EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Deportaciones masivas

Marcial Rodríguez Saldaña

Febrero 23, 2017

Este martes 21 de febrero el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos John Kelly, firmó un memorándum que aplica el decreto ejecutivo de Donald Trump –del 25 de enero pasado– sobre las directrices en su política de migración. Se trata de llevar a la práctica su decisión en contra de los migrantes, lo que implica sacar de Estados Unidos y enviar a México, no sólo a personas que hayan cometido delitos graves, sino infracciones administrativas menores como las de tránsito, así como también a cualquiera que a juicio de los agentes de inmigración puedan suponer peligro o riesgo para la seguridad publica y para la seguridad nacional de ese país.
1.- Trump no se detiene, va por la deportación de millones de mexicanos y de otras nacionalidades que viven en Estados Unidos, que han ingresado a ese país por necesidad de trabajo en busca del progreso y el bienestar personal y de sus familias, debido a que en sus países de origen no encontraron las oportunidades para su desarrollo. Para ello ha aprobado la contratación de 15 mil agentes de inmigración a quienes se les dan facultades extraordinarias para que a su juicio personal, sin ninguna prueba, mucho menos algún mandato judicial cumplan con la función de buscar, perseguir y llevar a cabo deportaciones masivas de compatriotas en flagrante violación a sus derechos humanos contenidos en pactos internacionales.
2.- Hay que decirlo con mucha claridad, la migración de mexicanos hacia Estados Unidos como indocumentados se debe principalmente a los distintos gobiernos que hemos tenido en México, que a sabiendas de este fenómeno, nunca han tenido un plan ni programas para contenerla y abrir aquí en su tierra las oportunidades para el trabajo y para el estudio; ahora con la política migratoria de Trump, se ciernen sobre nuestros paisanos agresiones y vejaciones, pues los migrantes tendrán que andarse escondiendo, restringir sus derechos de tránsito normal, de limitación de sus libertades fundamentales, bajo el temor, la amenaza y la zozobra de que en cualquier lugar y en cualquier momento, puedan ser detenidos por la Migra y deportados inmediatamente sin ningún procedimiento legal.
3.- Ante tal ofensiva de Trump en contra de nuestros paisanos, es muy lamentable que Enrique Peña Nieto se mantenga callado, que no haya fijado inmediatamente una postura digna de defensa de nuestros connacionales frente a este nuevo agravio que pone en estado de indefensión a los migrantes mexicanos, ni tampoco el Senado de la República ha reaccionado como sería lo más correcto expresando su posición en contra de esta política discriminatoria. Peña Nieto debería de acudir a los organismos internacionales como la ONU y la OEA para demandar solidaridad y la aprobación de resoluciones con la fuerza moral multinacional que inhiba a Trump y deje constancia de su oposición a las medidas que ha dispuesto el presidente norteamericano en contra de los migrantes.
4.- Hoy jueves Peña Nieto recibirá en Los Pinos a los más altos funcionarios en materia de relaciones internacionales y de seguridad del gobierno de Estados Unidos, el secretario de Estado Rex Tillerson y el de Seguridad Interna, John Kelly quien es el que firmó el memorándum de persecución a los migrantes. Veremos qué dice el gobierno de Peña Nieto ante los miembros del gabinete norteamericano, quienes vendrán a sostener las posiciones de Trump en materia de seguridad contra migrantes y a ratificar la construcción del muro. Ojalá que Peña Nieto asuma una postura de dignidad, de defensa de los mexicanos que viven en Estados Unidos, aunque como se ha conducido hasta ahora es mucho pedir, pero es hora de que entienda que el gobierno de Estados Unidos no tiene amigos, sólo tiene intereses.

[email protected]
hotmail.com
Twitter: @marcialRS60