EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Evelyn ganó

Marcial Rodríguez Saldaña

Junio 10, 2021

 

Ha concluido la campaña para la elección de gobernador del estado de Guerrero, que por voluntad mayoritaria del pueblo ha decidido que sea Evelyn Salgado Pineda.
1.- La campaña de Morena por la gubernatura de Guerrero tuvo una multitud de obstáculos, ya que seis consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) y seis magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, despojaron de su candidatura a Félix Salgado Macedonio, lo cual impidió que durante varias semanas no se hiciera campaña, hasta sustituirlo por Evelyn Salgado, quien fue seleccionada mediante tres encuestas. Las semanas en que Morena no hizo campaña constituyeron una desventaja, puesto que en ese tiempo los adversarios sí pudieron realizar proselitismo electoral. Se tuvieron que hacer caravanas y un plantón en las oficinas del INE en la Ciudad de México y marchas en las ciudades de Chilpancingo y Acapulco, lo cual distrajo la campaña e impidió que en esos días se pudiese tener contacto directo con los electores. Además, no estuvimos en el primer debate, lo cual también imposibilitó para que ahí se expusieran nuestras propuestas de Programa de Gobierno.
2.- A pesar de estas adversidades, Evelyn desplegó en 29 días una campaña intensa, de propuestas para resolver los problemas de Guerrero, de sus regiones y municipios; mantuvo comunicación y contacto directo con la gente, a quien le cayó muy bien, por su frescura, por su juventud, por su chispa, además por que de vez en cuando cantaba y bailaba con la gente, desmitificando el formalismo de los políticos tradicionales, acartonados, ortodoxos, mientras ella se identificaba cada vez más y más con el pueblo.
Desde antes del inicio formal de la campaña por la gubernatura, todas las encuestas dieron siempre una amplia mayoría a Morena, lo cual siempre reconocieron, entre ellos el ex candidato del PRI-AN-PRD. La estrategia de ellos fue –con base en manuales y asesores para engañabobos, que cobran caro aunque sean traidores a su trayectoria política– decir que poco a poco se iban acercando, luego que ya habían empatado y ya casi al final engañas que habían rebasado.
3.- Durante la campaña, en distintas regiones del Estado, se repitieron por parte del PRI-PRD prácticas nocivas a la democracia, como la entrega de despensas, de distintos enseres domésticos; se inició la compra del voto, lo cual se incrementó el día de la jornada electoral; en algunos lugares no se pusieron mamparas para garantizar el voto secreto: se obligó por parte de grupos de la delincuencia organizada a algunos candidatos a renunciar, se amenazó a comisarios y a comunidades a que si no votaban por el PRI-PRD los iban a matar; se hostigó y amenazó a muchos candidatos de Morena; en otros lugares como en Pilcaya y Tetipac, fueron policías municipales de quienes eran candidatos del PRI-AN-PRD los que contaron los votos; en varios lugares se impidió que los representantes de Morena en las casillas estuvieran presentes en las mesas de recepción del voto.
A pesar de todas estas tropelías, el pueblo de Guerrero salió a votar el día de la jornada electoral y en su gran mayoría respaldó a Morena y a su candidata –hoy virtual gobernadora– Evelyn Salgado Pineda.
4.- Frente a esta decisión mayoritaria del pueblo de Guerrero, el ex candidato del PRI-AN-PRD, no sabe qué hacer. Durante la campaña electoral, siempre reconoció que estaba en desventaja; antes de la jornada electoral dijo que reconocía el trabajo de los funcionarios de casilla y de los consejeros del IEPC; el día de la elección, antes de que cerrara la votación en las urnas, expresó que había ganado; al día siguiente, su padrino político y creador de la coalición PRI-PAN-PRD les demandó públicamente reconocer con decoro su derrota; al siguiente día declaró que no sabía quién había ganado la elección; y ya de plano ayer se fue en contra de los funcionarios de casilla y de los consejeros electorales de quienes demandó su renuncia y planteó impugnar y pedir que se anule la elección.
Como vemos, la determinación popular de cambiar de régimen en Guerrero, trae muy atolondrado al ex candidato del PRI-AN-PRD; porque pedir la renuncia de los Consejeros del IEPC y la eventual anulación de la elección es un acto de extrema desesperación, toda vez que ello llevaría a una crisis política en Guerrero, lo que denota que pone en primer lugar una ambición de poder personal por la estabilidad y desarrollo del pueblo de Guerrero.
5.- Ayer comenzó el computo de las elecciones en los Consejos Distritales, que esperamos se realice con normalidad, el ex candidato del PRI pide se abran todos los paquetes electorales y se vuelvan a contar los votos que ya fueron contados en las mesas directivas de casilla –con lo cual desacredita esta etapa electoral y el trabajo de los funcionarios de casilla. La ley previene en qué casos deben abrirse los paquetes electorales con lo cual estamos de acuerdo, pero hacerlo en casos que no previene la ley sería violatorio del proceso electoral, lo cual sí podría llevar a anular la votación en esos paquetes.
Pretender –sólo por una ambición personal– anular la votación para la gubernatura, sería incitar a un conflicto, a una crisis político social y de ingobernabilidad en las próximas semanas y meses, que a nadie le conviene.
La política, las campañas políticas despiertan mucha pasión, pero una vez concluidas estas, debe llegar el momento de la madurez, de la reflexión serena, prudente y admitir el veredicto del pueblo, para que como lo ha dicho la virtual gobernadora Evelyn Salgado, pasar a la etapa de la reconciliación, de la unidad por el bien del pueblo de Guerrero.
Esperamos que el IEPC actúe a la altura de las circunstancias y el próximo domingo entregue la constancia de mayoría ya como gobernadora electa del Estado de Guerrero a Evelyn Salgado y comience la entrega recepción, la transición hacia la Cuarta Transformación en el estado.

marcialrodriguezsaldana.mx