EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Condiciones para la 4T en Guerrero: unidad interna

Marcial Rodríguez Saldaña

Enero 23, 2020

Lo más relevante en esta etapa política, para quienes votamos en 2018 por un cambio de régimen, es defender con argumentos convincentes y fortalecer las acciones de gobierno del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y consolidar la Cuarta Transformación de México. Pero al mismo tiempo, generar y aprovechar las condiciones para que la 4T se instale en Guerrero en 2021, de tal manera que haya una plena coincidencia de proyecto de gobierno estatal y nacional.
1.- Los partidos políticos en general se forman por militantes que coinciden en lo esencial con unos principios, estatutos y programa. Así ha ocurrido desde su formación en la era moderna en Inglaterra –desde el siglo XVII– con los Wings que eran más liberales y respaldaban la monarquía constitucional, defendían los derechos de exclusión, apoyaron la declaración de derechos (Bill of Rights) y la revolución de 1688, frente a los Torys –partido conservador– que defendían los intereses de los terratenientes y sostenían la monarquía absoluta. Así ha ocurrido con los partidos católicos, los cristianos, los comunistas, los socialistas, los socialdemócratas, los verdes; los partidos de sectores como los obreros, los campesinos, etc.
Ningún partido es monolítico; en los de derecha existen militantes de extrema derecha, moderada y liberales; en los de izquierda los hay también moderados, de centro y radicales.
2.- En el caso de México, el Partido Comunista fue fundado en 1919 y durante décadas se mantuvo en la clandestinidad, hasta que producto de los cambios en países comunistas se transformó en Partido Socialista Unificado de México en 1981 –emulando al Partido Socialista Unificado de Alemania–, luego se convirtió en el Partido Mexicano Socialista y cedió su registro para la fundación del PRD en 1989. El PRI surgió en 1929 con una ideología proveniente de la Revolución Mexicana –el nacionalismo revolucionario– que tuvo sus ciclos hacia la derecha en los periodos presidenciales de Manuel Ávila Camacho (1940-1946) y Miguel Alemán (1946-1952) y ya de plano adoptó el neoliberalismo a partir de Miguel de la Madrid Hurtado (1982), pasando por Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000) hasta Enrique Peña Nieto (2012-2018).
El PAN nació en 1939, como un partido conservador –de derecha– para enfrentar las políticas sociales de Lázaro Cárdenas y así se ha mantenido a lo largo de su historia política asumiendo en las últimas décadas, junto con el PRI, la ideología del neoliberalismo.
3.- El PRD surgió después del fraude electoral de 1988, con la mezcla de líderes, bases militantes y populares del nacionalismo revolucionario del PRI con tendencias progresistas-democráticas y de la izquierda mexicana. Al inicio fue un auténtico instrumento de lucha social, pero al paso del tiempo las facciones fueron anulando la democracia interna y su vida institucional, hasta que traicionaron al pueblo cuando firmaron el llamado Pacto Por México, el 2 de diciembre de 2012, al subordinarse y legitimar a Peña Nieto.
En este contexto del fraude electoral de 2012, de la traición de los dirigentes del PRD al sumarse al neoliberalismo, es que Andrés Manuel López Obrador toma la iniciativa para llamar a fundar Morena, que nace de dirigentes y militantes honestos del PRD y [email protected] sin partido que confíaron en AMLO como un líder.
Morena surge en torno al gran liderazgo de AMLO, aun cuando es un partido plural e incluyente, en esencia sus militantes en su inmensa mayoría se asumen de izquierda.
4.- Quienes somos fundadores de Morena y quienes se han afiliado posteriormente, hemos tomado esa decisión y asumido el cumplimiento de sus documentos básicos. En respeto a la libertad, debe prevalecer en su interior un debate democrático, profundo, respetuoso, cuidando la institucionalidad. Los adversarios políticos de Morena son los partidos y actores que se oponen al programa de gobierno del presidente López Obrador y a la Cuarta Transformación de México. En un partido tan numeroso como Morena, es natural que haya diferencias y pluralidad de pensamiento, pero no sustanciales, porque se coincide en sus principios fundamentales. Al interior de Morena no hay adversarios, quien tenga esta concepción y mentalidad no cabe en Morena. Las energías de sus militantes deben enfocarse esencialmente a consolidar la 4T, quien no lo entienda así traiciona al partido y al pueblo.
Con estas reflexiones, rumbo a las elecciones de 2021 en Guerrero, por encima de cualquier aspiración legítima personal, debe prevalecer un espíritu y práctica de unidad de toda la militancia de Morena, y de ahí construir la más amplia alianza con partidos, organizaciones sociales, civiles, políticas y [email protected] honestos, con el objetivo fundamental de instaurar en nuestro estado la Cuarta Transformación.

marcialrodriguezsaldana.mx