EL-SUR

Martes 30 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

El título de Frausto

Humberto Musacchio

Enero 13, 2020

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

Humberto Musacchio

El título de Frausto

A fines de 2018, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, obtuvo la licenciatura en Derecho por la UNAM, institución que clasificó como confidencial el expediente de titulación de la señora, aunque un año después el Comité Universitario de Transparencia, de acuerdo con la propia Frausto, lo desclasificó parcialmente, pese a lo cual no permite que se conozca el trabajo que presentó la hoy funcionaria para obtener el respectivo cartón, porque según las autoridades de la UNAM, “no se advierte un interés público para su difusión, incluso cualquier pronunciamiento en relación a dicha información, debe mantenerse en el ámbito de la esfera privada de su titular”. El escamoteo de tales datos a la ciudadanía se basa en el artículo 21 de la Ley General de Protección de Datos Profesionales en Posesión de Sujetos Obligados, norma redactada con las pezuñas y aprobada por el Congreso con fecha 26 de enero de 2017, la que protege sobre todo a los funcionarios públicos que suelen aparecer como algo que no son. Así, por ejemplo, no es posible saber si una tesis profesional o un “trabajo final” son plagiados. Es una vergüenza.

Más del Zapata Gay

Le fue mal a AMLO en Anene-cuilco, donde estuvo hace una semana. Lo esperaba un grupo de manifestantes que lanzaron gritos de “¡Fuera!” y otras lindezas. Jorge Zapata, descendiente del Caudillo del Sur declaró: “Es un cinismo venir a la cuna del general Zapata manteniendo la exposición de la porquería de pintura que están exhibiendo en Bellas Artes. Es una ofensa para todo el campesinado de Morelos”. Pues sí, porque un deber del Estado es promover el respeto a los héroes, pero en este caso la sección gay de la exposición denigra a Zapata, somete su figura al escarnio público y, para colmo, en el malhadado cuadro el Caudillo aparece envuelto en un listón con los colores nacionales, lo que implica una grosera violación a la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, que en su artículo 56 dice que las contravenciones a la ley “que impliquen desacato o falta de respeto a los Símbolos Patrios, se castigarán, según su gravedad y la condición del infractor, con multa hasta por el equivalente a doscientas cincuenta veces el salario mínimo o con arresto hasta por treinta y seis horas”. Así o más claro.

Recuento de pérdidas

A fines de diciembre murió el poeta infrarrealista Darío Galicia (DF 1953), quien figura como Ernesto San Epifanio en la novela Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño. Colaboró en publicaciones literarias, fue incluido por Gabriel Zaid en su Asamblea de poetas jóvenes de México y escribió los poemarios Historias cinematográficas y La ciencia de la tristeza. Ya en enero perdimos a Sergio Fernández (Cd. de México 1926-2020), doctor en letras españolas por la UNAM, donde fue un profesor respetado y querido. Autor de ensayos vigorosos sobre las letras españolas de ambos lados del Atlántico, en 1968 apareció su novela Los peces que nos entusiasmó a quienes nos asomábamos al mundillo intelectual. Casi dos décadas después salió Los desfiguros de mi corazón, otra novela que causó impacto en círculos reducidos pero influyentes. Se mantuvo alejado de las glorias efímeras que proporcionan los reflectores, pero su grandeza era conocida y reconocida. Otra muy sensible baja fue la de Nacho Toscano, promotor cultural, director de Bellas Artes, impulsor de jóvenes talentos, bailarín de excepción y hombre bueno y generoso que tuvo multitud de amigos en el ámbito intelectual. Lo extrañaremos. Apenas el sábado, nos dejó Ángel Goded, arquitecto y urbanista que optó por ser camarógrafo. Filmó con Paul Leduc, Felipe Cazals y otros directores notables películas como María de mi corazón, Frida, naturaleza viva, Barroco o In God we Trust y obtuvo dos veces el Ariel. Nuestro pésame a los Goded.

Medalla Francisco Toledo

La Comisión “de Cultura” de la Cámara de Diputados propuso crear la Medalla Francisco Toledo, lo que aprobó el pleno y hasta se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 18 de diciembre del año pasado. Pero todo se hizo sin consultar a la familia y ahora los hijos del artista, Natalia, Laureana, Jerónimo, Sara y Benjamín, así como la viuda, Trine Ellitsgaard, se oponen a que la presea lleve el nombre del inmenso Toledo, quien no gustaba de tales homenajes. Como es obvio, los “representantes populares” quisieron pararse el cuello usufructuando el nombre de una gloria nacional cuya vida y obra desconocen.

Breviario…

Mañana celebraremos el centenario del nacimiento del inigualable Chava Flores, autor de La tertulia, La interesada, El gato viudo y sobre todo la famosísima La Bartola. @@@ La palabra rejego no aparece en el lexicón de la Madre Academia ni en el Diccionario del español de México preparado por el Colmex, con Luis Fernando Lara a la cabeza. Sí figura el término en el Diccionario de uso del español, de María Moliner, quien lo tomó, es de suponerse, del Diccionario de mejicanismos (con jota) de Francisco J. Santamaría. @@@ Circula en internet el siguiente diálogo escuchado en una librería: ¿Tiene libros sobre la fatiga? No, están agotados.