EL-SUR

Martes 07 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Desorden y corrupción en gobiernos municipales

Marcial Rodríguez Saldaña

Octubre 18, 2018

 

En los primeros días de los gobiernos municipales que han entrado en funciones a partir del primero de octubre, afloran las pésimas gestiones administrativas de los presidentes municipales salientes en los principales municipios de Guerrero, como Acapulco, Iguala y Chilpancingo.
1.- Los problemas comunes heredados a los gobiernos entrantes son: el endeudamiento financiero, la inseguridad, la mala prestación de los servicios públicos –agua, recolección de basura, áreas de recreación, alumbrado público, calles en mal estado, congestionamiento vial, etcétera–, obras inconclusas, crecimiento excesivo de las nóminas de trabajadores, otorgamiento de bases ilegales a familiares directos, múltiples observaciones a las cuentas públicas, deterioro del patrimonio municipal, adeudos salariales y en prestaciones a los empleados, entre tantos que se pueden señalar. Todos estos asuntos se acumulan y se vuelven factores que impiden a los nuevos gobiernos comenzar sus gestiones en condiciones mínimas de gobernabilidad, que permitan dar respuesta satisfactoria a las demandas de la población que gobiernan y a los electores que les otorgaron su confianza.
2.- El problema de origen se encuentra en los partidos políticos que participan en las elecciones, los cuales no exigen requisitos indispensables y elementales para postular a sus candidatos a las alcaldías y a los cabildos, como lo son su trayectoria personal respecto a su honestidad, su experiencia y formación profesional. En general, salvo raras excepciones, la selección de los candidatos se define en negociaciones de jefes de facciones que ven la asignación de candidaturas como un negocio y su objetivo es ir por el presupuesto municipal. Y claro, en los electores reside la principal responsabilidad, puesto que son estos quienes finalmente eligen a los candidatos que habrán de representarlos en los ayuntamientos. Es verdad que muchas veces existen muy pocas opciones de donde escoger, pero debe prevenirse en la normatividad electoral que en una elección los electores puedan votar en su mayoría en blanco y rechacen a todos los candidatos y en su caso instalar consejos municipales ciudadanos.
3.- Es por ello, que en muchas ocasiones, los alcaldes y miembros de los ayuntamientos no asumen el cargo con un compromiso con el pueblo, sino con sus jefes políticos a quienes les deben el favor de su encargo. Es por ello, que asumen las presidencias municipales personajes sin experiencia, con ambición de poder y de dinero, quienes de la misma forma integran sus gabinetes de gobierno municipal con amigos sin trayectoria, sin vocación y espíritu de servicio, lo cual se vuelve un círculo vicioso que conduce a los malos gobiernos municipales que ocasionan un grave daño a la ciudadanía, ya que se convierten en un obstáculo para del desarrollo social, económico, cultural y político de los habitantes de los municipios. Aquí encontramos el origen de los graves problemas que han heredado los principales gobiernos municipales entrantes del Estado de Guerrero. Y si esto pasa en las grandes urbes de nuestra entidad, ya podemos imaginar que ocurre en todos los demás.
4.- En una sociedad cada vez mas informada y exigente, se deben establecer mecanismos que garanticen calidad en los gobiernos municipales, entre otras medidas que se pueden adoptar serían: que los institutos electorales en coordinación con los partidos políticos y con la participación ciudadana impartan periódicamente cursos obligatorios para aspirantes a cargos municipales –lo cual se puede extender a todos los demás encargos de elección popular-, estos serían impartidos por especialistas teóricos y prácticos; llevar un registro de vida pública de todos los aspirantes a cargos de elección; exigir mayores requisitos profesionales para los funcionarios municipales; aprobar el servicio de carrera civil municipal; establecer mayores controles de la actividad de los servidores públicos municipales en cuanto al cumplimiento de sus programas y acciones de gobierno; prevenir sanciones severas en contra de alcaldes y funcionarios municipales irresponsables y corruptos.
5.- Esperamos que los Ayuntamientos municipales entrantes tomen como una experiencia negativa –a no seguir– las pésimas administraciones municipales que reciben, que los ciudadanos se vuelvan más exigentes con los nuevos gobiernos municipales en cuanto al cumplimiento de sus responsabilidades. En particular, los nuevos Ayuntamientos que representan a Morena, que son la esperanza de una población agraviada por los gobiernos precedentes, que respondan a la confianza de los electores les depositaron con el anhelo de un cambio que a nivel nacional enarbola el presidente electo Andrés Manuel López Obrador y que en el órgano de gobierno más cercano a la población -como son los municipales- progresivamente se haga realidad la Cuarta Transformación de México, la cual debe construirse indispensablemente desde abajo, desde la base popular.

[email protected]
Twitter:@MarcialSaldana