EL-SUR

Martes 30 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Derriba Ebrard un inmueble histórico

Humberto Musacchio

Diciembre 16, 2007

No es que Marcelo Ebrard haya empuñado el zapapico para echar abajo los inmuebles, pero lo cierto es que personal a sus
órdenes, para abrir espacio a vendedores que ocupaban las calles, demolió el edificio de Regina 97, una construcción del siglo
XVIII. Lejos de reprobar a los depredadores, Ebrard pretendió minimizar la gravedad del hecho y asumió la responsabilidad por la
demolición al pretender justificarla con argumentos peregrinos, como aquel de que se trataba de edificaciones que ya no tenían
arreglo. Jacobo Zabludovsky, quien conoce el Centro Histórico centímetro a centímetro, desmintió al jefe del gobierno capitalino y
le recordó que la casona de Regina tenía la fachada intacta y se habían conservado en muy buenas condiciones la planta baja e
incluso la superior. Pero si sólo hubiera estado en pie la fachada, debió respetarse como se ha hecho con otros inmuebles, en los
que se construye sin alterar el frente. Lo referido es un acto de salvajismo injustificable que contraviene convenios
internacionales que tiene firmados la ciudad de México. Sabemos que el INAH prepara ya la demanda respectiva contra quien
resulte responsable y que los términos del documento se conocerán en el curso de esta semana. El gobierno federal aprovechará
el viaje para pegarle a Ebrard y no sería extraño vernos ante otro desafuero, cuando bastaría con hacer justicia.

Falleció Murió Dagoberto Guillaumin

Nacido en Córdoba, Veracruz hace 83 años, el actor, director, dramaturgo y funcionario cultural Dagoberto Guillaumin falleció la
semana pasada en la ciudad de México. Su primer acercamiento al teatro fue como alumno de Seki Sano en el Seminario de Artes
Escénicas del INJM y becado por el Instituto Francés de América Latina estudió arte dramático en París. Se presentó con la obra La
vivienda doce, estrenada en 1952 en un escenario del Seguro Social. Durante 37 años ejerció la docencia y fue director de la
Escuela de Teatro de la Universidad Veracruzana, donde fundó la compañía de arte dramático. Dirigió también la Escuela de Arte
Teatral del INBA. Entre sus montajes destacan: Todos eran mis hijos, de Miller, estrenada en 1953; Escándalo en Puerto Santo, de
Luisa Josefina Hernández, de 1962, y El jardín de los cerezos, de Chejov, de 1967. Sin embargo, destacó como director de obras
de Emilio Carballido, como Silencio, pollos pelones, ya les van a echar su maíz, estrenada en 1965; Yo también hablo de la rosa,
de 1966; Acapulco los lunes, de 1970; y Felicidad, de 1956. Autor del libro Expresión y apreciación artística, Introducción a las
artes escénicas, obra aparecida en 1994.

Murió don Francisco Fe Álvarez

Falleció en esta ciudad Francisco Fe Álvarez, don Paco Fe, como le llamaban sus amigos. Nacido en España en 1917, estudió
medicina en Valencia antes de venir en 1942 y naturalizarse mexicano en 1949. Colaboró en El Nacional, El Universal Gráfico, El
Informador y otras publicaciones en las que ganó fama como periodista honrado, preciso y de limpia prosa. Fue subdirector en
México de la agencia France Press y director fundador de la Agencia Mexicana de Noticias, jefe de servicios internacionales y
editorialista de Excélsior (1970-76), fundador, articulista y director de información de Proceso (1976-83) y director de El Mañana,
diario de Nuevo Laredo (1985-). Publicó los textos escénicos Tetralogía sobre un tema de danza (1952) y Esta cosa de vivir
(1967). Fue autor del volumen de poesía Libro de las oraciones, de 1958, y de la novela Fedro (1962). Escribió también En busca
de Quibiria (1989).

Se fue también Irma Salinas Rocha

Otra pérdida ocurrida la semana anterior fue la escritora y mecenas Irma Salinas Rocha, nacida en Monterrey en 1925. Doña Irma
estudió en la Hockaday Schoolm, de Dallas, Texas, y en el Mary Baldwin College, de Staunton, Virginia. Se contó en el grupo
fundador de la Iglesia Bautista Unida. Durante muchos años patrocinó generosamente proyectos intelectuales, algunos de ellos
de un talante crítico que molestó a los sectores pudientes de Nuevo León. En 1977 publicó el libro autobiográfico Tal cual. Vida,
amores, cadenas, que suscitó una amplia polémica, pues mostraba los entresijos del llamado Grupo Monterrey. De semejante
tenor fueron Los meros meros de Monterrey. Manuel de conducta para multimillonarios, de 1983, Mi padre, de 1991, y Nostro
grupo. Incursionó también en la literatura política de denuncia con Nuevo León. Las elecciones en 1985, obra publicada en ese
año. Un caso peculiar de gente con dinero, con intereses culturales y conciencia política.
Disco de Homenaje a Ricardo Castro

A fines de noviembre se cumplió un siglo de la muerte del duranguense Ricardo Castro, “uno de nuestro más grandes
compositores”, de acuerdo con la autorizada opinión del crítico Lázaro Azar. El centenario no pasó inadvertido para las
instituciones culturales, pero lo cierto es no mostraron mucho interés por el recordatorio que merece un músico tan relevante,
quizá porque ya tiene medio siglo de andar perdida la partitura de su ópera Atzimba, estrenada en el teatro Abreu en 1900 y
puesta en Bellas Artes en 1935 y 1952. Castro, discípulo de Melesio Morales, fue concertista en Estados Unidos, en Europa y por
supuesto en México, donde en 1895 fundó la Sociedad Filarmónica y fue un efímero director del Conservatorio Nacional, pues
asumió el cargo el 10 de enero de 1907. Como un oportuno recordatorio, circula el disco Homenaje a Ricardo Castro, que incluye
su sinfonía opus 33, número uno en do menor, obra de 1883, el vals Caressante y su celebérrimo vals Capricho, con la Orquesta
Clásica de México que dirige Carlos Esteva, la que acompaña al pianista Carlos Alberto Pecero, a quien escuchamos la semana
pasada en la Sociedad de Bibliófilos.

Breviario…

Pasado mañana, el Centro Cultural de España, Carlitos Martínez Rentería, celebra la ya tradicional posada de la revista Generación
que él dirige. @@@ Esa misma noche, en el Museo Mural Diego Rivera, Gaspar Aguilera, Maricruz Patiño, Marco Tulio Lailson y
José Mendoza Lara presentan la Antología 1967-2006 de Leticia Herrera Álvarez. @@@ En estas fiestas regale libros. El costo no
es problema, pues hay clásicos mexicanos y universales de todos los precios.