EL-SUR

Viernes 19 de Abril de 2024

Guerrero, México

Opinión

DESDE ZIHUATANEJO

Silvestre Pacheco León

Agosto 27, 2017

Mi solidaridad con Alejandro Guerrero, corresponsal de El Sur en Iguala quien sufre hospitalización como víctima que fue de un atropellamiento que las autoridades están obligadas a esclarecer.

“Si no quieren no vengan”

Los temas relacionados con la coyuntura electoral abundaron nuevamente en la primera semana de vuelta a la escuela, lo cual ha dado materia a los encuentros de Verónica y Francisco, dos fundadores del PRD en Zihuatanejo, alejados de ése partido pero no de la política que en tiempos de elecciones los revitaliza.
Como se recordará, en la semana pasada los dos compañeros abordaron el tema de la reunión de izquierda efectuada en Zihuatanejo donde perredista y morenistas convinieron en trabajar nacional y localmente por las candidaturas del partido de Andrés Manuel, cosa que no fue de mucho agrado de Francisco quien manifestó su inclinación por una candidatura ciudadana para el puerto.
Después los amigos hablaron de la selección de candidatos emprendido por Morena a través de su Consejo Estatal bajo el nombre de coordinadores de Organización, cuyo proceso se inició sin mayor contratiempo perfilando a la candidatura de la senaduría a sus tres lideres principales: César Núñez, Marcial Rodríguez y Amílcar Sandoval.
En la semana que siguió después de la tercera plática de nuestros protagonistas, la nota más destacada en la prensa estatal, además de la del “parto de los montes” en que resultó el trabajo del fiscal Xavier Olea en torno a la investigación sobre el asesinato de Armando Chavarría, fue la respuesta del gobernador del estado a la medida tomada por el gobierno estadunidense que prohíbe a sus ciudadanos viajar a Guerrero.
“Si no quieren no vengan”, respondió Héctor Astudillo en su gira por Acapulco a la pregunta de los reporteros queriendo saber su opinión al respecto.
En su respuesta, y abusando de la improvisación, el gobernador quiso minimizar el problema, añadiendo que la acción obedece a la estrategia de Trump ahora que se negocia el TLC para golpear a su vecino y para que sus conciudadanos viajen más en el interior de su país.
La respuesta del gobernador resultó improvisada porque tratándose de un tema como el turismo que es la principal actividad económica del estado, todo lo que se diga y haga desde las esferas gubernamentales tiene un impacto que se debe cuidar.
Por eso ignorar que la violencia e inseguridad siguen siendo los factores que nos hacen más vulnerables en el exterior, significa carecer de sensibilidad.
Pero la postura del gobernador en el tema quizá tenga que ver con el subterfugio del gobierno federal para hacernos creer que el turismo ha registrado un incremento tan notable durante su gobierno que casi a nada lo obliga.
Me refiero a lo que en materia de turismo ha descubierto como periodista Jorge Castañeda, a partir de la investigación que le sugirió el dato manejado por el gobierno de Enrique Peña Nieto sobre el incremento notable en la afluencia de visitantes extranjeros al país, especialmente de Estados Unidos.
El columnista descubrió que por instrucciones de la Secretaría de Gobernación se contabilizó como turistas a los migrantes mexicanos que regresan a su tierra.
Así, las autoridades federales de turismo no tuvieron empacho en hablar del incremento sustancial de visitantes cuando en sentido estricto no lo eran.
En economía no puedes simplemente maquillar las cifras hablando de millones de nuevos visitantes si su presencia no se ve reflejada en el aumento de la capacidad instalada y en la contratación de mano de obra para recibirlos.
Para evitar una sorpresa de este tipo a nivel local convendría darle mayor atención al manejo que el gobierno hace de sus cifras porque en economía no puede haber milagros, aunque no falta quienes quisieran uno después de imaginar el impacto que tendrá la elevada cifra de sembradíos de amapola que el ejército ha destruido en Chichihualco.
Dejando como telón de fondo estos datos le damos continuidad a la plática de nuestros dos protagonistas.

La izquierda ya tiene candidato a la presidencia

En la semana que concluyó estuvieron en el puerto de Acapulco Pablo Gómez y Carlos Sotelo, fundadores y dirigentes del PRD con una propuesta novedosa para los miembros de su partido que consiste en impulsar una coalición electoral con Morena que si no se puede formalizar debería plantearse de facto.
Como tribuno que es, Pablo Gómez Álvarez expuso de manera brillante que la izquierda en Guerrero tiene candidato y que se llama Andrés Manuel López Obrador.
Convenció a sus compañeros que el camino de los perredistas es llevar al líder de Morena a la presidencia porque ahora como nunca la izquierda tiene al alcance de la mano la conquista del poder federal para gobernar este país.
Dijo también a sus compañeros y compañeras de partido, en respuesta a los (las) burócratas que lo dirigen, que el PRD no se construyó para que a la vuelta de casi 40 años renunciara a sus principios buscando en la derecha una candidatura.
Respondió también a quienes apoyan la candidatura de Miguel Mancera en el eventual FAD, recordándoles que el jefe de gobierno de la Cdmx nunca ha sido de izquierda, que eso se ha visto en los hechos.
Por eso llamó a sus correligionarios a no parar mientes en el apoyo a López Obrador recordándoles que, en todo caso son militantes libres, no súbditos de nadie.
–Pues con ése discurso me parece que todo está dicho, aunque no deja de ser importante que el PRD mantenga su estructura como partido, comentó Verónica.
–Pues necesita liderazgos fuertes para esta coyuntura, con una estrategia clara de sobrevivencia, porque el riesgo de que desaparezca está latente, sus militantes tienen derecho a ver opciones.
–Yo veo que se necesita inteligencia y serenidad.
–Serenidad y Paciencia, decía Kalimán, porque viéndolo bien, cualquier sacrificio es poco si se trata de alcanzar el objetivo histórico de ganar y ser gobierno.
–Pues no está demás mostrar voluntad para negociar entre los dirigentes de los dos partidos, y harán bien en prestarse a la negociación frente al enorme compromiso de cambiar éste país, ¿no crees?