EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Elecciones locales post-presidenciales

Marcial Rodríguez Saldaña

Junio 07, 2019

A un año de haberse realizado la elección presidencial del primero del junio de 2018, este domingo pasado se llevaron a cabo elecciones locales en cinco entidades de la república, cuyos resultados conviene analizar para ir midiendo el desarrollo de la configuración local del poder público y de los partidos políticos en México.
1.- Hubo dos gubernaturas en disputa, que fueron las de Baja California, en donde el Partido Acción Nacional había mantenido durante varios sexenios una hegemonía, desde 1989 que ganó la primera gubernatura como partido de oposición al PRI. En el caso de Puebla, a causa de una desgracia muy lamentable, por el fallecimiento de la gobernadora Martha Erika Alonso esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle, también acaecido en el mismo accidente, se tuvo que convocar a nuevas elecciones. Las dos gubernaturas fueron ganadas por el partido Morena, en el caso de Baja California con un margen muy amplio de dos a uno, además de lograr el triunfo en las dos ciudades más importantes como Mexicali y Tijuana así como todos los distritos electorales que conformarán el Congreso del Estado.
En el caso de Puebla obtuvo la victoria con una notable diferencia de más de 11 puntos, a pesar de que la elección del año pasado fue muy cerrada, tanto así que tuvo que resolverse en las instancias de jurisdicción electoral.
2.- En Aguascalientes se realizaron elecciones para ayuntamientos en donde el PAN confirmó su presencia electoral en el Estado al ganar la mayoría, sin embargo Morena obtuvo un número importante de votos alcanzando con 21 por ciento. En Durango la alianza del PAN con el PRD confirmó una mayoría al ganar 17 alcaldías, el PRI disminuyó su presencia electoral al obtener solo 15 municipios de 17 que tenía y Morena logró sus primeros dos ayuntamientos y un 17 por ciento de los votos. En Tamaulipas el PAN ratificó su fuerza electoral al obtener 21 de los 22 distritos electorales; el PRI que tenía seis diputaciones locales no ganó ninguna y su votación apenas alcanzó el 10 por ciento, en tanto que Morena aún cuando sólo gano una curul obtuvo un 28 por ciento de los sufragios. En Quintana Roo, cuyo gobierno estatal está en manos de la coalición PAN-PRD y en el Congreso el PRI era mayoría, ahora Morena ganó la mayoría de diputaciones –once distritos– el PRI solo obtuvo una curul y el PAN-PRD obtuvieron tres legisladores.
3.- Sobre el resultado de estas elecciones se han hecho ya algunas valoraciones, entre ellas que hubo una baja afluencia de electores respecto de la participación en la jornada del pasado primero de julio del 2018, sin embargo, hay que señalar que generalmente en la elección presidencial existe una mayor participación ciudadana y en todo caso, la baja asistencia de los electores así como la disminución de sus votos fue para todos los partidos políticos contendientes. Por otra parte, se ha tratado de vincular estas elecciones locales al ejercicio de gobierno federal del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, en donde los opositores señalan que ha hecho un mal gobierno, sin embargo si se tomara en cuenta esta variable dichas aseveraciones no serían correctas toda vez que los resultados indicarían lo contrario, es decir que los electores han hecho una excelente evaluación de estos primeros seis meses del gobierno de AMLO.
4. De acuerdo con los datos duros de estas elecciones locales tenemos como resultado que hay un descenso muy considerable de la presencia en espacios de poder del PRI y del PRD –quien mantiene a toda costa su alianza con el PAN–, que mantiene su fuerza notable en los estados de Aguascalientes y Tamaulipas y ya menos en Durango –por lo que se manifiesta como el partido opositor de mayor presencia política, y en el caso de Motrena tiene un avance muy considerable al ganar dos gubernaturas –Baja California y Puebla– que habían estado en poder del PAN. Algo muy significativo consiste en que disminuyeron en forma muy destacada las acusaciones de violación al voto libre de los ciudadanos, lo cual indica que estos procesos electorales se desarrollaron ya en un ambiente de equidad electoral como parte sustancial de un nuevo régimen político que tiene como parte de su esencia la consolidación democrática en la Cuarta Transformación de México.

marcialrodriguezsaldana.com