EL-SUR

Martes 07 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Correo de Hiroshima

Humberto Musacchio

Agosto 07, 2017

Ayer se cumplieron 72 años de que Estados Unidos lanzara la bomba atómica sobre Hiroshima, una ciudad sin importancia militar, habitada por civiles. Para recordar ese crimen, Víctor Manuel Camposeco presentó ayer en el Museo Franz Mayer la cuarta edición, corregida y aumentada, de su libro Correo de Hiroshima, en el que la protagonista describe lo que ocurrió en el hospital donde trabajaba: “en los pasillos y entre los escombros había más gente herida, ¡Todos estaban terriblemente quemados! Tiras de piel les colgaban de los brazos, del tórax y de la cara; semidesnudos, ennegrecidos… Corrí a la puerta, hacia la calle. Lo que vi me pareció una alucinación, ¡La ciudad era el infierno!, era una hoguera. La gente salía de los escombros, de entre las llamas y las cenizas, monstruosamente quemada… Por cada uno que estaba de pie, diez estaban tirados en el suelo, muertos o agonizando… alguien me decía junto a la cara, con la voz casi apagada, ‘¿Ayúdame doctor, ayúdame!’ Eran cinco o seis personas. No pude distinguir si eran hombres o mujeres porque tenían encima sólo jirones de tela negruzca y tenían la cabeza achicharrada, realmente no tenían cara y el cuerpo era una sola llaga…  Para protegerme, me lancé de bruces en un refugio que estaba cerca. Escuché unos quejidos debajo de mí, advertí que estaba sobre varios heridos que apenas podía emitir algunos sonidos. Salté hacia afuera y tiré del brazo del primero que pude coger, trataba de ayudarlo. La piel de su brazo y mano se quedó entre mis dedos como si fuera un guante de cirugía. Corrí aterrorizada…”

Bronco con la cultura

Alguna vez, un gobernador nayarita declaró que la cultura era “cosa de viejas y de maricones”. La misoginia, homofobia y desprecio por las manifestaciones artístico-intelectuales ha tenido en México numerosos cultivadores. A esos promotores de la ignorancia se une ahora, con su desparpajo habitual, Jaime Rodríguez Calderón, más conocido por el remoquete de El Bronco, abanderado del pobrediablismo que cobra como “gobernador” de Nuevo León, aunque ignora que uno de sus deberes es impulsar la educación de los ciudadanos. Tan lo ignora, que ordenó cambiar la programación de la emisora Opus 102.1 que trasmitía música clásica, ópera y jazz. Ahora, para fomentar el analfabetismo, dispuso que las emisiones sean de ritmos “más populares”, esto es, la misma basura comercial que domina el cuadrante. Y así quiere ser presidente…

Medalla a Brigitte Broch

La diseñadora de producción y directora de arte cinematográfico Brigitte Broch nació en Alemania, pero tiene 40 años de vivir en México y sus amigos y admiradores ya la consideramos más nuestra que el huitlacoche y nos enorgullecen sus éxitos, reconocidos con dos arieles (por su participación en las cintas Cronos, de Guillermo del Toro, y Sexo pudor y lágrimas, de Antonio Serrano, la nominación al Art Directors Guild Award por Babel y al Goya por Biutiful, ambas de González Iñárritu, y sobre todo el Oscar que obtuvo por su trabajo en Moulin Rouge, de Baz Luhmann. Ahora el Guanajuato International Film Festival (así lo llaman, in english) le rindió homenaje y la Filmoteca de la UNAM le impuso su Medalla de Plata, la que de acuerdo con el boletín respectivo han recibido Juan Orol, de España, y Gunther Gerzso, de Alemania, pese a que tanto Orol y Gerzso son reconocidos por lo que hicieron en México, donde pasaron la mayor parte de su vida, motivo sobrado para considerarlos nuestros, mexicanos.

Feria del libro universitario

Habrá que ir guardando algunos pesos para asistir al Centro de Exposiciones y Congresos de la misma Universidad, entre el 22 y el 27 de este mes, cuando se celebrará la Feria Internacional del Libro Universitario (Filuni), en la que estarán presentes más de 150 instituciones de educación superior, nacionales y extranjeras, lo que, esperamos, permitirá tener acceso a títulos que pocas veces llegan a los circuitos comerciales. Un atractivo adicional lo constituye la presencia de Ranulfo Romo, Eduardo Matos Moctezuma, Javier Garciadiego, Élmer Mendoza, Paco Ignacio Taibo II, Mempo Giardinelli, Pepe Gordon, Fernando Rivera Calderón y muchos otros autores. Habrá ciclos de cine, conciertos, conferencias, mesas redondas, un encuentro de rectores, el Coloquio Internacio-nal de Lectura y Edición Universi-taria y las Jornadas Internacionales de Bibliotecarios.

Breviario…

Por exceso de información, la semana pasada dejamos fuera la entrega del Premio Benefactor de las Artes. Lo recibió –¿adivinen?—Eruviel Ávila Villegas de manos de Elisa Carrillo, prima ballerina de la Ópera de Berlín, por el apoyo que el citado político “ha dado a su carrera como bailarina”, según informó Grupo Fórmula (7/VII/2017). El premio lo otorga la  Fundación Elisa Carrillo Cabrera AC. Sin comentarios. @@@  El próximo viernes, a las 19 horas, en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia (Nuevo León 91, colonia Condesa), el tocayo Humberto Guzmán presenta su novela El reflejo de lo invisible. @@@ A las 19 horas del sábado, en el Museo Joaquín Arcadio Pagaza (de Valle de Bravo) se presenta el libro Raizal, de Ignacio Gómez-Palacio.