EL-SUR

Viernes 21 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

El activismo hilarante de Virginie Despentes

Adán Ramírez Serret

Febrero 03, 2023

 

Muchas veces un libro se vuelve del momento no solamente por lo bien escrito que esté o por lo fascinante que sea su historia. Hay muchos que se leen porque se vuelven útiles para pensar la vida. Así, el recientemente fallecido y maravilloso escritor, Álvaro Uribe, contaba que cuando salió el libro Borges, de Adolfo Bioy Casares, entre los amigos no se preguntaban qué estás leyendo, sino en qué página vas, de aquellas memorias de más de mil páginas.
Así, para quienes nos dedicamos a la divulgación literaria, no es casi imposible ponernos a hablar de libros sin pensar siempre en El infinito en un junco de Irene Vallejo. Ahora pienso en ella precisamente sobre el humor. La filóloga habla en uno de los capítulos de las bibliotecas y de la censura. Allí cuenta que a pesar de que durante el esplendor helénico hubo muchísimos escritores de comedia, el único que quedó fue Aristófanes. Mientras que, de la tragedia, han sobrevivido muchísimos más. Vallejo reflexiona sobre este hecho, sobre la razón de que se cuide, se propague más la tragedia que la comedia. Ella piensa que es porque en la tragedia por dura que sea, el Estado, el poder es confrontado y puesto en crisis; sí, pero permanece. Mientras que con la comedia todo es confrontado y puesto en crisis, pero no hay nada que prevalezca como el amor o los valores; con la risa todo pierde seriedad, la fuerza suficiente para dominar.
Por lo que incluso desde las propias bibliotecas la comedia ha sido vetada, y así fue en la misma de Alejandría, nos cuenta Vallejo.
Pienso en esto a propósito de la escritora y activista francesa Virginie Despentes (Nancy, Francia, 1969) quien ha revolucionado el feminismo y el activismo con una carrera literaria que se vuelve cada vez más emocionante.
Despentes debutó con su provocadora novela Fóllame, en la cual desde el título se ven sus búsquedas provocadoras. Al grado que cuando fue llevada al cine, fue interpretada por actrices porno.
A partir de aquí, del éxito de su primera novela, Despentes se volvió una activista e ideóloga de los movimientos LGBTTTIQ. Siguió escribiendo ficción y libros como Teoría King Kong, que es un libro de referencia y de culto.
Sin embargo, Despentes tiene el talento para ser diferente en medio del activismo. Pues normalmente toca temas extremadamente sensibles y no es fácil, es incluso perverso tener sentido del humor. Pero la escritora puede llevar con sus novelas activistas post feministas a brutales carcajadas.
Esto se puede ver desde el título de su más reciente novela Apocalipsis bebé. La historia comienza con una joven acomodada que desaparece. Ya tenía sobre sus espaldas a una detective privada por lo problemática que es. A partir de esta historia Despentes comienza a hacer su ejercicio favorito: analizar a los seres humanos.
El talento está en que cada personaje es profundamente humano. Está la soledad, claro, pero está sobre todo ser divertidos voluntaria o involuntariamente. Un escritor, una detective, una mercenaria y una adolescente, son Apocalipsis bebé. La historia del mundo, el análisis por medio de las carcajadas.
Virginie Despentes, Apocalipsis bebé, Ciudad de México, Random House, 2022. 307 páginas.