EL-SUR

Martes 16 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Opinión

El lenguaje popular X

Anituy Rebolledo Ayerdi

Junio 09, 2022

El corrido guerrerense

Para el maestro Vicente T. Mendoza el corrido es un género de muchos alcances y larga trayectoria que con el tiempo se ha convertido en uno de más firmes soportes de la literatura genuinamente mexicana. Se trata, precisa, de una narración en primera o tercera persona que fluye casi siempre desde el principio hasta el final en labios de un testigo presencial o de un relator informado.
La función principal del corrido en sus orígenes fue la de comunicar, a través de los cantantes populares, las noticias más relevantes del momento, atrayendo la atención de los oyentes con algunos artificios y exageraciones, a fin de dramatizar los hechos, despertando así el interés del público. Los temas han sido diversos: históricos, revolucionarios, agraristas, políticos, de persecuciones, traiciones, asesinatos, tragedias etcétera.
Los estudiosos del tema ubican la plenitud del corrido a partir del año 1880 y hasta 1930, año en el que empieza a perder paulatinamente el papel de difusor de noticias ante la irrupción de la radio. El bastión del corrido será el norte del país, aunque en el sur mantendrá su vigencia en la región de confluencia de los estados de Oaxaca, Puebla y Guerrero, ambas costas y la Tierra Caliente. El corrido se caracteriza por una estructura de cuartetos y sextetos octosílabos. Son muchos y diversos los corridos que se cantan en cada región de la entidad, entre ellos Simón Blanco, El Cirgüelo, Modesta Ayala , Soy del mero Guerrero y los siguientes:

La Mula Bronca

Voy a cantar un corrido
me deben de dispensar
les diré lo que pasó
en el pueblo de Juchitán
mataron a La Mula Bronca
por no saberse tantear.

Tifanio es su mero nombre
y Quintero su apelativo
le decían La Mula Bronca
porque nunca había perdido
mucho combate que tuvo
y siempre se había salido.

Un día viernes que llega el de la Superior
le dijo Tifanio a Beto
quiero que vayas conmigo
voy a Cuajinicuilapa
voy a hablar con un amigo
voy a traer mi pistola
que di a arreglar el domingo.

También voy a llevar a mi compa
seguro que no me falla
porque también tiene valor
puede morirse en la raya
se llama Faustino Ruiz
y de mal nombre La Araña.

Fueron a traer la pistola
y a los tres, ya medio tomados
el mecánico les dijo: vayan sin ningún cuidado
ya la pistola está buena, ya dos veces le he probado.

Dicen que detrás de la Superior
se fue la Motorizada
para matar a La Mula
donde quiera que se hallara.

Al llegar a Juchitán
se fueron a donde Chona
La Mula la saludó: “muy buenas tardes señora
sírvanos cuatro cervezas y nos prende la rocola.

Dentro de pocos momentos empezaron a tomar
y entonces le dice Picho “ya pásate para el zagúan
pues tengo el presentimiento que algo te puede pasar
Ahí llegó una camioneta y creo que es de la Judicial.

El comandante primero
hasta dentro se metió
La Mula como valiente
luego al cuello le brincó
que se saca su pistola
y el cargador le vació.

Como estaba encarrerado
a uno por uno baleó
La Mula tuvo tiempo
de agarrar su M-1
“con este rifle que tengo
no me le rindo a ninguno”.

Los de la Motorizada
se salieron derrotados
porque quedaron tres muertos
y dos se fueron baleados
La Motorizada nunca volvió
a perseguir a esos gallos.
(“No semos poetisos para escribir con versos”, argumentaron los transcriptores del corrido).

Juan Colón

Voy a cantar un corrido
escuchen con atención
de las cosas que han pasado
de hombres de resolución
en esta sureña población.

Como a las seis de la tarde
llegaron todos al barrio
venían de una bendición
festejada en el pleno llano
y como venían borrachos
todos carabina en mano.

Juan Colón desde muy noche
provocaba a los Martínez
en el barrio de Tres Palos
“de verdad no tengo amigos
sépanlo de una buena vez
con ustedes toy sentido.

Dice Onésimo Martínez:
pues como a ti te convenga,
Colón dio media vuelta
Martínez se hizo a la izquierda,
ya te moriste Juan Colón
con uno de punta negra.

Yo les digo a mis amigos
la tranquilidad no estorba
por matar a Juan Colón
sucedió tanto trastorno
pues el hombre fracasó
por crerle a Félix Gómez.

Ya me voy a despedir
con estas palabras vanas
murieron hombres de bien
por orgullo de las armas,
por esta misma cuestión
murió Aureliano Galeana.

La muerte de los Fierro

Voy a cantar un corrido
muchachos a ver si gustan
de un caso que ha sucedido
en el pueblo de la costa.

A las seis de la mañana
Cacalutla fue sitiada
fueron Cortés y Ventura
los primeros que agarraron.

Ellos se hallaban sitiados
y los estaban matando
las casas a los Corteses
se las estaban quemando.

Decía Tino de la Cruz
soy hombre aquí y donde quiera
si se quieren matar conmigo
sálganse todos pa’fuera.

Gritaba Isidro Cortés
gritaba con amplitud
contestaban sus hermanos
¡Viva Tino de la Cruz!

