EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Elecciones en Nicaragua

Marcial Rodríguez Saldaña

Noviembre 09, 2006

Las elecciones se arraigan como el método habitual para legitimar a los gobernantes en los cargos de representación política; por doquier los ciudadanos acuden a las urnas como un ritual para elegir a quienes temporalmente detentarán el poder, el uso de facultades legales, de aplicación de presupuestos, utilización de los recursos materiales del Estado, de nombramiento de la burocracia, de aprobación de las leyes, de procuración e impartición de la justicia.
1.- Nicaragua tiene una población de un poco más de 5 millones de habitantes de los cuales 3. 6 millones tienen derecho de votar, incluidos los jóvenes 16 años; cuenta con un 22.5 por ciento de analfabetismo y una tasa de desempleo de 22 por ciento.
2.- El pueblo de Nicaragua acaba de dar el domingo pasado una lección histórica. En 1979 el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) mediante una revolución armada derrocó al dictador Anastasio Somoza, pero fue sometido a una guerra promovida y financiada por Estados Unidos durante más de una década, lo que produjo atraso económico y miseria en el país, que obligó al FSLN a convocar a elecciones en 1990 donde perdió el poder presidencial.
3.- Estados Unidos nunca admitió un gobierno en Nicaragua como el del FSLN que no estuviera sometido a sus mandatos, por ello buscó por todos los medios a su alcance su derrocamiento incluida la contrarrevolución, contando para ello con la complicidad de los vecinos de Honduras, El Salvador y Costa Rica, violando todas las normas del derecho internacional; sin embargo, la perseverancia ha tenido sus resultados. Daniel Ortega uno de los líderes históricos del FSLN, se postuló en las dos elecciones presidenciales siguientes 1996 y 2001 las cuales perdió; pero en su cuarta postulación ha obtenido la victoria, aun en contra de la injerencia de Estados Unidos.
4.- El sistema electoral nicaragüense es muy peculiar, existe el formato de que haya dos vueltas en la elección presidencial, pero si uno de los contendientes obtiene más del 40 por ciento de los votos o el 35 por ciento con más de 5 por ciento de ventaja respecto del segundo lugar, es declarado vencedor. Según los datos del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua con el 91 por ciento de los votos computados, Daniel Ortega lleva el 38 por ciento de la votación y el segundo lugar lo ocupa el ex banquero Eduardo Montealegre candidato de grupos derechistas quien obtuvo el 29 por ciento de votos, diferencia considerada irreversible por los integrantes del Consejo Supremo Electoral.
5.- También los nicaragüenses eligieron diputados al Parlamento en donde de acuerdo con las tendencias el FSLN será la primera minoría, con lo cual se verá obligado a realizar alianzas para aprobar reformas a la Constitución; según los más recientes resultados electorales el FSLN obtendría 37 legisladores , 27 la alianza Liberal Nicaragüense, 22 el Partido Liberal Constitucionalista y 6 el Movimiento Renovador Sandinista (escisión del FSLN).
6.- El FSLN tiene la oportunidad histórica de hacer honor a la confianza que le han delegado los electores nicaragüenses, para llevar a cabo un programa de gobierno que atienda y resuelva los problemas fundamentales del país; esas loas de victoria de 1979, los cantos inspirados en la revolución y ahora el triunfo en las urnas comprometen al FSLN para hacer un buen gobierno.

[email protected]