EL-SUR

Sábado 25 de Junio de 2022

Guerrero, México

Opinión

Frida en manos ajenas

Humberto Musacchio

Diciembre 13, 2021

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

 

Escandaloso e ilegal es el fallo de un juez de lo civil, para quien los derechos por el uso de la imagen de Frida Kahlo son de un firma extranjera y no, como se supondría, del Banco de México, a quien Diego Rivera, ya viudo y heredero de la artista, mediante un fideicomiso designó representante legal para el cobro de derechos por el uso de la obra y la imagen de ambos creadores. Pese a lo anterior, en 2005 Isolda Pinedo Kahlo, sobrina de Frida, vendió los derechos para explotar la obra e imagen de su tía, a lo que siguió un largo litigio que ahora, de un plumazo, un juez cierra otorgando los derechos a una empresa constituida en Panamá, pero con base en Estados Unidos, con el venezolano Carlos Dorado como presidente, según informa Alondra Flores Soto (La Jornada, 12/XII/21). Como no se puede esperar una respuesta eficaz de la Secretaría de Cultura, cabe esperar que el Banco de México actúe jurídicamente en torno al caso. Lo que está en juego es patrimonio nacional.

Sin solución en el CIDE

El jueves debía celebrarse una reunión de los estudiantes del CIDE con la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, quien la canceló. Se dijo que el encuentro se realizaría al dia siguiente, pero no ocurrió así. La funcionaria acusó a los estudiantes de haber faltado a la cita, pero lo cierto es que los muchachos acudieron a las oficinas del Conacyt, pero no fueron invitados a ingresar para la entrevista. Mientras tanto, José Antonio Romero Tellaeche, el director impuesto, mantiene su rechazo a las comisiones dictaminadoras y ahora, para colmo, no hizo el pago a los profesores, lo que exhibe una actitud de sabotaje a toda posibilidad de arreglo. La prepotencia exhibida frente al conflicto es incomprensible, pues en varias universidades públicas hay una inconformidad manifiesta y estudiantes de varias instituciones han mostrado su solidaridad con los alumnos del CIDE, lo que augura un conflicto de grandes proporciones o una huega de larga duración, como la de Notimex, donde el gobierno federal sigue respaldando a los enemigos del sindicato de esa agencia de noticias.

Condenas y linchamientos

Tras cada condena presidencial al trabajo de los periodistas –escribió el colega Rogelio Hernández– se desata en redes sociales una lluvia de denuestos contra los aludidos. En octubre de 2018, AMLO felicitó a Carmen Aristegui por “hacer periodismo libre para bien de la libertad de expresión”, pero hace unos días, por el terrible delito de ejercer esa libertad, condenó a la admirable comunicadora por “engañar como paladina de la libre expresión y ser parte del grupo conservador”. Como resultado de la condena presidencial, se ha desatado una oleada de mensajes difamatorios y circula un libelo que pretende “degradar en lo personal y hasta en lo familiar” a la muy respetable colega. Cabe preguntar si lo que sigue son las agresiones físicas, el linchamiento incluso, contra quienes se atrevan a disentir del actual gobierno, cuyo titular, a fin de cuentas poco o ningún beneficio sacará de estos siniestros episodios.

Gabriel Chávez de la Mora

La semana pasada, Gabriel Chávez de la Mora recibió el Premio Nacional de Arquitectura de manos del presidente López Obrador, a quien le pidió que no se recorte más el presupuesto destinado a la protección, restauro, reconstrucción o mantenimiento de edificios que forman parte del patrimonio cultural. Tapatío nacido en 1929, estudió las carreras de ingeniería y arquitectura en la Universidad de Guadalajara cuando ganó el concurso para levantar el Monumento a la Bandera en la capital jalisciense. Ya titulado tomó los hábitos en la orden benedictina, lo que tal vez explica que gran parte de su obra sea de carácter religioso, como la capilla del monasterio de Santa María de la Resurrección, de Cuernavaca; la capilla ecuménica La Paz, de Acapulco; o la parroquia de Nuestra Señora de las Bugambilias, de Zapopan. Con don Pedro Ramírez Vázquez trabajó en varios proyectos, como la Catedral de Ciudad Nezahualcóyotl o la Capilla Guadalupana de El Vaticano. Con el mismo Ramírez Vázquez y José Luis Benlliure realizó el proyecto de la nueva Basílica de Guadalupe. De modo, pues, que se trata de una vida productiva, plena de bellas realizaciones.

Cien años de radio en la Cdmx

En su más reciente libro, Fernando Mejía Barquera vuelve sobre sus obsesiones y nos ofrece El soundtrack de la vida cotidiana. Cien años de radio y música popular en la ciudad de México 1921-2020 (Ed. UNAM, 2021), con prólogo de Virginia Medina Ávila. El comunicólogo despliega en estas páginas su conocimiento de los medios y de sus protagonistas, pero lo hace en el contexto cultural de las diversas épocas que comprende su trabajo y nos muestra a un pueblo que comparte su gusto por las grandes figuras artísticas, por los ritmos de moda en cada momento, las canciones exitosas y el papel de los medios sonoros para incorporar al escucha en el placer auditivo. Todo encuadrado en un sesudo estudio sociológico realizado con el rigor, el gusto y la sapiencia de Mejía Barquera, maestro indiscutible de quienes lo leemos y admiramos.