EL-SUR

Martes 27 de Septiembre de 2022

Guerrero, México

Opinión

De la pandemia, la contienda, la agenda y otros

Héctor Manuel Popoca Boone

Marzo 27, 2021

 

A la memoria de Lourdes Quiñones Trevizo. Amiga. Mujer valiente y de firmes ideales. Exguerrillera urbana en los 70s.

Preámbulo. Dos han sido mis tutores políticos prácticos, que dejaron su impronta en el devenir de mi vida pública: Heberto Castillo Martínez (HC) y Alejandro Cervantes Delgado (ACD). Abrevé de ellos, teoría y práctica política, en y para México particularmente para Guerrero. Tuve la fortuna de trabajar con ellos en mis juventudes, en distintos tiempos, ámbitos y tareas de acción pública. De ellos asimilé principios, valores y formas de actuar, fundamentales para el bien gobernar. De Heberto Castillo aprendí, por ejemplo, que “tratar como iguales a desiguales, a la larga es profundizar más la desigualdad”. De ahí mi consigna, como gobernador moral de Guerrero, de gobernar para todos, otorgando atención preferente a los más desvalidos.
Con don Alejandro, tuve la oportunidad de confirmar, por vista propia, que Guerrero era y es un estado con una desigualdad social y económica profunda, brutal y muy vergonzante (al acompañarlo invariablemente en sus giras regionales puesto que me responsabilizó, en la segunda parte de su mandato, de la recién creada Secretaría de Planeación y Presupuesto estatal y de la Coordinación General del Copladeg).
Hoy la desigualdad social en estas tierras del sur quedará agudizada por “la nueva cruda realidad” que nos impone la pandemia y la subsecuente recesión económica. Querámoslo o no, habrá mucha austeridad institucional y quien diga que va haber grandes inversiones es un gran mentiroso.
De ACD retomaré las consignas de austeridad que rigieron durante su mandato en el quehacer y en el gasto público, a consecuencia de la devaluación del peso mexicano, a finales de la administración del presidente López Portillo: 1.- “Hacer más, con menos” (ampliar las metas en todos los programas, al contar con la decidida participación constructiva ciudadana) como fue la divisa del “Programa Dando y Dando”. ACD decía: “más vale hacer muchas modestas y pequeñas obras públicas, pero de gran impacto social; en vez de obras de relumbrón o faraónicas. Les informo que dichas obras ‘deslumbrantes’, quedarán postergadas en mi gobierno, a excepción de las socialmente esenciales. De tal suerte que hoy no necesito financiar mi campaña política con dineros de grandes empresas constructoras o ‘comercializadoras’ que me aten las manos”.
Pandemia. Si ya todo mundo da por hecho, la inminente tercera ola de infestación y mortandad grande, que causará la pandemia en Guerrero, ¿por qué carajos, las autoridades nos mantienen en semáforo amarillo, cuando desde semana atrás deberíamos haber regresado al color naranja para evitar decesos y contagios en exceso. Alguna vez, el que fue gobernador del estado, José Francisco Ruiz Massieu, denominó al PRD-Guerrero como el partido de la violencia y la sangre. Yo denomino ahora, con cifras reales, al PRI-Guerrero (personificado en su máximo líder estatal) como el partido de la enfermedad y de la muerte premeditada. Ya no más engaños, por favor. Tengan tantita misericordia, ¡Caray!
Contienda. El hijo del gobernador, Ricardo Astudillo, es registrado como candidato a diputado local por la dupla PRI-PRD para un distrito de Acapulco. Días después, el partido Morena, para el mismo distrito, registra a una persona de bajo perfil en méritos políticos-ciudadanos y/o militancia. Sin querer queriéndolo Morena le allana el camino al triunfo al candidato del PRI-PRD, que se incorpora a la campaña con todo el poder de su linaje. ¿A cambio de qué ese obsequio de los dirigentes nacionales de Morena? Pronto, muy pronto se sabrá; al igual que otras posibles tranzas “anti natura”, que se están dando en esta feria del “Toma y Daca” y del “Serrucho Serreño”. Estemos atentos a cómo se nombrarán las candidaturas de los partidos que hoy son mayoritarios en el municipio de Acapulco.
Agenda de mis Propuestas Concretas de Acciones Inmediatas:
1.- Descentralizar y desconcentrar regionalmente, la toma de decisiones del gobierno estatal y del presupuesto público para el desarrollo regional, para acercar más el gobierno al pueblo.
2.- Que los diversos programas gubernamentales de carácter regional, se configuren por los propios actores en sus regiones, de acuerdo a las realidades y circunstancias específicas de cada una de ellas.
3.- Los presupuestos públicos del erario estatal serán radicados y autorizados en las propias regiones; teniendo como norma fija que, para la Montaña y a la Sierra, serán irreductibles y nunca menores al 20 por ciento del total destinado para todo el estado. 4.- El sueldo íntegro del gobernador, a partir de que inicie mi mandato, será de 80 mil pesos mensuales; sin complementos ni bonos económicos adicionales y sin gastos de representación alguna; por lo que ningún funcionario público en la esfera del poder ejecutivo estatal podrá tener sueldo mayor.
PD. Medio doblegó mi cuerpo el maldito virus, pero no me quebró la guardia, ni vulneró mi alma. Detección oportuna, tratamiento médico adecuado, disciplina rigurosa, férrea voluntad y motivaciones de vida acrecentados, fueron mis atalayas para vencerlo. A la tercera semana de encierro total, resucité para seguir luchando, codo a codo, al lado de mis semejantes. Porque tenemos tanto que darnos los unos a los otros, todos, que nuestra fraternidad y solidaridad serán inconmensurables y atemporales. ¡Adelante!