EL-SUR

Martes 27 de Septiembre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Encuentro Nacional sobre Cambio Climático

Octavio Klimek Alcaraz

Septiembre 22, 2018

En estos días existe una gran efervescencia en materia de cambio climático, en buena parte del planeta se han realizado reuniones en este mes de septiembre, que van desde la Conferencia de la ONU en Bangkok para elaborar las directrices de aplicación del Acuerdo de París, hasta la de Cumbre Global de Acción Climática en San Francisco. Todo ello, como preámbulo de la 24 Conferencia de las Partes, a realizarse en Katowice, Polonia, el próximo diciembre.
No es para menos, conforme a la Sociedad Americana del Clima en su XXVIII Informe Anual del Estado del Clima de 2017 publicado en agosto de este año (https://www.ametsoc.net/sotc2017/SoC2017_ExecSumm.pdf). La concentración promedio mundial de CO2 en 2017 fue de 405 partes por millón, la más alta medida desde que se iniciaron los registros modernos hace 38 años, así como los registros de muestras de hielo desde hace 800 mil años. La temperatura combinada terrestre y oceánica mundial alcanzó un rango que va de 0.38-0.48 grados Celsius por encima del promedio 1981-2010. Se informa, que el 2017 es un año con la segunda o tercera temperatura mundial más cálida desde que los registros comenzaron a mediados y finales del siglo XIX. Existe el registro de que el aumento del nivel del mar alcanzó un nuevo máximo de alrededor los 7.7 cm respecto a 1993. Así, el nivel del mar está aumentando a una tasa promedio de 3.1 cm por década. En conclusión, todos los indicadores del cambio climático son graves.
Por ello, es oportuno conocer, que se está realizando en México en materia de cambio climático. Así, el pasado lunes 17 al jueves 20 de septiembre del presente año, se efectuó en la Ciudad de México el Tercer Encuentro Nacional México ante el Cambio Climático, organizado de manera fundamental por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), con el apoyo de diversas instituciones públicas, privadas y académicas. Como se señala en su página electrónica “el Encuentro Nacional es un espacio para tender puentes entre los diversos sectores de la sociedad y construir un diálogo sobre la situación actual, acciones y retos de México plasmados en la Sexta Comunicación Nacional de Cambio Climático, que en dicho evento fue presentada, y que de manera parcial en este texto, sólo se trata el tema de emisiones de gases de efecto invernadero y su mitigación, con los insumos de las presentaciones realizadas a continuación se expone (www.encuentronacional.cambioclimatico.gob.mx/)”.
Hay que recordar que, hasta ahora, México ha presentado cinco comunicaciones nacionales a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (1997, 2001, 2006, 2010 y 2012). El INECC tiene el mandato legal de integrar la información para dicha comunicación nacional.
Parte fundamental de dicha comunicación nacional es el Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero (INEGYCEI), que también integra el INECC. Dicho inventario de emisiones se realiza atendiendo las metodologías del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC). El primer inventario se realizó en 1996, y se ha actualizado media docena de veces.
En la última actualización del Inventario 2015, presentada en 2018, las emisiones de CO2e (bióxido de carbono equivalente) de México, derivadas del uso y quema de combustibles fósiles, representaron en 2015 el 1.33 por ciento de las emisiones mundiales, lo cual coloca al país en el lugar 13 a nivel internacional.
Se estima, además, que las emisiones per-cápita de México se ubicaron en 2015 en 3.61 ton CO2 por habitante, nivel que está por abajo del promedio mundial de 4.97 ton de CO2 por habitante. Asimismo, México tiene una intensidad de carbono 33.9 por ciento menor que el promedio internacional, en 2015 México presentó 204.89 ton de CO2/ PIB por paridad de poder de compra y el promedio mundial es de 310 ton de CO2/ PIB por paridad de poder de compra.
