EL-SUR

Miércoles 12 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Elena, no conocida ya extrañada

Adán Ramírez Serret

Julio 07, 2017

El periodista Rafael Cabrera (México, 1983) coautor del libro La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto (Grijalbo, 2015) con el que obtuvo premios nacionales e internacionales, ha escrito una obra que no temo en llamar indispensable: Debo olvidar que existí. Retrato inédito de Elena Garro.
Cabrera cuenta que se interesó por primera vez por esta escritora durante la adolescencia, pues en una entrevista a la cantante Julieta Venegas, se enteró que había sido una gran influencia para ella. A partir de aquí comenzó la obsesión por Elena Garro. Por leerlo y saberlo todo sobre ella. Lo cual me parece que es completamente justificado, pues me atrevo a decir que al igual que Sor Juana Inés de la Cruz, fue la escritora una mujer enigmática y dura. Absolutamente apasionante.
Este retrato es, insisto, un documento imprescindible pues recupera, con los mejores elementos del periodismo, la figura de la dramaturga, novelista, cuentista, guionista y coreógrafa que fue Elena Garro (Puebla de los Ángeles, 1916-Cuernavaca 1998).
Es muy significativo para mí escribir una reseña sobre este libro, y en especial sobre esta autora, para este periódico; pues aunque Elena Garro nació en Puebla y vivió buena parte de su vida en Nueva York, París, la Ciudad de México y otras muchas ciudades, para ella siempre fue muy importante el estado de Guerrero. Invariablemente lo consideró una parte fundamental de sí misma. Al grado que fue activista en favor de grupos campesinos de este estado y conoció a profundidad a sus líderes.
En particular Iguala fue un lugar fundamental para ella, ya que su padre, a causa de una visión, llevó a su familia a vivir aquí y Garro pasó en este lugar su primera infancia. Fue importante al grado que aquí situó su novela más aclamada por la crítica, Los recuerdos de provenir. Escribe Rafael Cabrera: “Para Garro, esa novela fue su libro más autobiográfico, no porque ella apareciera sino porque los personajes y varias de las situaciones las vivió en Iguala… La novela narra las desventuras de un pueblo durante la Guerra Cristera… Así nació la novela que es considerada la semilla de uno de los movimientos literarios más importantes de América Latina, el ‘realismo mágico’”.
Justo con esto de ser una de las influencias más importantes, con esta novela, de García Márquez y otros del boom, podemos entrar de lleno al problema, al asunto que trata este libro: la mala fama de loca y por si fuera poco de traidora que sufrió Garro. Pues lejos de sentirse afortunada por ser influencia de estos grandes escritores, los despreciaba e insultaba.
Me parece que Cabrera toma de la mejor forma la cuestión, pues más allá de tomar algún partido (no se olvide que Garro fue esposa de Octavio Paz por más de veinte años), el autor no la hace ni víctima ni heroína, sino que como periodista indaga si los delirios de persecución y todo lo que se tachaba como vil mitomanía de Elena, eran eso. Y, con sorpresa y satisfacción, encuentra testigos y documentos que prueban que era verdad todo aquello por lo que era descalificada.
La línea argumental principal del libro se centra entre los años del 68 y el 72, periodo en el que Garro tuvo terribles errores pero también logró grandes cosas. Pues uno de sus errores más importantes fue culpar a los intelectuales de utilizar a los jóvenes en el movimiento estudiantil que tuvo un final sangriento; y el logro más importante, que la hizo vivir en la miseria y en el terror, fue hacerse una persona salvaje, completamente independiente.
Así, esta obra con documentos inéditos, purifica en muchos sentidos a una de las autoras más importantes en lengua española del siglo XX. Y podemos ver que no fue –como decía aquel desafortunado cintillo–, ni tan solo musa ni amante ni amiga de escritores como Octavio Paz o Adolfo Bioy Casares; sino una colega, una escritora imprescindible. Y como escribió Jorge Luis Borges sobre ella: “Elena, no conocida y ya extrañada”. Así que, a partir este libro, leamos a Elena Garro.
(Rafael Cabrera, Debo olvidar que existí. Retrato inédito de Elena Garro, México, Debate, 2017. 238 páginas).