EL-SUR

Martes 28 de Junio de 2022

Guerrero, México

Opinión

Crece el número de ciberlectores

Humberto Musacchio

Noviembre 22, 2021

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

Crece el número de ciberlectores

De acuerdo con una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre 2016 y 2021 se triplicó el número de lectores adutos que prefiere la lectura en formato digital, pues su número pasó de 6.8 por ciento a 21.5 por ciento. El mayor aumento se dio durante la pandemia, cuando casi se duplicó el número de ciberlectores. Más espectacular fue el crecimiento del número de lectores de revistas, pues en el periodo 2016-2021 pasó de 2.6 a 22.6 por ciento, en tanto que el de lectores en formato digital se elevó de 5.6 a 21.3 por ciento. Lamentablemente no se informó quienes forman el universo de “lectores adultos” y cuáles son sus características (edad, ingresos, escolaridad, etcétera). La investigadora Laurette Godinas, del Instituto de Investigaciones Bibliográficas (IIB), celebró que existan más opciones de lectura, pero lamenta que en internet no exista un bibliotecario que oriente a los usuarios y les recomiende uno u otro título. Desgracias de la modernidad.

Geolocalización del taco

La semana pasada, en la Gaceta UNAM, se publicó una entrevista con el geógrafo y demógrafo Baruch Sanginés, quien se dio a la tarea de realizar un mapa nacional del universo del taco, donde se muestra la distribución de los expendios de ese mexicanísimo manjar. Sanginés dice que deseaba “geolocalizar todas las taquerías que hay en el país” y establecer gráficamente “donde se ubicaba la mayor cantidad de puestos de tacos” (hay un millón 600 mil en la República, según informa) y los lugares en los que se puede encontrar “los mejores tacos de pastor o de barbacoa o de lo que sea”. Ahora que ya lo sabe, quizá pueda despertarse el gusto entre los chilangos por los tacos de jumiles o en el norte sustituir las torillas de harina por las de maíz para envolver las exquisitas carnes de aquellos lares. ¡Buen provecho!

Cementerio de papel

Fritz Glockner estudió historia en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y se ha empeñado en tratar el tema de la guerrilla, entre otras razones, porque en los años ochenta sabíamos de los movimientos guerrilleros de Cuba, Nicaragua, El Salvador y otros países latinoamericanos, pero poco o nada del mismo fenómeno en tierras mexicanas. Pero otro de los móviles de Fritz era algo que se había metido en su casa y en su conciencia: la participación de su padre y otros familiares en la lucha armada. Fue así como, producto de una sesuda investigación, publicó Memoria roja. Historia de la guerrilla en México 1943-1968 y Los años heridos, que continúa el relato de 1968 a 1985, y pone en su sitio lo que una prensa totalmente controlada por los gobiernos priistas deformó hasta la caricatura y difamó de mil modos a las víctimas, quienes se rebelaron contra la injusticia y la antidemocracia, muchos de ellos a costa de su vida o de años de cárcel. Pero Fritz, buen escritor, no se conformó con el mero relato histórico y es también de novelas en las que con mayor soltura y buena pluma revela los móviles y los hechos de sus personajes, como en Cementerio de papel, que ahora llega a su segunda edición y es de lectura obligatoria para quien quiera saber de aquellos años terribles.

Jazz en la Fundación Sebastián

El próximo sábado, a las 7 de la noche, en la Fundación Sebastián (Patriotismo 304, colonia San Pedro de los Pinos), se ofrecerá jazz y poesía, con el legendario Héctor Infanzón, quien ha pasado por el Musikverein de Viena o el Blue Note de Nueva York (nomás pa’l gasto, diría mi abuela). Se presentará también el cuarteto del pianista Matías Carbajal, orgullo de Sebastián, acompañado por el vibrafonista Gustavo Salas, Pilar Sánchez en el contrabajo, Víctor Trejo en la batería y Carlos Popis Tovar como percusionista invitado. Germán Palomares, igualmente leyenda de nuestra música, mostrará otra faceta de sus múltiples talentos: la poesía. Allá nos vemos.

Breviario…

Acaba de aparecer, de Martín Checa-Artasu, El neogótico en Jalisco (Arquitónica Editorial, 2021). Checa-Artasu es coautor del libro Adamo Boari 1863-1928, también de reciente aparición, y antes coeditó con Olimpia Niglio el volumen Italianos en México (Aracne Editrice, Roma, 2019). @@@ Merecidísima la entrega que hizo la Filmoteca de la UNAM de la Medalla Ingmar Bergman a dos amadísimas figuras de la escena mexicana: Diana Bracho, merecedora de la presea el año pasado, y Luisa Huertas, que la obtuvo este año. @@@ En estos días recordamos que hace 60 años murió don Artemio de Valle-Arizpe, cronista de la ciudad y autor de historias deliciosas sobre el pasado de la capital. Otra conmemoración luctuosa es por José Rojas Garcidueñas, historiador y divulgador del teatro novohispano, quien falleció hace cuarenta años; y hace un decenio perdimos al querido Daniel Sada, escritor original que muy justamente fue designado Premio Nacional horas antes de su muerte. @@@ Para dejar las fechas luctuosas, recordemos a la inmensa Ofelia Guilmáin, quien nació hace cien años en Madrid y, para beneficio nuestro, se estableció en México al término de la Guerra Civil española. Llenaba el escenario con su poderosa personalidad y su talento actoral. El Instituto Nacional de Bellas Artes le debe un gran homenaje por su centenario.