EL-SUR

Sábado 04 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

El regreso de la chupasangre

Humberto Musacchio

Septiembre 11, 2017

Reapareció la siniestra y anticonstitucional Comisión Calificadora de Publicaciones Impresas y Revistas Ilustradas dependiente de la Secretaría de Gobernación, que otra vez se adjudica la función de suprema censora. Ahora el intento de coartar la libertad de expresión se dirige a Cáñamo, revista que hace un esfuerzo por educar en torno al cannabis, un producto de amplísimo consumo en México y en el mundo, que tiene sus bondades y sus riesgos y lo mejor es que la legión de consumidores conozca las características de la yerba. Lamentablemente, con un gobierno que se maneja como una estrella más de la llamada Unión Americana, por instrucciones de Washington en México se gastan cantidades exorbitantes en el combate al cultivo y comercio de la mariguana. Pero ocurre que mientras acá mueren mexicanos por esa guerra absurda contra las drogas –Felipe Calderón se despachó a 100 mil paisanos y el actual gobierno federal ya rompió ese récord–, la mitad de los estados gringos ya legalizaron la mota bajo diversas modalidades.

Cáñamo, víctima de la Segob

La inquisitorial Comisión Califica-dora declaró que es ilícito tanto el título como el contenido de la revista Cáñamo, que para el chato criterio de Gobernación tan vez debería llamarse Mamá Juanita, Mary Popins o Verdura Pura y no abordar en sus páginas nada que contribuya a la formación y difusión de una cultura específica, sino, tal vez, vidas de santos, ejercicios de yoga o clases de tejido. Consecuencia de la censura de Gobernación es que se multe y incluso arreste hasta por 15 días a “los que dirigen, editan, publican, distribuyen y venden” la revista y que se prohíba el uso del título de Cáñamo. Por supuesto, los editores solicitaron amparo ante el juzgado décimo tercero en materia administrativa de la Ciudad de México, donde por fortuna hay un juez honrado y valiente que al oscurantismo de Bucareli opuso lo dispuesto por la Carta Magna: la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a estar suficientemente informados. Falta ahora que un tribunal colegiado confirme la anticonstitucionalidad de la arbitraria medida dispuesta por la Comisión de marras, instrumento del gobierno federal para impedir la libre circulación de las ideas.

Monreal quita espacio cultural

A Ricardo Monreal le llueve sobre mojado. No fue candidato de Morena al gobierno capitalino porque el dedazo de Andrés Manuel López Obrador favoreció a Claudia Sheinbaum. Ahora es el diputado local Alfonso Suárez del Real, también morenista, quien le demanda que la Capilla Británica, que el zacatecano entregó a la Iglesia católica, vuelva a ser usada para los fines culturales que se establecieron en el convenio del 5 de noviembre de 1970, entre el embajador del Reino Unido y el entonces regente del Distrito Federal. La capilla sirvió a la difusión cultural hasta que en febrero del año pasado Monreal la puso en manos de la Mitra, en un acto indudablemente piadoso, pero impropio de una autoridad republicana que por si fuera poco se dice juarista.

Distinción a Andrés Roemer

En octubre de 2016, la Cancillería destituyó groseramente a Andrés Roemer como embajador ante la UNESCO por negarse a aprobar un proyecto de resolución ahistórico, contrario al interés de un país con el que México tiene buenas relaciones y ajeno a nuestra mejor política exterior, esa que ya se olvidó del todo en este sexenio. Pues bien, a manera de revancha, ahora la propia UNESCO lo nombró Embajador de Buena Voluntad para el Cambio Social y el Libre Intercambio de Conocimiento (Goodwill Ambassador for Societal Change and the Free Flow of Knowledge), título que han recibido, entre otros, Nelson Mandela, Plácido Domingo, Zaha Hadid, Renzo Piano y Yehudi Menuhin. Ni más ni menos.

Christopher y Alfonso Cuarón

El Colegio Nacional anunció que el escritor Christopher Domín-guez y el cineasta Alfonso Cuarón fueron elegidos como nuevos miembros de esa institución que nunca recibió al inmenso Juan Rulfo. Pero qué bueno que se relajen las normas de ingreso y que ahora sea más fácil ocupar una de las sillas de ese cuerpo constituido en el sexenio de Manuel Ávila Camacho. No sobra decir que quien elaboró el proyecto para integrar esa corporación fue don Alejandro Gómez Arias y que los primeros 15 miembros fueron Diego Rivera, José Clemente Orozco, Alfonso Reyes, Mariano Azuela, Carlos e Ignacio Chávez, Enrique González Martínez, José Vasconcelos, Alfonso Caso, el biólogo Isaac Ochoterena, el geólogo Ezequiel Ordóñez, Manuel Sandoval Vallarta, el oftalmólogo Manuel Uribe Troncoso y hasta Ezequiel A. Chávez y Antonio Caso.

Breviario…

Carne y arena, “instalación de realidad virtual” de Alejandro González Iñárritu y Emmanuel Lubezki, se estrena mañana a las 12 del día en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, con la presencia de Enrique Graue y Miguel Ángel Mancera. Por razones técnicas, ese día no habrá acceso a la instalación. @@@ Después de siete años de intensa actividad, Sandra Licona dejó el Departamento de Comunicación del Fondo de Cultura Económica por “una decisión personal” para “seguir nuevos derroteros”. Ahora está en la UAM.