EL-SUR

Sábado 04 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

El desempleo en la cultura

Humberto Musacchio

Marzo 30, 2020

 

El coronavirus ya es y será causa de desempleo masivo. En el ámbito cultural se quedarán sin ingresos actores, músicos, bailarines, gestores y talleristas. Una nota del colega Antonio Díaz (El Universal, 23/III/20) recoge la demanda de convocar al Consejo Asesor de la Secretaría de Cultura para que formule un plan de contingencia. Entre los consejeros nombrados por la anterior secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, figuran personajes tan destacados como Arturo Márquez, Graciela Iturbide, Eduardo Matos, Alejandro Luna, Sabina Berman, Jaime Labastida, Diana Bracho, Javier Garciadiego, Enrique Norten y Christopher Domínguez. Ese órgano, fundado en abril de 2017, se reunió dos veces en el sexenio pasado, pero en el presente no ha merecido convocatoria alguna, pese a que podría aportar fórmulas viables para hacer frente a la difícil situación en que están colocados muchos creadores y promotores culturales. Los talentos individuales, valiosos de por sí, multiplican su potencial cuando actúan colectivamente. Ojalá lo entiendan en la Secretaría de Cultura.

Un millón para un montón

Alejandra Frausto anunció que, para enfrentar la contingencia del coronavirus, destinará un millón de pesos del Fondo de Apoyo a Instituciones Estatales de Cultura, pero nada para quienes prestan sus servicios en diversas actividades culturales, a quienes pidió realizar ¡gratuitamente! sus tareas a distancia (videos y cosas así) por creer, suponemos, que esos hombres y mujeres no suelen comer. Tampoco resulta muy generoso el reparto del millón de pesos entre las 32 entidades federativas, pues tocará a cada una la fabulosa cantidad de treinta mil ciento veinticinco pesos, mucho menos de lo que recibe en una quincena la dadivosa funcionaria. Por supuesto, este nuevo tropezón de la señora Frausto levantó una ola de protestas entre los trabajadores de la cultura, destacadamente la agrupación #novivimosdelaplauso, que le recordó a la funcionaria que todavía no acaba de pagar adeudos que tiene con ellos desde 2019.

#YoLeoEnCasa, de la Caniem

La pandemia de coronavirus está golpeando severamente la economía. Por eso resulta plausible la iniciativa #YoLeoEnCasa de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, que invita “a socios y no socios” de esa organización a compartir ligas en redes sociales para descargar o bien para comprar en línea o mediante tiendas “on line”, dice la Caniem. Como no a todos los lectores nos gustan los libros virtuales, un buen complemento de lo anterior sería que las editoriales y las librerías establecieran un sistema de ventas por teléfono y por internet, con pago en efectivo o mediante tarjeta, con el fin de que los libros impresos lleguen en menos de una hora hasta el domicilio del comprador, para lo cual podría aprovecharse a los muchos hombres y mujeres que en bicicleta o en moto reparten sobre todo alimentos y hoy están sumidos en una desesperante inactividad, pues viven de las propinas. Es relativamente sencillo abrir ese canal de ventas que con modos adecuados de publicidad puede dar un buen servicio a los lectores que hoy están enclaustrados y permitirá allegarse unos pesos a los negocios del ramo que hoy están sumidos en la inactividad. Se trata de salvar empleos.

Las mujeres del 68

Susana Cato, quien se distinguió como reportera y luego crítica de cine en la revista Proceso, publica ahora el libro Ellas. Las mujeres del 68, con prólogo de Elena Poniatowska y en la portada un dibujo realizado por la pintora Rina Lazo durante el tiempo en que la artista estuvo presa en la Cárcel de Mujeres por simpatizar con el movimiento de aquel año. El volumen reúne entrevistas realizadas por Susana con una emocionante introducción de ella misma. Desfilan por esas páginas, entre otras, las voces de la inolvidable Judith Reyes, de la queridísima Nacha, de María Rojo, de Elisa Ramírez, Olivia Revueltas, Alcira Soust, Cristina Barros, Mariángeles Comesaña y Toña Candela. Se incluye también a Ismael Colmenares Mailo, ex alumno de “Paciencias Políticas” y autor de La balada del granadero, quien escribió una especie de epílogo que acompaña la letra de Aves nocturnas, la canción de Mayra Cebreros dedicada a las mujeres sesentaiocheras.

Breviario…

En la Universidad Autónoma Metropolitana hay largas colas para cobrar la quincena. Una vez recogido el cheque van a hacer otra cola en el banco para cobrarlo. Algo parecido sufren quienes reciben becas y vales de despensa, y eso ocurre en la era de las tarjetas de crédito y débito. Ante tal despliegue de modernidad (del siglo XIX), las autoridades uamitas disponen, eso sí, que los que ocurren a sus ventanillas guarden la sana distancia. Bonita manera de cuidar la salud del personal @@@ Para no salir de casa: el martes 31, por internet, empieza el curso La Narrativa de tu Vida. Tendrá una duración de cuatro semanas. Los participantes reflexionarán sobre el lenguaje, el arte y el poder que tienen las palabras para construir la existencia. Será guía o tutora Paulina Ugarte Chelén. Informes en [email protected] y en https://artesydesarrollopersonal.wisboo.com/courses.