EL-SUR

Viernes 27 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Opinión

Covid-19, la catástrofe

Octavio Klimek Alcaraz

Agosto 28, 2021

Los periódicos ordinarios están llenos de actualizaciones, perspectivas globales y revisiones sobre cuestiones científicas y medidas de política relacionadas con la pandemia de Covid-19. Miles de artículos científicos se han publicado sobre la pandemia. Pero, después de más de año y medio desde el inicio de la epidemia mundial de Covid-19, no sobran los libros dedicados a analizar la gestión de esa primera gran pandemia del siglo XXI que ha sido, y sigue siendo, la de Covid-19. Uno de esos pocos libros sobre la atención y manejo del Covid-19 es la obra del Dr. Richard Horton Covid-19. La Catástrofe. Qué hicimos mal y cómo impedir que vuelva a suceder. (Antoni Bosch, 2021, 2ª. Ed.).
El Dr. Horton es desde 1995 el redactor jefe de la prestigiosa revista de medicina The Lancet. Se formo como médico en la Universidad de Birmingham, posteriormente practicó la medicina en el Hospital Royal Free de Londres. Es también profesor honorario de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y de la Universidad de Oslo. Asimismo, ha desempeñado diversas funciones en la Organización Mundial de la Salud (OMS), como parte de su responsabilidad con la gestión de la salud pública.
Al ser redactor jefe de The Lancet, el Dr. Horton ha seguido la pandemia de manera privilegiada, desde los primeros informes de casos en Wuhan y la publicación de la secuencia genética del Coronavirus SARS-CoV-2, sobre ensayos clínicos de vacunas y medicamentos, al debate mundial sobre medidas de control y luchas políticas en torno a la OMS.
En este libro de 198 páginas, dividido en 7 capítulos y un epílogo, el Dr. Horton hace una fuerte crítica a la lenta respuesta inicial de muchos Gobiernos occidentales, a su autocomplacencia sobre los preparativos para las olas posteriores de la pandemia, y a la falta de un respaldo suficiente para los afectados por la crisis económica. Según él, el desastre económico derivado de la COVID-19 era totalmente previsible.
Pero también, el Dr. Horton reconoce los impresionantes y considerables esfuerzos científicos. En la Introducción del libro, nos escribe sobre la historia de la rápida colaboración científica global para el desarrollo de las vacunas contra el Covid-19, la secuenciación genética a cargo de científicos chinos, la elaboración de la vacuna Pfizer/BioNTech por inmigrantes turcos en Alemania o su fabricación en Bélgica. El reconocimiento de los cientos de ensayos de vacunas rápidamente implementados.
“¿Por qué no estábamos preparados?” es el título del capítulo 2 que describe cómo no se reaccionó a las alertas de China e Italia a principios de pandemia, cómo se difundió ampliamente la desinformación y cuántas veces los países veían más por sus propios intereses que por la colaboración global. También señala que los servicios de salud en muchos países habían sufrido una década de austeridad después de la crisis financiera. Comunica como los líderes científicos y sanitarios deberían haber tenido una mejor comprensión de la magnitud del problema y dar señales más claras a los líderes políticos sobre las acciones apropiadas. Asimismo, la propia dificultad de muchos políticos para tomar acciones adecuadas que no son populares, o enseñan deficiencias en el sistema
En el capítulo 5 titulado “La política de COVID-19”, enumera varios fracasos en la respuesta de los gobiernos a la pandemia: fracaso al escuchar los consejos científicos, la falta de comprensión y aprendizaje de lo que sucedió en China, fallas en la comunicación al público, fallas en la organización de pruebas y distribución de dispositivos de protección. Y un fracaso fundamental de la sociedad para abordar las desigualdades en la sociedad y proteger a las personas más vulnerables.
Uno de los mensajes claves del libro del Dr. Horton, es que el Covid-19 no es una pandemia, sino algo peor una “sindemia”: una suma de epidemias. Es decir, existe una interacción de la infección de coronavirus, que se agrava con enfermedades crónicas, como la obesidad, diabetes e hipertensión, esto aún más en condiciones de desigualdad social y económica. Así, se agravan los efectos adversos de cada enfermedad por separado. Por tanto, si se quiere realmente proteger a la sociedad ante el COVID-19, hay que dirigir mayores esfuerzos hacia la prevención y tratamiento de dichas enfermedades crónicas existentes, así como reducir las condiciones de desigualdad social y económica.
Aparejado a esto, se señala en el texto, que se ha tenido una “infodemia”, un exceso de información, verdadera o no, que ha entorpecido una respuesta efectiva y fiable ante el Covid-19. Se señala la preocupación por la información falsa que en un mundo globalizado por las redes sociales ha provocado una pandemia de mentiras. Este exceso de información contradictoria y de embustes en torno a la Covid-19 ha dificultado sin ninguna duda la percepción racional en muchas personas respecto al origen y tratamiento de la enfermedad por coronavirus SARS-CoV-2 y, por consiguiente, contribuyó a retrasar la acción eficaz contra la epidemia que sigue aquí.
El texto del Dr. Horton no ofrece una solución rápida, pero nos insta a repensar la forma en que construimos y organizamos la sociedad. A partir de sus conocimientos científicos y médicos, él explica las medidas que deberían ponerse en marcha sin demora, a escala nacional e internacional, para impedir que vuelva a ocurrir otra catástrofe de este tipo. Finalmente, la pandemia tiene su origen en un virus, pero su diseminación y cómo se maneja tiene que ver con el comportamiento de la sociedad y de las estructuras políticas. Se nos recuerda, que para la vida y la salud futura la solidaridad es una brújula moral, y que la colaboración global es vital. El punto de vista de la salud no es solo encontrar las medidas de control adecuadas, incluyendo una nueva vacuna y/o tratamientos, sino también el compromiso de los líderes políticos y los diversos actores de la sociedad. Además, de lograr disminuir la brecha entre la ciencia y la política en la toma de decisiones.