EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Elección presidencial en Francia

Marcial Rodríguez Saldaña

Abril 26, 2007

El domingo pasado se realizó la primera vuelta para elegir al nuevo presidente de la
república francesa. El modelo electoral francés, el rejuego político y los resultados son
interesantes para los estudiosos de las elecciones; de los 44.5 millones de electores que
integran el padrón francés, un alto porcentaje –el 83.78 por ciento– acudió a las urnas, lo
que refleja la mayor participación ciudadana en los últimos 20 años.
1.- Los franceses son los creadores del sistema electoral a dos vueltas (ballotage), que
consiste en que un candidato necesita obtener al menos el 50 por ciento más un voto del
total de sufragios emitidos en la primera vuelta para ganar una elección; en caso de no ser
así, los dos candidatos que obtienen mayor votación participan en una segunda vuelta. El
sistema se aplica tanto en la elección de Presidente de la República como en la de
diputados.
2.- La diferencia fundamental de este modelo de segunda vuelta, con los sistemas de
mayoría relativa (sistema anglosajón) en donde en una sola ronda el candidato que obtiene
mayoría de votos gana, consiste en que el candidato electo obtiene una representación con
mayor legitimidad; en cambio, en el sistema de mayoría relativa se puede ganar una
elección con bajo porcentaje de votos, menos de la mitad de los electores.
3.- El sistema de dos vueltas se aplica actualmente en la elección presidencial en muchos
países de Europa, como Portugal, Austria, Bulgaria, Finlandia, Croacia, Polonia,
Eslovaquia, Macedonia, Serbia, Lituania, Rumania, Armenia, Montenegro; en algunos de
África como Malí y Congo; y en la mayoría en América Latina: Bolivia, Brasil, Chile,
Colombia, República Dominicana, Guatemala, Perú, El Salvador, Uruguay, Argentina,
Ecuador, Costa Rica y Nicaragua, con algunas modalidades en cuanto al porcentaje de
votos como en éstos dos últimos donde se exige un umbral fijo de 40 y 45 por ciento de los
votos respectivamente para evitar la segunda vuelta.
4.- Las tendencias ideológicas, políticas y electorales de los franceses se han acentuado
después de la segunda guerra mundial en tres grandes bloques: la derecha, la izquierda y
el centro; con grupos o movimientos marginales de extrema izquierda y derecha. Después
de la renuncia del líder Charles de Gaulle en 1969, la Presidencia de la República ha
oscilado entre la derecha con Geoges Pompidou de 1969 a 1974; Valéry Giscard
D`Estaing (centro derecha) de 1974 a 1981; François Miterrand de 1981 a 1995 (izquierda,
Partido Socialista Francés) y Jacques Chirac de 1995 a 2007 (derecha).
5.- Los agrupamientos políticos se han expresado dentro de la izquierda en el Partido
Socialista Francés (PSF) y el Partido Comunista (PCF); la extrema izquierda en la
organización Lucha Obrera (LO) y la Liga Comunista Revolucionaria (LCR); el
centro-derecha en la Unión por la Democracia Francesa (UDF); la extrema derecha se
identifica en el Frente Nacional (FN), con una escisión del Movimiento Nacional
Republicano (MNR) y la derecha en partidos que se han cambiado de nombre según el
líder del momento: Unión por la Nueva República (UNR) de Charles de Gaulle;
Reunificación
por la República (RPR), Unión por la Mayoría Presidencial (UMP) de Jacques Chirac y la
Unión por un Movimiento Popular (UMP) bajo el liderazgo de Nicolás Zarkosy, y el
Movimiento por Francia (MPF).
6.- La clase política francesa está hecha de liderazgos muy fuertes con duración de
periodos muy largos; por ello es que normalmente los líderes de cada partido son
postulados como candidatos a la elección presidencial; formalmente no se requiere ser
postulado por un partido político para competir en la elección presidencial, sino el apoyo de
500 firmas de representantes populares, senadores, diputados, consejeros generales,
regionales y municipales.
7.- El periodo de duración del presidente de Francia a partir de que se empieza a elegir
mediante voto universal en 1965 era de siete años con reelección indefinida, por ello
Miterrand duró como presidente 14 años; sin embargo, en el año 2000 mediante un
referéndum se redujo a cinco años con reelección ilimitada, así Jacques Chirac tuvo un
periodo de siete años de 1995 al 2002 y una reelección del 2002 al 2007.
8.- En la primera vuelta presidencial del 2007, los principales contendientes en términos de
porcentaje de votos han sido: Nicolas Zarcozy (31.17%), derechista del partido Unión por un
Movimiento Popular, apoyado por el actual presidente Jacques Chirac, quien renunció a
postularse para un tercer mandato; Segolène Royal (25.87%) del Partido Socialista
Francés; François Bayrou (18.57%) centrista del la Unión por la Democracia Francesa; y
Jean-Marie Le Pen (10.44%) del Frente Nacional (extrema derecha). Estos resultados
modifican en forma sustancial el mapa electoral de Francia después de la última elección
presidencial en el 2002, cuando sorpresivamente el candidato de la extrema derecha Jean
Marie Le Pen quien obtuvo el 16.86% de votos se coló a la segunda ronda electoral junto
con el derechista Jacques Chirac quien obtuvo el 19.98%, mandando al tercer lugar al
histórico Partido Socialista Francés con su candidato Lionel Jospin, quien sólo logró el
16.18%.
9.- El domingo 6 de mayo se realizará la segunda vuelta electoral, en la cual sólo
participarán los dos candidatos con mayor porcentaje de votos: Zarkozy por la derecha y
Royal por la izquierda. La clave del triunfo o la derrota está en las alianzas con los partidos y
candidatos eliminados; sin embargo se torna muy difícil, pues el candidato del tercer lugar,
François Bayrou, quien con su 18.57% podría inclinar la balanza hacia uno u otro lado, ha
dejado en libertad a sus simpatizantes y así lo harán la mayoría de los demás candidatos
perdedores, salvo Philippe de Villiers derechista quien obtuvo el 2.22% de votos que ha
llamado a sus electores a votar por Zarkozy. No hay votos cautivos, un elector de extrema
derecha no necesariamente vota en la segunda ronda por el candidato de la derecha y un
elector de extrema izquierda tampoco lo hará automáticamente por la candidata de la
izquierda.
10. Las encuestas para la segunda ronda dan una ligera ventaja a Zarcozy de 2 por ciento
sobre Segolène Royal; por lo tanto el juego está abierto; los dos candidatos van a la
conquista de los votos de los candidatos eliminados, los cuales se van a distribuir en
función de sus preferencias ideológicas y de las propuestas de campaña: el de la derecha
que ofrece orden y la de la izquierda que se compromete con una política social.
Los electores franceses tienen frente a sí una decisión política histórica; si votan en su
mayoría por Zarkozy habrán de prolongar al menos a 17 años sin alternancia a gobiernos
con políticas de derecha; si votan por Segolène Royal, elegirán por primera vez a una mujer
como jefa del Estado en Francia en sus épocas republicanas, y volverá el péndulo de la
alternancia, después de 12 años de gobierno de derecha, regresará la izquierda al poder.

[email protected]