Los Fierro al escuchar
se les fueron como fieras
¿quién se iba a imaginar
que ahí los Fierro murieran?

Gritó Tino de la Cruz
adiós amigos Corteses,
me voy para Tixtlancingo
ya se quedan sin pendiente
ya se murieron los Fierro
se les quitó lo valiente.
(Dominio popular).

El Pargo Sandoval

Voy a cantar un corrido
con el permiso de Dios
en mi estado de Guerrero
un gallo giro murió
de nombre Jesús El Pargo
hombre de mucho valor.

Lo perseguía la Federal
la Judicial del estado
la Procu de Chilpancingo
vivo o muerto lo pedían
estaba muy denunciado.

Ya tenían los federales
emboscada preparada
para El Pargo Sandoval
porque ese apodo llevaba
Juchitán y El Aguacate
su nombre lo respetaban.

Sonaron las buenas armas
quebrándole una pierna
El Pargo cayó tirado
con la pistola en la mano
esperando que saliera
alguno de los soldados.

El sargento se acercó
Pa’ acabarlo de matar
El Pargo lo recibió
era guacho federal
con tres balas en la frente
mi muerte vengada está.

Luego que cayó el sargento
se le fueron como fieras
lo ametrallaron a tiros
hasta dejarlo cosido
aquí termina el corrido
del sargento con El Pargo.
(Quintillo Barroso Navarrete, Agua Zarca, Azoyú).

Los Zequeida

Al público en general
les traigo un nuevo corrido
de dos valientes hermanos
que fueron muy conocidos
los ha matado el gobierno
culpándolos de bandidos.

Los dos hermanos Zequeida
donde quiera se paseaban
siempre confiados en sus armas
y sin el temor a nada.

Como las traían fajadas
ni al gobierno respetaban,
un catorce de diciembre
ni me quisiera acordar.

Bajó la Motorizada
al pueblo de El Arenal
y Los Zequeida pelearon
sin dar un paso pa’tras.

Rómulo enfurecido
y ese famoso Alacrán
disparaban metralletas
buscaban a Catalán
acabaron con su gente
nadie se pudo salvar.

Ya con esta me despido
madre de mi corazón
nos vamos pa’l otro mundo
échanos tu bendición
te dejamos un recuerdo
que llenamos el panteón.
(Dominio popular).

Gonzalo y Los Mejía

Voy a cantar un corrido
del año sesenta y dos
cuando Gonzalo Gallardo
a Las Salinas cayó
ahora si le vamo’ a cai’
pues así lo dispuso Dios.

Un veinticinco de julio
por cierto día de San Pedro
cuando Gonzalo Gallardo
se decidió con Severo
a pelear con Los Mejía
al sur del agostadero

Ese Demetrio Gallardo
hombre de mucho valor
a los primeros balazos
fue el que se le encarreró
pero Crescencio Mejía
a balazos lo arrendó.

Ese mentado Juan Vera
hombre de valor sobrado
a’i se metió a las jaradas
y luego mató a Bulmaro
enseguida Chico Ozuna
a los dos dejó tirados.

Luego que supo Gonzalo
que Chico estaba muerto
le dijo a su hermano Luis
‘ahora me encuentro resuelto
si no emparejo estas muertes
a los vivos los revuelco’.

Disparó el primer balazo
luego le dio en qué pensar
‘yo creo que este balazo
yo ya no voy a lidiar
me llevo en el pensamiento
que maté a Tino Bernal’.

Dijo Severo Lorenzo
‘Gonzalo a qué hora nos vamos
que no ves la palomilla
ya se empieza a desmayar
Gonzalo si no nos vamos
aquí nos van a dejar’.

Severo le dijo a Luis
pero con gran valentía
‘yo estoy dispuesto a pelear
hasta la raya del día
yo me quisiera encontrar
con otro Félix Mejía’.

Gonzalo le contestó
triste y muy descontento
mirando a su compadrito
que yacía ya bien muerto
era un muchacho resuelto.

Ya se murió Chico Ozuna
peor es que nadie se admire
murió Bulmaro Gallardo
y también Delfino Hernández
pero Gonzalo y Luciano
aseguran que esto sigue.
(Dominio público).

Corrido de Las Camelias

Este corrido de casi 20 cuartetos octosílabos contradice todo lo que aquí se ha dicho sobre el corrido popular, pues se trata de una pieza de un delicioso refinamiento culterano. Aquí, sólo algunos versos de la obra del corridista y trovador Félix Cruz, autor de los corridos El Árabe y El Pinto.

Entre camelias nítidas
de tersuras tan plácidas,
entre las selvas vírgenes
donde flores hay mil.

Adonde las coníferas
sus frondas forman bóvedas
y flores románticas
productos de un abril.

Quisiera del gran Sócrates
lo bello de sus cónsonos
para elogiar con júbilo
al ángel de mi amor.

Y para dar un pláceme
quiera un tono armónico
con un instrumento músico
aunque no soy censor.

Si tú, niña simpática,
no te muestras benévola,
que entre mi pecho cándido
tu trono ya formé
donde mujer purísima
simpática e idolátrica,
cual una virgen célica
yo te veneraré.

Hermosa flor balsámica
yo soy un pobre inválido
perdona mis parábolas
si notas un error.