EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Derechos humanos y derechos políticos

Marcial Rodríguez Saldaña

Junio 02, 2016

Los derechos humanos –derechos fundamentales– son la base esencial de la convivencia en las sociedades modernas. La historia de la humanidad está llena de recurrentes violaciones a los derechos humanos, pero sobre todo después de las atrocidades cometidas en la segunda guerra mundial por el nazismo y el fascismo, que llegaron incluso a plantearse como objetivo la exterminación de razas y naciones enteras, surgió un gran movimiento universal en torno a la protección y defensa de los derechos humanos.
1.- Entre los primeros documentos que proclaman derechos encontramos la Carta Magna de 1215 que obligaba al rey Juan sin tierra de Inglaterra a respetar la vida, la libertad y bienes de los nobles, en tanto no fuesen juzgados por sus iguales; siglos después el Bills of Rights –declaración de derechos– de 1689, que salvaguarda los derechos del Parlamento relativos a las obligaciones y los deberes respectivos del rey y que consistieron básicamente en que: a) el rey no podía crear o eliminar leyes o impuestos sin la aprobación del Parlamento; b) el rey no podía cobrar dinero para su uso personal, sin la aprobación del Parlamento; c) era ilegal reclutar y mantener un ejército en tiempos de paz, sin aprobación del Parlamento; d) las elecciones de los miembros del Parlamento deberían ser libres; e) las palabras del Parlamento no pueden obstaculizarse o negarse en ningún otro lugar; y f) el Parlamento debería reunirse con frecuencia. En ese mismo año, se aprobó la Toleration Act –Ley de Tolerancia– que reconoció la libertad religiosa a los anglicanos (no a católicos y otros protestantes), la libertad de culto público, el derecho a abrir escuelas y el acceso a todas las funciones públicas.
2.- Tiempo después surgieron los primeros textos constitucionales locales en Estados Unidos de América, como el de Virginia en 1776, que incluyó los derechos a la vida, a la libertad, a poseer propiedades, al debido proceso, libertad de prensa y religión, a la soberanía popular, la prohibición de privilegios de nacimiento (igualdad ante la ley), la división de poderes, el juicio por jurados, etc. Algunos de estos derechos como la vida, la libertad y la felicidad fueron incluidos en el preámbulo de la declaración de independencia de Estados Unidos en ese mismo año y después como enmiendas a la Constitución en 1791.Y luego vino la declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano producto de la Revolución Francesa, que motivada por los filósofos del Siglo de las Luces, de la ilustración, consideraron que los derechos humanos son inherentes a la naturaleza humana, que no son creados mucho menos otorgados por los revolucionarios, sino que sólo son reconocidos, anteriores a cualquier poder político y aplicables en cualquier lugar y época.
3.- La Revolución Francesa, inspirada por la consigna liberté-egalité-fraternité proclamó en el artículo 16 de esta declaración que el Estado que no garantizara la protección a los derechos humanos y no estableciera la separación de poderes, no tenía Constitución; es por ello que consagraron los derechos de libertad, igualdad, seguridad, resistencia a la opresión, presunción de inocencia, irretroactividad de la ley, acceso a los cargos públicos, al debido proceso, presunción de inocencia, libertad de expresión y religión, la fuerza pública en beneficio de la comunidad, rendición de cuentas, control sobre el pago de impuestos, respeto a la propiedad, a la distribución equitativa de los ingresos del Estado, con lo cual generaron una gran influencia en la protección a los derechos humanos en los siglos posteriores.
4.- Los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Segunda Guerra Mundial, despertaron un gran auge en la protección y defensa de los derechos humanos, por ello es que se incluyeron entre otros instrumentos internaciones en la carta de la ONU de 1945, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, la Carta Europea de Derechos Humanos del 2000, la Convención Americana de Derechos Humanos de 1969, Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos de 1976, Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos de 1986 y se incorporaron en las Constituciones nacionales, como murallas frente a los regímenes autoritarios, las dictaduras y a quienes postulan que estos pueden ser violados en cotos de poder fundados en fanatismos de poder patrimonialista.
5.- Dentro de los derechos humanos, que contienen la inmensa mayoría de instrumentos internaciones se encuentran los derechos políticos, que provienen del concepto de soberanía popular, que implica el derecho de los ciudadanos a elegir representantes, a ser electos, a participar cotidianamente en los asuntos públicos dentro de un Estado y por supuesto dentro de sus organizaciones, los partidos políticos. Estos derechos políticos no están sujetos a estados de ánimo, a facciones, personajes, grupúsculos, ni a ningún poder –como en el caso de los regímenes de dictadura– y su protección debe ser salvaguardada por las normas nacionales y por las organizaciones internacionales, en virtud de que son inherentes al ciudadano, al pueblo y a la democracia, en virtud de que son derechos universales.

mar[email protected]
hotmail.com
Twitter: @marcialRS60