EL-SUR

Sábado 20 de Abril de 2024

Guerrero, México

Opinión

El primer viaje de ultramar

Silvestre Pacheco León

Noviembre 05, 2017

En la semana anterior se cumplieron 490 años del primer viaje de ultramar organizado desde nuestro continente hasta el asiático, al mando de Álvaro Saavedra y Cerón, español y primo del conquistador Hernán Cortés.
Cuenta la historia que en pos de fama y riqueza, a pocos años de haber rendido a Tenochtitlan, el conquistador emprendió la búsqueda de nuevas tierras desde las costas guerrerenses bajo la cobertura ante el rey Carlos I de que iba al rescate de la nave Trinidad que  Fernando de Magallanes perdió en su intento de llegar a la “especería”.
En la bahía de  Zihuatanejo, el 31 de octubre de 1527 se botaron para la navegación las tres embarcaciones construidas en el astillero de   Zacatula, ahora municipio de la Unión, (la Florida, el Santiago y Espíritu Santo), para navegar en las aguas de la llamada Mar de Sur, en busca de la tierra de las especias y también de un navío extraviado.
En aquel viaje propiciado por Hernán Cortés sólo la Florida, embarcación en la que viajaba Álvaro Saavedra, llegó a las islas Molucas en Filipinas,  en el mismo mes de octubre pero de 1528.
Fue esta gran empresa la que descubrió la ruta de la Nao de China, también conocida como el Galeón de Manila, mismo que dio pie al comercio mundial desde nuestro continente.
Durante 250 años que transcurrieron desde ése hecho hasta la época de  la independencia, 110 galeones surcaron los mares en el comercio marítimo que marcó a la economía local de los guerrerenses, convirtiendo al puerto de Acapulco en el destino cosmopolita que conocemos.
Zihuatanejo en cambio, todo ese tiempo solo mantuvo su importancia para la navegación como puerto de abrigo, porque sus bellezas naturales apenas hace menos de medio siglo que se aprovechan turísticamente y de manera estacional y temporal, aunque la llamada temporada alta, con la crisis y el drama nacional devino turismo regional de fin de semana porque el extranjero ha encontrado en el mundo mejores destinos, salvo los fieles canadienses que el viernes comenzaron a llegar en vuelos charter desde Calgary.
Ahora estamos en plena temporada baja porque baja el turismo, baja  la pesca y los desempleados se refugian en el comercio informal donde coinciden con los consumidores sin dinero, por eso todos aprovechan festividades como el Día de Muertos cuando el mercado se desborda con los puestos de flores de cempasúchitl, coronas, pan y calabazas, invadiendo las calles y buscando los magros beneficios que deja la secuela de muertes violentas y la creciente familia de deudos.

Félix Salgado, acierto y
desconcierto

La designación de Félix Salgado Macedonio como coordinador estatal de organización de Morena ha sido un acierto para quienes piensan que en las elecciones hay que competir para ganar.
Contra todos los defectos que se le cuenten, Félix sigue presente en el ánimo de muchos guerrerenses que compartieron las vicisitudes  de la lucha democrática de 1988. Se supone que fue eso lo que mostró la encuesta que deja de lado las pretensiones de Amilcar Sandoval, Marcial Rodríguez y César Núnez para representar al estado en el Senado de la República, los cuales han mostrado la generosidad y disciplina que muchos quisieran ver en los aspirantes de los demás partidos.
El acierto de Morena al ofrecer la candidatura al Senado de quien fuera el primer diputado guerrerense del Frente Democrático Nacional y luego presidente municipal de Acapulco se puede medir por el escozor que ha provocado el anuncio en las redes sociales donde la generalizada respuesta negativa por su designación manifiesta igualmente la popularidad de la que goza.
El desconcierto mayor se está dando en la dirigencia del partido que Félix dirigió porque saben los estragos que su eventual candidatura puede causar en el ánimo de la base perredista que va quedándose sin sus dirigentes históricos.
La candidatura de Félix Salgado, más allá de nuestras antipatías, se antoja la más eficaz iniciativa para ganar el voto perredista guerrerense a favor de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.

El FCM en la encuesta

En la encuesta de opinión levantada por la empresa Parametría, dada a conocer por Animal Político, la publicación digital, el 26 de octubre pasado, se da cuenta de que el 13 por ciento de los entrevistados está a favor del Frente Ciudadano por México, mientras que el 41 por ciento se manifestó en contra, porque los partidos que lo integran “solo quieren ganar elecciones”.
Una conclusión al respecto plantea que a pesar de que no alcanza ser mayoría la opinión favorable a la coalición del PAN, PRD y MC, es muy amplia la cobertura alcanzada en tan poco tiempo de haberse constituido.
Otros datos relevantes de la encuesta refieren que el 37 por ciento de los entrevistados creen que el Frente se creó para ganarle al PRI en las elecciones, el 31 por ciento piensa que es para ganar todas las elecciones posibles y el 19 por ciento  para ganarle a Morena.

La colecta de firmas

?Conforme al reporte del INE, al 31 de octubre del presente año se han registrado 252 mil firmas de apoyo para los candidatos independientes a la presidencia, el Senado y al Congreso federal.
Para la presidencia encabezan la colecta Margarita Zavala con poco más de 44 mil firmas que representan el 5 por ciento del total requerido, seguida por Jaime Rodríguez Calderón con poco más de 28 mil, que representan el 3 por ciento; después sigue María de Jesús Patricio con poco más de 14 mil, que representan menos del 2 por ciento de las requeridas.
En cuarto lugar aparece nuestro paisano Armando Ríos Piter con poco más de 10 mil firmas que apenas rebasan el uno por ciento del total requerido.
En términos generales podemos decir que hasta el 31 de noviembre los aspirantes han agotado 15 días del plazo para recabar el porcentaje de firmas requeridas cuya meta fatal es el 12 de febrero. Les restan cien días de 8 mil firmas en promedio  para cumplir la hazaña.