EL-SUR

Sábado 04 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Falleció José Pascual Buxó

Humberto Musacchio

Julio 22, 2019

 

Nacido en España en 1930, fue traído a México al caer la República Española. Licenciado en letras hispánicas por la UNAM, donde se desempeñó como profesor e investigador, doctor en letras por la Universitá degli Studi di Urbino. Director de la Escuela de Letras de la Universidad Veracruzana (1957-58), director de la Escuela de Humanidades de la Universidad de Zulia, Venezuela (1963-66 y 1968) y director fundador del Centro de Investigaciones Bibliográficas de la Universidad Palafoxiana (1996-99). Dirigió la revista Ideas de México (1953-55) y colaboró en México en la Cultura y otras publicaciones. Preparó las Obras de Luis de Sandoval y Zapata, uno de los grandes poetas del virreinato, época a la José Pascual Buxó dedicó sus mejores esfuerzos intelectuales. Poeta él mismo, dejó sus producciones en media docena de libros que le han de sobrevivir. Fue uno de los muchos y generosos frutos del exilio español que enriquecieron la cultura mexicana.

Adiós a Octavio Bajonero

Nacido en 1940 en Charo, Michoacán, Octavio Bajonero, quien falleció la semana pasada en la Ciudad de México, estudió en la Academia de San Carlos y poco después se incorporó al Taller de Gráfica Popular. En 1969 fundó y dirigió el memorable Taller de Grabado del ex Molino de Santo Domingo, donde formó a numerosos artistas. Tres años antes dotó de un taller de grabado al Instituto Allende, en San Miguel Allende, Guanajuato, y desde 1974 fue profesor de la Escuela de Pintura y Escultura La Esmeralda, en la que ocupó el cargo de subdirector de 1982 a 1985. Participó en muestras colectivas en México, Francia y Gran Bretaña y expuso individualmente a partir de 1966. Asistió con su obra a las bienales de Cracovia, Polonia, y San Juan de Puerto Rico. En 1968 recibió el Primer Premio de Grabado en el tercer Concurso Nacional de Pintura, Grabado y Escultura del Instituto Nacional de la Juventud Mexicana.
Fue un personaje laborioso y capaz, pero siempre discreto.

Murió Gabriel Ponzanelli

Perteneció Gabriel Ponzanelli (1942-2019) a una dinastía de escultores fundada por su abuelo, el italiano Adolfo Octavio Ponzanelli, quien fue llamado por Adamo Boari para trabajar en el Palacio de Bellas Artes y decidió quedarse en México, donde trabajó en el monumento a los Niños Héroes del arquitecto Enrique Aragón y el escultor Ernesto Tamariz y en el de Álvaro Obregón de Enrique Aragón/Ignacio Asúnsolo. El hijo de Adolfo Octavio y padre de Gabriel fue otro escultor también llamado Octavio, a quien debemos cinco bustos que están en la calzada de los Compositores, esculturas de Rubén Darío y Agustín Lara así como de varios próceres nacionales. El ahora fallecido Gabriel deja los 15 bustos de poetas del Polyfórum Siqueiros y una buena cantidad de estatuas regadas por todo México y otros países. Algunas de sus obras, como los coyotes del jardín Hidalgo, de Coyoacán, fueron objeto de duras críticas y recientemente, ante la negativa del alcalde de Naucalpan a pagar por una obra, el escultor la retiró con gran aparato para vergüenza del munícipe.

En defensa de las élites

Escribió el siempre agudo Juan Domingo Argüelles (Confabulario, 13/VII/19), que “son las minorías (aquí y en todo el mundo) las que sostienen el valor de la cultura escrita y, con ello, las bibliotecas, las librerías y la industria editorial en toda su cadena productiva”. Agrega que “una cosa es que todas las personas tengan los mismos derechos, y otra muy diferente es que todas las personas tengan no sólo las mismas aptitudes y los mismos talentos, sino también los mismos intereses”. En apoyo de su aseveración cita a Alberto Manguel, quien señala que “Los lectores son una élite, pero una élite a la cual todo el mundo puede pertenecer”, si tiene aptitud y disciplina, precisa el poeta chiapaneco. De ahí que lo importante es que todo mundo tenga acceso a los libros. Agrega Juan Domingo que “las administraciones culturales, en todo el mundo, no hacen cultura, la administran o pretenden administrarla, aunque, en realidad, lo que deberían hacer, estrictamente, es apoyarla y difundirla, especialmente brindando iniciación, formación y libertad a los creadores, y formando públicos”. Los mejores embajadores de una nación –si-gue– “son sus artistas y sus escritores, sus exponentes de la cultura y el arte, sus próceres creadores e intelectuales, y no por cierto sus funcionarios ni sus políticos… en una sociedad sana, el mantenimiento de determinado nivel cultural beneficia no sólo a la clase encargada de mantenerlo, sino a toda la sociedad. ¡Y que no se le olvide al gobierno que el gobierno mismo es una élite!”

Breviario…

Murió el arquitecto argentino César Pelli, quien proyectó las celebérrimas Torres Petronas de Kuala Lumpur. En México son de su autoría las Torres Gemelas de Polanco, el hotel St. Regis, la Torre Mitikah, en construcción, y el Centro Cultural Universitario de Guadalajara, también inconcluso. @@@ Eniac Martínez, excelente fotógrafo, presentó su libro Basura, una severa crítica a la cultura del desperdicio a partir de una colección de gráficas tomadas en basureros.