El total de emisiones para el citado año 2015, se contabilizó en 683 millones de toneladas de CO2e. También se contabilizaron 148 millones de toneladas de CO2e absorbidas en su mayoría por los ecosistemas forestales a través de la fotosíntesis. El balance neto entre emisiones y absorciones para el año 2015 fue en números redondos de 534 millones de toneladas de CO2e emitidas a la atmósfera. El gas más relevante que emite nuestro país es el bióxido de carbono con 72 por ciento de las emisiones, seguido del metano con 20 por ciento.
De manera general es el sector de la energía quien más emite gases de efecto invernadero con 480.9 millones de toneladas de CO2e (70.4 por ciento), le sigue el sector de la agricultura, ganadería, silvicultura y otros usos de la tierra con102.1 millones de toneladas de CO2e (14.9 por ciento), el sector de procesos industriales y uso de productos 54.1 millones de toneladas de CO2e (7.9 por ciento), y el sector de los residuos con 45.9 millones de toneladas de CO2e (6.7 por ciento).
Esto representa un incremento en las emisiones de 54 por ciento entre el año 1990 al 2015. En dicho periodo se calcula una tasa de crecimiento medio anual de emisiones del 1.7 por ciento. Por el contrario, se observa un decrecimiento de las emisiones en los últimos años, ya que entre los años 2010 al 2015 la tasa de crecimiento de emisiones fue sólo de 4 por ciento, con una tasa de crecimiento medio anual de emisiones fue solo de 0.8 por ciento.
Debe recordarse que México se comprometió en el 2016, en el marco del Acuerdo de París, a realizar acciones de mitigación como Contribuciones Nacionalmente Determinadas (CND), que tengan como resultado la reducción del 22 por ciento de sus emisiones de gases de efecto invernadero al año 2030, tomando en cuenta el escenario tendencial como línea base, lo cual significa una reducción de alrededor de 210 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente.
Hay que considerar, que aun cumpliéndose dicho compromiso el nivel de emisiones de gases de efecto invernadero en el 2030 sería equivalente al que se estima alcanzar hacia el 2019 (762 millones de toneladas de CO2e), y el pico máximo de emisiones se alcanzaría alrededor del 2026 (casi 900 millones de toneladas de CO2e).
Entre la información que ahora se presenta en la Sexta Comunicación, se estima que en el periodo 2013 a 2017, México ha reducido 70.23 millones de toneladas de CO2e, con respecto a la línea base del 2013, pero esto claramente no es suficiente.
Para atender el compromiso derivado del Acuerdo de París, la ruta de mitigación de las CND ha sido orientada a través de 30 medidas indicativas preliminares, distribuidas en ocho sectores de la economía nacional. El costo agregado de las treinta medidas sectoriales asciende a poco más de 126 mil millones de dólares de 2017, devengados a lo largo del periodo 2014-2030. De realizarse dicha inversión, se lograría una mitigación de 1,520 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente vis-à-vis un escenario de inacción ante el cambio climático durante el mismo periodo. Ahora bien, bajo un escenario de inacción de 2014 a 2030, bajo mismos patrones de consumo de energía y en consecuencia el deterioro ambiental de México, el costo sería mayor, de 143 mil millones de dólares. Esto es, 17 mil millones de dólares más caro y sin resolver nada. La conclusión sería entonces realizar la ruta de mitigación de las CND.
Conforme a los análisis de rentabilidad económica, los sectores que muestran mayor rentabilidad, en orden de prelación son: el eléctrico, el de transporte, el residencial y el comercial, ya que sus costos medios de mitigación son negativos o constituyen un ahorro. En contraste, los menos rentables son: petróleo y gas y el cambio de uso de suelo debido a que muestran costos medios positivos más altos. Ahora, lo que urge es trabajar de manera constante en invertir recursos en proyectos reales en esos sectores.
Esa son las tareas inmediatas del próximo gobierno federal implementar proyectos de mitigación de gases de efecto invernadero para cumplir con México y el mundo.