EL-SUR

Martes 27 de Septiembre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Fertilizante de Ucrania

Héctor Manuel Popoca Boone

Marzo 19, 2022

 

¿Alguien ha visto a Vicente Suástegui Muñoz?

Fue en el año de 1991 cuando las Uniones de Ejidos del estado de Morelos y otras organizaciones campesinas de Guerrero y el Estado de México, decidieron importar fertilizante (sulfato de amonio) de otro país. El motivo principal fue la escasez nacional del producto y la volatilidad de los precios existentes del agroquímico en México donde la economía estaba sometida a una espiral inflacionaria y, por ende, la especulación monetaria estaba al orden del día.
La otrora empresa paraestatal federal, productora y comercializadora de fertilizantes, Fertimex, se privatizaba. Con eso marcaba su retiro del mercado, para darle paso a las empresas particulares, mismas que por su naturaleza vendían de contado el insumo agrícola a los productores rurales. Ante eso, las organizaciones campesinas de Morelos formaron su empresa integradora para la comercialización de fertilizantes: “Empresa de Solidaridad Revolución del Sur, S.A.” (Escarsur) y las de Guerrero, se aglutinaron en torno al “Corredor Comercial Agrope-cuario, S.A.”
Importar directamente fertilizante no era cosa fácil. Sólo podían hacerlo las grandes empresas que tenían personal capacitado en la tramitología comercial especializada; sobre todo, para fincar formalmente la adquisición al proveedor internacional, el flete de transportación marítima y la introducción legal del producto al país cuando el barco atracara en el puerto de Veracruz.
Después venía la descarga a granel y su traslado directo a espuelas de ferrocarril y de éstas a los camiones, que llevarían el fertilizante a las bodegas de los productores en los estados de Morelos y Guerrero, para ser envasado. En estos lares, lo realizaron las organizaciones económicas rurales: “Mantis Religiosa”, en Tlapa y “Sanzekan Tinemi”, en Chilapa.
La operación de importación requería de compañeros técnicos al servicio completo de los campesinos, que mantuvieran permanente contacto comercial con: a) las empresas proveedoras foráneas; b) con las instituciones financieras que posibilitaran la transacción, mediante la expedición de cartas de crédito, para asegurar precio fijo y cantidad de producto, con la debida antelación; los arreglos con el personal de la aduana de Veracruz y con las obligadas agencias aduanales; c) la contratación del sindicato de estibadores del puerto, para las maniobras de carga y descarga.
Para esa complicada responsabilidad, las organizaciones campesinas designaron, entre otros, al siempre estimado compañero de afanes rurales, Juan Henderson Schaefer y a Jorge Melo Bahena. Ellos iniciaron su labor haciendo un estudio de la situación del mercado internacional de fertilizantes. Los resultados obtenidos indicaban que una empresa fabricante de la República de Ucrania, brindaba las mejores condiciones y los precios más competitivos de venta internacional.
Juan y Jorge contactaron a los representantes comerciales en México de las fábricas de ese país de Europa del Este; acordaron precio y monto de adquisición, habiéndose firmado los contratos correspondientes. Las organizaciones campesinas trajeron al país dos barcos con 22 mil toneladas para beneficiar 100 mil hectáreas estimadas en total. El respaldo financiero para la compra del fertilizante fue otorgado por la banca oficial y privada. El aval solidario lo extendió el gobierno del estado de Morelos y quedaron como garantías de arraigo los activos fijos (bodegas y maquinaria) que poseía Escarsur.
A nivel nacional, fue la primera vez que organizaciones económicas campesinas realizaban directamente una importación de fertilizantes; misma que les permito abatir el costo de adquisición en no menos de un 40 por ciento en relación al precio prevaleciente en el mercado nacional.

PD1. El descuajaringado gabinete de trabajo de la gobernadora, Evelyn Salgado Pineda, muestra ya en algunas áreas su poca eficacia para dar buenos resultados en la atención y solución de ingentes problemas que enfrenta el pueblo de Guerrero.
PD2. La causa es haber integrado el equipo gubernamental como botín de triunfo electoral, para beneficio de las amistades, compadrazgos, y toda clase de incondicionales del “papá incómodo” de la gobernadora.
PD3. Esperemos que ya no sigan estirando tanto el link de atención popular, porque lo van a reventar. Esa fue la lección que dejo la protesta magisterial recién pasada. Hay que aprender a escuchar y atender toda problemática social, en tiempo y forma.

[email protected]