EL-SUR

Viernes 21 de Enero de 2022

Guerrero, México

Opinión

El tapado

Jorge Camacho Peñaloza

Septiembre 10, 2021

Hace algunas semanas escribí un artículo que se publicó en El Universal sobre lo que el presidente de México adelantó al dar el banderazo de salida a los que, según él, son los aspirantes o los posibles candidatos a la Presidencia de la República. Destapó a una retahíla de nombres de cara a la sucesión presidencial. Y ahí estuvieron los que ya hemos escuchado que quieren, y algunos que no sabíamos siquiera que podrían figurar para el cargo.
En ese artículo centré mi planteamiento en algunos puntos que quiero destacar. Primero debo hacer notar que la actual administración sigue haciendo lo mismo que hacían los gobiernos de la vieja guardia, se sigue hablando de nombres y se sigue jugando al tapado, es algo que los priistas hacían muy bien, que los panistas nunca pudieron siquiera igualar y que los de Morena, encabezados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, han superado por mucho.
Los antecedentes de los tapados y los destapes se daba uno o máximo dos años antes de las elecciones, entendiendo que las campañas eran eternas, duraban meses y mayormente servían para dar a conocer lo ya acordado. En esta ocasión y con tanta anticipación, considero que el inquilino de Palacio Nacional está jugando una estrategia nueva, para regresar a la misma de sus antecesores priistas. Hoy destapa a algunos por su nombre, deja a algunos que se destapen solos y guarda su mejor carta para el último minuto. Así nos va a sorprender.
Segundo: no es que los que no han sido nombrados no tengan ganas de que su nombre aparezca, es que la prudencia exige otra actitud. Y dije que entre los tapados había un nombre que presiento va a jugar en la final, a la hora que las emociones lleguen al punto de ebullición. Lázaro Cárdenas, coordinador de asesores del Presidente, nieto de don Lázaro, hijo de Cuauhtémoc quien de momento no ha dicho esta boca es mía. Y, sin embargo, por familia e historia personal podría ser un firme candidato a ese destape que lo tapa todo.
Y debo decir algo adicional: creo que a Guerrero, Michoacán, Oaxaca y a los estados en general del sur-sureste del país, les haría muy bien si se concreta este planteamiento.
En El Universal escribí: “Lázaro Cárdenas es discreto, no hace ruido, no levanta olas, no aparece con ese servilismo que genera dudas y rechazos que se resumen en la fórmula “Presiden-te… misión cumplida”, que es lo mismo que decir “todo está por cumplir”.
Quien cumple la misión de presidente y viejo priista es Andrés Manuel, al mantener fuera de la mirada de los mexicanos a Lázaro Cárdenas. En realidad, Cárdenas se antoja un prospecto más interesante que los otros precandidatos que ya han comenzado su campaña. La decisión del candidato será del Presidente, no de las encuestas ni de las alternativas que se le ocurran a Monreal.
Lázaro Cárdenas es muy cercano al presidente, integrante de su círculo más estrecho, cuya candidatura no está empañada porque coordine a un ejército de asesores que no asesoran nada. Pero esta condición no empaña sus posibilidades, al contrario, las aumenta. Está claro que Lázaro Cárdenas ha asumido perfectamente que el único asesoramiento que necesita Andrés Manuel es ninguno y por eso a su prdencia añade cautela. Y motivo por el que ahora mismo quizás esté mejor posicionado que cualquiera de los nombres enlistados por el Presidente en diferentes mañaneras. Al tiempo lo veremos.
Hoy reafirmo mi pensar pues al hacer nuevas valoraciones de lo que sucede en el día a día, voy cayendo en cuenta que será muy importante para la sucesión un tema fundamental: el de las capacidades. Ahí, no tengo duda que los destapados no van a poder con el paquete que se les va a heredar.
Así pues, el destape de destapes aún está por venir, y en esa lista ya dada a conocer, lo interesante será ver los nombres que están escritos con tinta blanca.
Vuela, vuela palomita, y ve y dile a los paisanos calentanos y a esos que conocen bien lo que sucedió con el Tata Lázaro y la cuenca del Balsas, que si los astros se ali-nean, será tiempo de renacer de entre las brasas. Ajúmala calentano.