EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

El casetazo 

Marcial Rodríguez Saldaña

Septiembre 07, 2017

Enrique Peña Nieto acostumbra dar regalos a los ciudadanos con motivo de fechas simbólicas. Así ocurrió en el año nuevo del 2017, cuando ordenó realizar aumentos al diesel y las gasolinas con el llamado gasolinazo, ya que incrementó el precio de estos productos que a diario consumen los vehículos que circulan por todo el país, lo cual provocó múltiples manifestaciones de rechazo social en distintas ciudades de México y debido a la fuerte presión popular, el gobierno se abstuvo de realizar más incrementos significativos en los meses siguientes.
1.- Ahora, inmediatamente después de que hizo público su informe presidencial, Peña Nieto envío un nuevo obsequio a los guerrerenses y a los turistas que visitan nuestros destinos turísticos como Taxco, Ixtapa-Zihuatanejo y Acapulco, que consiste en un aumento verdaderamente exagerado a las tarifas de las cuotas que se pagan en las casetas de la Autopista del Sol, ya que estas se incrementaron en más de un treinta por ciento, desde la caseta Paso Morelos, Palo Blanco, La Venta, Metlapil y el Maxitúnel, a pesar de que en el trayecto de Cuernavaca hasta Acapulco hay muchos tramos en mal estado y en constante reparación. Esta decisión afecta al estado de Guerrero toda vez que inhibe el turismo como una de sus principales fuentes de ingresos lo cual repercute en las posibilidades de desarrollo y bienestar social.
2.- El aumento a las tarifas de la Autopista del Sol forma parte de una política general de incremento a los impuestos producto de la reforma fiscal que aprobaron quienes firmaron el pacto contra México de Peña Nieto, el PRI, PAN, PRD; es por ello que se han incrementado los precios del diesel, las gasolinas, la luz, el gas, el transporte, la tortilla, el frijol y todos los productos básicos de primera necesidad que consumen en sus hogares a diario millones de familias mexicanas, mientras los altos funcionarios del gobierno federal, del poder judicial, del poder legislativo –senadores y diputados federales– y sus réplicas en las entidades de la federación reciben sueldos y prestaciones muy altas así como privilegios que contrastan con los salarios de los trabajadores y con la pobreza en que vive la mayoría de la población.
3.- El aumento a los impuestos como el de las cuotas en las autopistas, se da en un contexto de crisis social, económica y política que vive el gobierno de Peña Nieto y el régimen político mexicano toda vez que como resultado de la arraigada corrupción –parte fundamental de la cultura gubernamental– que ha brotado por doquier desde los escándalos de la famosa “Casa Blanca” de la familia Peña Nieto, de los ex gobernadores del PRI en Veracruz y Chihuahua, Javier Duarte  –en prisión–, de Cesar Duarte –prófugo de la justicia– y de los que han estado vinculados a la delincuencia organizada como Tomas Yarrington de Tamaulipas, Jesús Reyna de Michoacán entre otros, tienen colocado a Peña Nieto en muy bajos índices de aceptación en la opinión pública y al PRI en tercer lugar de preferencias electorales rumbo al proceso electoral 2017-2018.
4.- Esta crisis también se refleja en la búsqueda de Peña Nieto de protección e impunidad al tratar de imponer a toda costa a un fiscal anticorrupción como Raúl Cervantes, quien fue el abogado durante su campaña presidencial y a quien recientemente se le han descubierto la comisión de actos indebidos como dar domicilios falsos y evadir el pago de tenencia para su vehículo Ferrari de súper lujo; estos hechos han propiciado una crisis política en el Congreso de la Unión, especialmente en la Cámara de Diputados, en la cual muchos legisladores se niegan a aprobar un fiscal contra la corrupción subordinado a Peña Nieto. Así va concluyendo el  actual sexenio, pero así también se abre la oportunidad para que en forma pacífica y por la fuerza del voto popular se derroque al actual régimen político.

[email protected]
Twitter: @marcialRS60