EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

El poliédrico Íker Larrauri

Humberto Musacchio

Enero 18, 2021

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

Con estudios de Arquitectura en la UNAM, de Antropología en la ENAH y de Escenografía en el Instituto Cinematográfico del STPC, Íker Larrauri Prado (Cd. de México 1929-2021) deja una formidable herencia como mu-seógrafo, pintor, escultor, arquitecto y grabador, pues entre 1957 y 1960 fue artista residente del Taller de Gráfica Popular, donde se reveló como un finísimo artista y un hombre comprometido con su tiempo y con su país. Probablemente su mayor legado esté en el Museo Nacional de Antropología, pues ahí colaboró en el montaje general, participó en la realización de la Sala de Orientación y diseñó la Sala Mexica, ejecutó dos murales en la Sala Orígenes (Paso de los primeros pobladores por el estrecho de Bering y Fauna extinta del pleistoceno) y además es creación suya el caracol que está en la explanada central, el Quetzalcóatl y la reproducción de la tumba de Pakal. Fue director de Museos y director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (1973-77) y posteriormente fundó su propia empresa que creó museos en Kuwait, Egipto y Lausana. Le debemos el Museo Poblano de Arte Virreinal y varias obras arquitectónicas. La suya fue una vida de inmenso provecho para México.
Murió Berta Taracena

Murió Berta Taracena (Ciudad de México, 1925-2021), licenciada y maestra en historia de México por la UNAM, especializada en arte mexicano. Fue una presencia constante en la letra impresa, tanto por su artículos y ensayos como por sus catálogos y libros, pues trabajó en coautoría obras como Antonio Ramírez (1989) y es y será autora de volúmenes sobre Manuel Rodríguez Lozano, Francisco Corzas, Diego Rivera (pintura de caballete y dibujo), Antonio Suárez y Desiderio Hernández Xochitiotzin. También es suyo el libro Estética del arte mexicano en el tiempo, obra de 2006 y al parecer la última que publicó. Fue presidenta de la Asociación Internacional de Críticos de Arte.

Se nos fue Antonio Toca

Entre las pérdidas para la cultura ocurridas la semana pasada estuvo también el arquitecto Antonio Toca Fernández, quien nació y murió en la capital del país (1943-2021). Lo suyo fue la docencia en la Universidad Iberoamericana y la crítica de la arquitectura, actividad que ejerció con una ciertamente difícil mezcla de generosidad y talento que se manifestó en sus artículos en Expansión, Casa del Tiempo, Architectural Digest México, Excélsior y otras publicaciones. Coautor con R. Fernández y A. Saldarriaga de Casas americanas (2003) y autor de Nueva arquitectura en América Latina: presente y futuro (1990); Arquitectura en México: diversas modernidades (1996) y Bauhaus: mito y realidad (2016), entre otras obras. Fue jurado de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura (2006) y el Colegio de Arquitectos de México le entregó el Premio Nacional Mario Pani.

Un patrimonio en peligro

Pasan los días y los problemas del sector cultural siguen sin solución. Uno de ellos grave, porque está de por medio el patrimonio sonoro de la Nación, es el de los trabajadores de la Fonoteca Nacional que estaban dentro del llamado Capítulo 3000, esto es, que no eran trabajadores de base y ahora los dejan sin empleo. Quien ha dado la cara es el director de la institución, Pável Granados, pero la responsabilidad es de Alejandra Frausto, quien carece de capacidad negociadora frente a la Presidencia, la Secretaría de Hacienda y la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, por lo cual, impotente, se cruza de brazos ante las reducciones presupuestales, los despidos y otras desgracias que afectan el ramo a su cargo. Tan grave es el asunto, que la Fonoteca puede perder valiosas colecciones, por lo cual circula una carta de protesta con más de 400 firmas, entre otras las de Alfredo López Austin, Juan Arturo Brennan, Tino Contreras, Pilar Ixquic y Roberto Mata, Cuauhtémoc Medina, Pablo Ortiz Monasterio, Paulina Lavista y Juan Villoro.

A la venta, mural de Diego

El mural The Making of a Fresco Showing the Building of a City, obra ejecutada en 1931 por Diego Rivera en el Instituto de Arte de San Francisco, está en riesgo de ser puesto a la venta porque dicho Instituto atraviesa por severos problemas económicos debido a la caída de la matrícula y a la baja recolección de fondos realizada por fideicomisarios que integran la Junta Directiva, acusada de incapacidad y desorganización por voces de la comunidad escolar, las que se han manifestado opuestas a la enajenación de la obra, actitud que califican de “inconcebible” e insuficiente, pues los 50 millones de dólares en que está valuada la pintura apenas alcanzarían para resolver los problemas del momento. En especial, condenan que la obra de arte más importante de ese centro de estudios se utilice como un simple instrumento monetario y hasta tachan la venta como un acto de racismo, pues consideran a Diego como un “artista de color”, no tanto por moreno sino por mexicano.

Breviario…

Guadalupe Ferrer, quien ha dirigido importantes medios audiovisuales, fue designada defensora de la audiencia del canal 22 de televisión. @@@ El chihuahuense Daniel Miranda Cano es el nuevo coordinador nacional de Teatro del INBA.