EL-SUR

Miércoles 28 de Septiembre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Crónica de un fraude anunciado (3)

Héctor Manuel Popoca Boone

Abril 14, 2018

El TRIFE realiza el primer gran fraude electoral 2018, al habilitar como candidato presidencial independiente a un tramposo, exhibido en flagrancia.
El año pasado, en el Estado de México, el PRI para ganar a la mala, echó mano de un arsenal de acciones perversas. Con graduaciones e intensidades diferentes y secuenciales. Un conjunto de ellas estaba orientado a crear en la mente del electorado miedo y repulsa hacia su principal partido adversario que fue Morena, imputándole actos violentos contra priistas, pero que fueron auto-perpetrados.
El PRI, en los comicios de 2017, implementó un proceso de auto-victimización, es decir, realizaban actos de violencia simulada contra ellos mismos; para de esta forma tener pretexto de usarla en magnitud agrandada, contra candidatos y militantes del partido de López Obrador. Estrategia que tampoco es extraña en Guerrero. Acordémonos de la campaña electoral de 2011, donde golpeadores priistas dejaron en estado vegetativo a Guillermo Sánchez Nava, apreciado político dirigente progresista. (Leer a Zacarías Cervantes en El Sur, 12/4/18).
De antiguo, en este suelo sureño, es costumbre que, en las lides electorales, haya un evento de auto-tirotear el vehículo de un candidato priista o secuestrar por horas a un militante, para poder decir que ellos son las víctimas. Así lo dicen los manuales confidenciales de guerra sucia usados por el PRI, tiempo atrás. Pero lo que nunca desearon, es hoy una circunstancia ajena real: el asesinato de precandidatos de diversas ideologías o partidos.
Por ser Acapulco un gran proveedor de votos, en el fondo de esta contienda electoral le conviene al PRI un permanente clima de inseguridad catastrófico. Para desanimar a los electores opositores acudir a las urnas el día de la votación. Adosado el ambiente con una serie de rumores insidiosos del retiro de programas sociales a la gente pobre, de inversiones, de empleos y otras lindezas, si es que López Obrador triunfara. (Lo cual es muy probable, de acuerdo a las encuestas que le dan un margen de ventaja de 20 puntos o más en las preferencias).
Por eso irritó sobremanera al PRI y a sus gobernantes la propuesta de “los amigos organizados”, trasmitida a través del Obispo de Chilpancingo-Chilapa, de cesar agresiones a candidatos electorales, siempre y cuando los políticos no incurrieran en la práctica corrupta de comprar votos. La propuesta también fue reventada por la balacera y los homicidios realizados en la concurrida playa Caleta de Acapulco. ¡En plena Semana Santa!
Por lo demás, esta estrategia ya no funciona como contundente forma de amedrentamiento para congelar el voto opositor al PRI, porque en las principales ciudades de Guerrero, la muerte y las violencias son el pan de cada día y compañeras cotidianas de los ciudadanos al salir a la calle a trabajar.
Huelga decir que estos actos de guerra sucia electoral, son magnificados por algunos medios, con columnistas y líderes de opinión bajo estímulo económico, con la consigna de denostar con todo cuanto sea posible a López Obrador para meter la idea en la mente de los ciudadanos que el candidato presidencial de Morena es el mismo diablo con vestido morado y que José Antonio Meade, del PRI, es el arcángel San Miguel redivivo.
Este último, en su reciente visita a Guerrero, se comprometió a devolvernos la seguridad, con un enfoque integral. Hace poco más de dos años los del PRI nos prometieron orden y paz en el estado. A la fecha, solo hay ¡Pum, pum y más pum! ¡Sálvese quien pueda!
PD1. Después del trascendental acto agrario nacional en Zacatecas, toca ahora formular para su firma con López Obrador los compromisos específicos para el campo rural y los mecanismos específicos para la movilización y defensa del voto rural a su favor en Guerrero.
PD2. En Oaxaca está bajo prisión, sin el debido proceso y sin investigación seria del suceso, Luis Alberto Pérez Méndez, medico traumatólogo acusado de homicidio doloso de un infante. Así opera nuestro sistema nacional de justicia.
PD3. ¿Como aceptar que existe un Estado de derecho en México, cuando los actuales gobernantes caminan re-que-te-chueco?