EL-SUR

Viernes 19 de Abril de 2024

Guerrero, México

Opinión

El pensamiento fascista de la derecha

Silvestre Pacheco León

Agosto 21, 2023

 

 

Nadie es tan ingenuo de pensar que el PRIAN, avasallado por la 4T en la elección del 2018, está conforme de haber perdido el poder. Ingenuos son quienes piensan que el triunfo de López Obrador es un accidente en la historia que pronto se olvidará para que México vuelva a la ruta trazada por el régimen neoliberal para beneficio de la mafia que se había hecho gobierno, pero se engañan porque el pueblo sabe que nunca le había ido mejor a nuestro país que con el cambio decidido por los 30 millones de votantes que en el 2018 confiaron que “Por el bien de todos, primero los pobres”.
La evidencia son los 5 millones de mexicanos que han superado la línea de pobreza en los cinco años del nuevo modelo de desarrollo, que ha alcanzado un crecimiento económico de más del 3 por ciento según el Inegi, lo que nos ubica entre las mejores economías del mundo.
La disminución de la desigualdad se ha confirmado que se logró como resultado del aumento salarial decretado por el presidente de México. El salario mínimo aumentó más del 60 por ciento en los primeros cinco años del nuevo gobierno.
Sólo los conservadores terminan creyendo sus propias mentiras al grado de actuar pensando que los mexicanos de hoy son los mismos que ellos gobernaron, no se dan cuenta que se ha producido una revolución mental que fue la que generó el cambio que vivimos y la que cada día gana más adeptos que confían en que la transformación del país no se detendrá y más bien se profundizará porque aún falta ver los resultados de la independencia energética con las refinerías a punto de alcanzar sus metas en la producción de gasolina y diésel.
Pero claro que lo natural es que los conservadores desplazados del poder traten por todos los medios de retener sus privilegios defendiendo palmo a palmo cada milímetro del poder que les queda, valiéndose de todas las artimañas que saben, creando noticias falsas, como ha sucedido con la acusación de que el presidente cometió violencia política de género contra la aspirante a la candidatura de la coalición del PRIAN Xóchitl Gálvez, por declaraciones que hizo en la Mañanera.
El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Reyes Rodríguez Mondragón, descubierto por la reportera Nancy Flores de la revista Contralínea como aliado del grupo conservador, no tuvo empacho en alterar lo que textualmente dijo López Obrador para encuadrar la calificación de su sanción, y para ocultar la evidencia ahora ha ordenando borrar el testimonio de lo realmente dicho, buscando dejar a salvo y como verdad la falsedad que construyó.
El personaje capaz de mentir desde la cúspide del Trife para sancionar al presidente de la República, el abogado Reyes Rodríguez Mondragón, fue empleado del ex secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont y luego el coordinador del equipo de asesores del presidente Felipe Calderón, un panista utilizando el cargo de manera facciosa.
Pero la disputa de la oposición conservadora contra la 4T está resuelta de antemano a favor de la mayoría ahora representada por 60 millones de mexicanos según los cálculos conservadores del presidente de la República.
Tenemos un gobierno con temple y carácter cuando se trata de ver los derechos de la mayoría, no un gatito como los conservadores lo quieren tratar.
Él es respetuoso de los principios democráticos y defensor del derecho de los individuos para manifestar y expresar libremente sus opiniones, pero que la derecha no se confunda creyendo que con sus ataques lo hará ceder en la pretensión de los dueños de los medios de comunicación para volver al trato que los gobernantes neoliberales tenían con ellos. López Obrador ha dicho que no cederá a la entrega de los cien mil millones de pesos anuales que cobraban para echarle loas al gobierno en turno y que prefiere que lo sigan atacando y calumniando porque con ese ahorro espera financiar el aumento al seguro universal que el año próximo recibirá un 25 por ciento de aumento.
Los integrantes de la mafia del poder han cometido el error de creer que con Xóchitl Gálvez puede repetirse la historia de Enrique Peña Nieto y La Gaviota, personajes encumbrados mediante campañas mediáticas para explotar el morbo de la gente como en las telenovelas Su idea inescrupulosa de promover esa candidatura débil por el fango de corrupción en la que vive su ambición de poder refleja el pensamiento retorcido y el limitado entendimiento de la realidad nacional que tiene la derecha.
Los panistas creen que la mayoría de los mexicanos piensan como cierto que bajo el régimen neoliberal cualquier persona puede ascender a las alturas con solo proponérselo. Como si la realidad no nos enseñara que hay millones de mujeres mucho más aplicadas que su candidata en la fabricación y venta de gelatinas que jamás han podido salir de la pobreza porque el modelo económico neoliberal está hecho para beneficio sólo de las pequeñas élites mentirosas, sin escrúpulos y ladronas, que se aprovechan de su puesto para hacer negocios violando la ley.
De miles y quizá millones de mujeres emprendedoras sólo unas cuantas pueden superar la línea de pobreza por su cuenta. La mayoría nace y muere pobre a pesar de que trabaje todos los días y sueñe con un golpe de suerte. El sistema los condena de antemano.
La panista Xóchitl Gálvez no podrá engañar ni embobar a nadie con sus huipiles y disparates porque lo único sincero que ha dicho respecto a los pobres de este país es que no le importan, que “no piensan” y por eso prefiere no dedicar el tiempo en ellos, y afirma que de estar en sus manos quitará los beneficios que la 4T otorga a los mexicanos de la tercera edad porque según ella “son pocos los días que les quedan como para estar gastando en ellos”.
Ahora es el ataque a los libros de texto gratuitos lo que han encontrado los conservadores en contra del gobierno de la 4T, lo que ha dado la oportunidad de conocer el control que antes ejercían en la educación de la niñez mexicana desde la Secretaría de Educación Pública promoviendo su visión de la realidad a través de la política del libre mercado que es la verdadera doctrina de la derecha.
El politólogo especialista en temas educativos de la UNAM, Mauro Jarquín, ha descubierto los extendidos intereses de empresas editoriales mexicanas y extranjeras que estaban en el negocio del diseño y edición del material educativo para niños y adolescentes, los cuales al verse desplazados por la 4T promueven una campaña de desprestigio para que la SEP incumpla con su responsabilidad de entregar a los estados dicho material.
Aunque la SEP ha reiterado que hizo un trabajo impecable para cumplir con su obligación contenida en los primeros artículos de la Constitución para entregar dichos libros, la Suprema Corte de Justicia de la Nación amparó la decisión de la gobernadora de Chihuahua para no distribuirlos, lo cual pone en situación difícil para ella misma el cumplimiento de su responsabilidad con la ley porque la SCJN solo retrasará la atención de los niños.
Por eso en la campaña en contra de los LTG participan organismos tan reaccionarios como la Unión Nacional de Padres de Familia, aparte del PAN y la Iglesia católica. El especialista señala también a la organización Atlas Network de la que formaría parte Ricardo Salinas Pliego, como el más furibundo enemigo.
El debate acerca de la visión y contenido de los libros al que se han sumado los dueños de la radio y la televisión junto con sus intelectuales orgánicos y líderes de opinión ha descubierto el verdadero talante fascista de la derecha que ha propuesto destruir los libros como lo hizo Hitler en la Alemania nazi y Augusto Pinochet en Chile durante el golpe militar de 1973.