EL-SUR

Viernes 14 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

El foro de París sobre la Paz y el futuro del multilateralismo

Gaspard Estrada

Noviembre 14, 2018

El día de ayer concluyó la primera edición del Foro de París por la Paz, organizado por el gobierno francés junto con numerosas organizaciones no gubernamentales, y la universidad Sciences Po. Este evento, que fue inaugurado por el secretario general de la ONU, en conjunto con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania Angela Merkel, tuvo como objetivo defender una cierta idea del multilateralismo, en contraste con las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
En efecto, este evento marca una ruptura en las relaciones entre Macron y Trump. A su llegada al palacio del Eliseo, en junio de 2017, Macron evaluó que era indispensable tender puentes con el presidente de Estados Unidos, para evitar que este último llevara a cabo sus propuestas retrógradas, unilaterales y aislacionistas, como la salida del acuerdo sobre el clima de París, la intención de desplazar la sede de la embajada de ese país en Israel de Tel-Aviv a Jerusalén, o atacar a los organismos multilaterales, como la Organización de las Naciones Unidas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, o la Organización Mundial del Comercio. Sin embargo, a pesar de esta intención, que se materializó con la visita de Estado de Trump a Francia en julio del año pasado, y con gestos ostensibles de amistad entre los dos dirigentes, Macron y su equipo no lograron su objetivo. Estados Unidos salió del acuerdo de París, anunció su intención de dejar la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), así como su voluntad de transferir su embajada en Israel. De tal suerte que desde la primavera de este año, Macron y su equipo político entendieron que la estrategia de la mano tendida hacia el gobierno de Trump no estaba funcionando.
Para ello, el gobierno francés decidió aprovechar una ventana de oportunidad: la conmemoración del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial para realizar un evento internacional de gran envergadura, en el cual la agenda francesa pueda ser defendida, y, por otro lado, dejar en evidencia ante la comunidad internacional el aislamiento de Estados Unidos. De ahí surgió la idea de crear el Foro de París sobre la Paz, que tiene como objetivo defender el multilateralismo, y la gobernanza internacional que Trump ha intentado dinamitar desde el principio de su gobierno. Grandes empresas privadas, como Google, Microsoft, o fundaciones internacionales, como la Rockefeller, o la Open Society Foundations del magnate estadunidense George Soros, financiaron este Foro para evitar que desaparezca después del fin del gobierno de Macron. Por otro lado, el gobierno francés invitó a numerosos dirigentes de la ONU, el FMI, la OMC, la OCDE, la  UNESCO, para reflexionar sobre el futuro del multilateralismo y darle impulso a esta agenda.
De esta manera, queda claro que el objetivo de esta conferencia era atacar y aislar a Donald Trump, quien desde su llegada a París comenzó a criticar al presidente francés, acusándolo vía las redes sociales de promover un ejército europeo que esté “en contra de Estados Unidos”, de China y de Rusia. A pesar de que esta acusación no tenía ningún sustento, el presidente estadounidense dejó claro el carácter poco amistoso de su visita. Después recibió fuertes críticas de la prensa internacional por no haber visitado un cementerio de soldados estadunidenses muertos durante la Primera Guerra Mundial a causa de la “lluvia”. De tal suerte que la visita tuvo un balance negativo para Trump, y dejó en evidencia su creciente aislamiento frente a otras potencias, como Alemania y Francia. Sólo el tiempo nos dirá si esta estrategia de Europa de crear una nueva correlación de fuerzas con Estados Unidos funcionará o no.

* Director Ejecutivo del Observatorio Político  de América Latina y el Caribe (OPALC), con sede en París.

Twitter: @Gaspard_Estrada