EL-SUR

Lunes 24 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Debate por libros de texto

Humberto Musacchio

Julio 31, 2023

Debate por libros de texto

El gobierno federal sigue distribuyendo los libros de texto, pese a que, jurídicamete al menos, lo tiene prohibido por un fallo de la juez tercera de distrito en materia administrativa, Yadira Elizabeth Medina Alcántara. Pero “no me vengan con que la ley es la ley”, bien podría decir Leticia Ramírez Amaya, quien despacha como titular de la SEP, pues anunció que el 28 de agosto los niños tendrán en sus manos los nuevos libros, mismos que motivaron el amparo obtenido por la ultraderechista Unión Nacional de Padres de Familia y, también, la oposición de la izquierdizante Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que acusa al gobierno federal de haber incurrido “en el mismo error del pasado, al elaborarlos sin abrir un verdadero diálogo pedagógico con los maestros”. Por su parte, el líder de la sección 14 (Guerrero) dijo que el texto gratuito debe atender la realidad “que enfrentan nuestras comunidades, como la inseguridad… No por negar la figura de Lucio Cabañas o de Genaro Vázquez vamos a olvidar por qué surgieron las guerrillas y la injusticia social que por siglos han sufrido nuestros pueblos”. El impresentable Marx Arriaga, director de Materiales Educativos de la SEP y aparente responsable del desgarriate, tildó de “seudointelectuales” a sus críticos y de paso le sonó a los editores porque “desprecian el fomento a la lectura”, como si el negocio de ellos no fuera precisamente tener más lectores. Para los críticos, los libros de texto “tienen errores y efectos cognitivos quizás irreversibles”. Lo confirma el señor Arriaga.

Reeditan a Darío Galicia

Muy poco antes de la muerte del poeta infrarrealista Darío Galicia, sus amigos Mario Raúl Guzmán y Luis Antonio Gómez pidieron y obtuvieron su autorización para lanzar, en edición bilingüe, corregida y aumentada, La ciencia de la tristeza / The Science of Sadness (Ediciones Norteadas y Matadero, 2023), con traducción de Rubén y Lázaro Medina. Se cuenta que el poeta fue sometido por sus padres a una lobotomía presuntamente para liberarlo de su homosexualidad, aunque al parecer lo cierto es que en 1976 le fue practicada una neurocirugía por un aneurisma cerebral, cuyas secuelas lo afectaron de por vida. Participó en el grupo de los infrarrealistas y Roberto Bolaño lo convirtió en personaje de su novela Los detectives salvajes, donde aparece como Ernesto San Epifanio. Rubén Darío Galicia Piñón (1953-2019), que tal era su nombre de pila, colaboró en Punto de Partida, Plural, Diálogos, El Búho, Sábado, Tierra Adentro, Gay Sunshine y otras publicaciones. Fue incluido por Gabriel Zaid en la antología Asamblea de poetas jóvenes de México (1980). Publicó los libros Historias cinematográficas (1987) y La ciencia de la tristeza (1994), que ahora aparecen reunidos en la nueva edición.

Rojos, de Martínez Nateras

Incansable, Arturo Martínez Nateras acaba de publicar el cuarto tomo de La izquierda mexicana del siglo XX, una enciclopedia de hechos, corrientes, partidos, instituciones, episodios significativos, personas y personajes, hombres y mujeres de ese amplio abanico político que conocemos como izquierda. El nuevo volumen, bautizado al igual que el libro de Óscar de Pablo como Rojos, es un diccionario biográfico de mil 143 páginas que reúne millares de nombres e historias de mexicanos y de extranjeros relacionados con nuestra izquierda de diversas maneras. Están por supuesto los comunistas, pero también los militantes de corrientes afines y disidentes e incluso del partido oficial que hoy existe como PRI. Como en toda obra de este carácter, hay omisiones indeseables y a la vez una amplísima generosidad que incluyó a ciertos individuos que jamás han tenido algo qué ver con las luchas del pueblo mexicano, aunque la contraportada diga que “Todos los que están son”, lo evidentemente no es cierto, aunque sí lo es que “No todos los que son están”.

Textos complementarios

En Rojos aparecen varios textos que son un buen complemento informativo, aunque inexplicablemente se otorga a AMLO la función de definir lo que es “Ser de izquierda”. Muy útiles para historiadores, sociólogos y otros interesados son los capítulos “Dirigentes del PCM”, de Ángel Chávez Mancillas; “Mexicanos en la Internacional Comunista”, de Víctor Jeifets; “Presos políticos”, de Arturo Ortiz Marbán, María Jacobo Catalán y Rodolfo Echeverría, más conocido como Chicali; “Los de Tlaxcoaque”, de Elba Pérez Villalba; y “Masacres”, de Gerardo Peláez Ramos, quien comenzó a reunir información sobre la izquierda y sus protagonistas cuando era preso político en Lecumberri. Roxana Rodríguez firma el apartado “Rebeldes y transgresoras”, que hace referencia al aporte de las mujeres, lo mismo que el texto sobre la Unión Nacional de Mujeres de México. “Los siempre anónimos”, también del Chicali, aporta varios nombres de como conserjes, vigilantes, secretarias, ayudantes y personal de apoyo, en el que figura la hoy nada anónima Eugenia León. En suma, la obra representa el esfuerzo de muchos para beneficio de todos, pues se trata de una parte sustancial de la historia mexicana.