EL-SUR

Sábado 04 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Congreso de la Lengua en Argentina

Humberto Musacchio

Mayo 06, 2019

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

 

Se celebró en Córdoba, Argentina, el octavo Congreso Internacional de la Lengua al que asistió una muy nutrida delegación mexicana en la que fueron miembros de la Academia Mexicana como Gonzalo Celorio, Fernando Serrano Migallón, la infaltable Concepción Company (la que inventó mexicanismos como box spring, hot cakes y otros), así como Jaime Labastida, quien presidió una de las tres sesiones plenarias (en distinta sesión, Consuelo Sáizar fungió como comentarista, lo que quizá signifique que pronto será recibida por la Academia). En la misma delegación iba un fuerte equipo puma encabezado por Enrique Graue, rector de la UNAM, con Alberto Vital, coordinador de Humanidades, Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural, Armando Casas, director de TVUNAM, y el jurista Diego Valadés. Por El Colegio de México asistió doña Silvia Giorguli, quien presidió la mesa La comunicación en el pensamiento científico
.
Descortesía hacia los mexicanos

Participaron en diversas mesas los escritores Paco Ignacio Taibo II, director del Fondo de Cultura Económica; Juan Villoro y Christopher Domínguez, miembros de El Colegio Nacional; y Mónica Nepote, a quien le tocó presidir la mesa Leer y escribir en la era digital. Fueron comentaristas en diversas mesas otros nueve mexicanos, seguramente investigadores universitarios de quienes no tenemos datos en esta república. Hubo, como está dicho, tres sesiones plenarias y sólo una fue presidida por un mexicano, en tanto que de los 15 paneles sólo dos paisanos nuestros fungieron como coordinadores. En la mesa de la “solemne sesión inaugural” se sentaron el español (¿O todavía es peruano?) Mario Vargas Llosa, la también hispana Carmen Riera, el rey de España, el presidente de Argentina y ni un solo representante de México, país que tiene, por mucho, al mayor número de hispanohablantes. Una franca descortesía.

Vargas Llosa vs López Obrador

El español Mario Vargas Llosa recriminó al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que se atreviera a pedir a su monarca (el de Vargas Llosa) que se disculpe por los abusos cometidos en la Conquista. “Tengo la impresión de que se equivocó de destinatarios, debió enviarse la carta a él mismo y responder a la pregunta de por qué México, que hace cinco siglos se incorporó al mundo occidental gracias a España, tiene todavía tantos miles de indios marginados, pobres, ignorantes, explotados; es una pregunta que se puede hacer a casi todos los presidentes latinoamericanos”, dijo el escritor, quien agregó que AMLO “no parece informado de que las grandes matanzas de indios no fueron solo en los años coloniales, algunos países como Argentina, Chile o la propia Perú cometieron matanzas espantosas de indios durante la República y que se han seguido cometiendo en la Amazonía en la época del caucho”. Lamentablemente no hubo mexicano ni latinoamericano que le dijera: “Tienes razones, pero no tienes razón, porque el colonialismo es indefendible”.

Jorge Fondebrider, voz de la dignidad

Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española (“yo soy la mar de tolerante”, dijo de sí mismo), hizo gala de su desprecio por los latinoamericanos y exhibió groseramente su misoginia. Interrogado sobre el empleo del género masculino con valor neutro, respondió hay quienes creen “necesario modificar algunos términos del habla para dar más visibilidad a las mujeres. Creen que contribuye a la igualdad… Es verdad que la desigualdad existe y que hay que luchar, aunque no va a desaparecer solo porque modifiquemos algunos términos del habla corriente”. La soberbia colonialista tuvo varias respuestas, entre otras la de Jorge Fondebrider, quien preguntó: “¿Qué hace acá el monarca español presidiendo un congreso que tendría que tener como únicos intervinientes a filólogos, lingüistas, lexicógrafos, escritores, traductores y profesores de lengua?”. El aplauso que recibió fue el más intenso del ongreso.
Expo de arquitectura en San Ildefonso

SOM (abreviatura de Skidmore, Owings & Merril LLP) es una empresa fundada en Chicago en 1930. En sus casi 90 años de vida ha proyectado y ejecutado más de 10 mil obras en una cincuentena de países. Una de sus construcciones más notables es el Burj Khalifa, de Dubai, el edificio más alto del mundo. El Antiguo Colegio de San Ildefonso ofrece ahora SOM: Arte+Ingeniería+Arquitectura, una exposición que incluye bocetos, representaciones y maquetas de importantes construcciones de esa firma y, entre otras cosas, una bóveda que se mueve de manera que impide ser dañada por los sismos. En fin, un banquete para ingenieros, arquitectos y toda persona interesada en el tema.

Solidaridad…

Eduardo Lizalde Farías, productor y promotor cultural, hijo de la siempre solidaria Maricarmen Farías, sufrió un accidente que le produjo fractura del cráneo y hemorragia cerebral, por lo que se halla en terapia intensiva en el hospital Mocel. Se agradecerá cualquier aportación a la cuenta 0011626682 de Banorte, a nombre de María del Carmen Senaida Farías Román, Clabe 072 180 000116266822, plaza 9244. Mayores informes con la actriz Catarina Mesinas en el teléfono 044 55 23207372.