
2.- En el caso del coronavirus, los distintos gobiernos del planeta han acudido a los científicos para combatir la pandemia, pero la aplicación de las medidas públicas les corresponde implementarlas a los gobernantes, que son los responsables políticos ante la población.
En el caso de México, el gobierno de la República desde que se supo del origen de la pandemia en China, se comenzó a preparar las condiciones para contener al máximo los daños humanos y económicos: se acudió a un grupo de científicos que en conjunto fuesen analizando momento a momento el grado de evolución del coronavirus y las medidas a tomar por parte del gobierno y de la población; se estableció un sistema de coordinación con las entidades federativas; un mecanismo de información diaria mediante conferencia pública y diversos programas y acciones de respaldo en materia de infraestructura hospitalaria y de apoyo a los sectores sociales más necesitados.
3.- Lo normal en una crisis de salud y económica de esta magnitud, es que prevalezca en un país el espíritu de unidad, solidario y fraterno. Pero en México no ha ocurrido así, toda vez que los grupos de poder que por la vía democrática popular fueron sustituidos del gobierno y de sus negocios a costa del erario público, en la elección del primero de julio de 2018, han buscado aprovecharse de esta desgracia, para tratar de lucrar políticamente con ella; es así que han desplegado una campaña en redes sociales y medios convencionales para confundir a la población, para golpear políticamente al Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, incluso para conspirar y generar inestabilidad política, mostrando con ello su vileza humana. Lo que han hecho y hacen, nos recuerda uno de los pasajes más negros de nuestra historia, cuando en un periodo de crisis política, los representantes de grupos conservadores en nuestro país, fueron a Europa para suplicar a Napoleón III para que enviara un emperador extranjero para gobernar a los mexicanos, provocando con ello una etapa cruenta en la nación.
4.- Ante la falta de una vacuna contra el coronavirus, lo que ha quedado es tomar el máximo de medidas preventivas para contener la Pandemia; en general, la población ha actuado con mucha responsabilidad, salvo casos en algunas regiones y ciudades del país, en donde ha existido un relajamiento de la movilidad y ello ha propiciado el crecimiento de contagios y de personas fallecidas. De acuerdo con los científicos, estamos en la etapa de mayor crecimiento de contagios, y en consecuencia de que haya más personas fallecidas. Por ello, es indispensable acatar con mayor atención las recomendaciones de las autoridades sanitarias, de esto dependerá que, como ha ocurrido en otros países se reanuden progresivamente las actividades productivas y sociales. Ojalá y no ocurriera ninguna muerte más, pues una sola es muy lamentable. En cuanto a la acción pública del gobierno federal y del Presidente de la República, el promedio de las encuestas de los periódicos El Financiero y El Universal, publicadas en las últimas dos semanas –en medio de la Pandemia– tiene una aprobación del 63 por ciento del pueblo.

marcialrodriguezsaldana.mx