EL-SUR

Martes 07 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Déficit de 60 millones en la Sogem

Humberto Musacchio

Octubre 08, 2007

 

Como era de esperarse, Víctor Hugo Rascón Banda ya acabó con la Sociedad General de Escritores de México. Bajo su dirección, el
déficit de la Sogem asciende ya a 20 millones de pesos, aunque en realidad se trata de 60 millones de pesos, pues Rascón y su
segundo apellido también han metido mano (y pies) en los 40 millones de pesos de regalías a pagar a autores de países con los
que no existe convenio de reciprocidad, dinero que la Sociedad tenía en custodia desde los tiempos de José María Fernández
Unsaín. Por lo pronto ya se canceló el seguro médico de algunos socios y pretende hacerles pagar 40 mil pesos anuales, lo que
resulta exagerado por tratarse de un seguro colectivo. También hay la intención de cerrar la Escuela de Escritores y vender o
alquilar el actual edificio sede. Dedicado primero a atender su precaria salud y luego a cultivar su vanidad, Rascón Banda
descuidó la administración hasta llevar a la Sogem a la quiebra. ¡Felicidades!

La Escuela de Escritores, autosuficiente

Sorprende la intención de cerrar la Escuela de Escritores para trasladar ahí las oficinas de la Sogem, pues salvo una pequeña área
se trata de instalaciones por completo inapropiadas para tareas administrativas y por lo tanto insuficientes, lo que de inmediato
obligaría a pagar por el alquiler de otros espacios. Por lo demás, la Escuela da empleo a sus profesores, pero no a costa de las
finanzas de la Sociedad, sino mediante un funcionamiento que le garantiza autosuficiencia, pues cuenta con 90 alumnos que
pagan cada uno 2 mil pesos mensuales, lo que representa un total mensual de 180 mil pesos, en tanto que cada uno de los 30
profesores profesor cobra miserables 2 mil 130 pesos al mes, esto es, un total de 64 mil 900 pesos, más lo que cobran los
funcionarios de la institución y el personal administrativo, lo que sumado al gasto académico no iguala los ingresos escolares. El
problema es que de estos ingresos se cubren otras erogaciones, como la nómina administrativa de los teatros, que nada tiene
que ver con la escuela y sus funciones. Con tales medidas, este Víctor Hugo parece empeñado en hacer Los miserables de los
miembros de la Sogem. Lo está logrando.

Piden medalla para Víctor Sandoval

La Universidad Autónoma de Aguascalientes, el Instituto de Cultura de la misma entidad, la corresponsalía del Seminario de
Cultura Mexicana en el estado y un número creciente de intelectuales de todas partes proponen al Senado que la medalla
Belisario Domínguez se otorgue a Víctor Sandoval, incansable promotor cultural, generador de múltiples iniciativas en favor de la
descentralización cultural, creador del prestigioso Premio de Poesía Aguascalientes y de otros reconocimientos, así como
impulsor de numerosas instituciones de cultura. Víctor Sandoval, ex director del Instituto Nacional de Bellas Artes, es también el
formador de varias generaciones de funcionarios de la administración cultural y, por si algo faltara, cuenta con una obra poética
que ha merecido importantes reconocimientos, por lo que otorgarle la Medalla citada honraría a Sandoval, pero también a
quienes decidieran honrarlo.

Una Iconografía de Lázaro Cárdenas

El gobierno de Michoacán y la firma editorial Turner acaban de publicar Lázaro Cárdenas. Iconografía, libro de gran formato con
presentación de Lázaro Cárdenas Batel. Los textos previos, de Adolfo Gilly y Mario Ojeda Revah, están ilustrados con carteles,
diplomas, una portada de Time dedicada al ex presidente y otros documentos. Las fotografías están divididas en cinco secciones:
la primera ofrece gráficas familiares y de la niñez y adolescencia del michoacano; la segunda versa sobre su paso por la
revolución y momentos posteriores que se decidieron también por la fuerza de las armas; el tercer apartado corresponde al
brillantísimo paso de don Lázaro por el poder; el cuarto abunda en fotografías en las que aparece al lado de grandes personajes,
en muchas de ellas acompañado de su hijo Cuauhtémoc; y la última tiene de todo. Se echa de menos en ese conjunto,
especialmente en la sección cuarta, una fotografía de la memorable noche de 1961 en que Cárdenas, sobre el toldo de un coche,
nos habló a los manifestantes reunidos en el Zócalo y nos pidió solidarizarnos con Cuba en los días previos a la invasión
mercenaria de Playa Girón. Miguel Ángel Echegaray hizo un buen trabajo con los pies de foto, pero lamentablemente él o alguien
más decidió no ponerlos en las gráficas del último apartado, en algunas de las cuales aparece el Presidente de América (lo dijo
Neruda) con grandes celebridades. Otra vez será.

Becas de Colegios del Mundo Unido

Los Colegios del Mundo Unido fueron fundados en 1962 con base en las ideas del educador alemán Kart Hahn, quien
consideraba que si se juntaba a jóvenes de diferentes países, religiones e ideologías se les daría ocasión de intercambiar
conocimientos y de fomentar en ellos la tolerancia. Actualmente existen en el mundo doce de estos colegios, en los cuales la
mitad de los estudiantes son del país sede y el resto de las más diversas naciones, los que estudian y conviven dentro del plantel,
donde además de las aulas existen comedores y dormitorios en los que habitan los muchachos durante los dos años en que
cursan el bachillerato internacional. El plazo para solicitar una beca para alguno de los 12 planteles termina el 20 de octubre. Los
interesados pueden obtener más información en http://mx.uwc.org./ y en www.uwc.org

Breviario…

El pasado miércoles 3, en el Club de Periodistas, con motivo del vigésimo quinto aniversario de su muerte, se rindió homenaje a
Hugo Tulio Meléndez, quien fuera director de la Revista del México Agrario y colaborador de diversos medios. Hablaron el
senador Heladio Ramírez, el articulista y rumbero Froylán M. López Narváez, el líder campesino Rafael Jacobo y Hugo Tulio
Meléndez Nieto, hijo del homenajeado. @@@ Biblioteca de México, la revista que dirige Eduardo Lizalde, llega a su número 100 y
lo celebra con un texto inédito de Salvador Elizondo, un ensayo de José de la Colina sobre dos poetas chinos y unas “Memorias
sentimentales” de Emmanuel Carballo. En la misma entrega aparecen también textos de Salvador Novo, Günter Grass y el
inagotable Malcolm Lowry.