EL-SUR

Jueves 26 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Opinión

G-Bosques

Octavio Klimek Alcaraz

Octubre 08, 2005

El pasado 22 de septiembre se llevó a cabo la primera presentación pública del grupo G-Bosques en la Casa Universitaria de la colonia Roma, en la ciudad de México.

El motivo fue dar a conocer el documento Hacia una estrategia de protección de los recursos forestales mexicanos basada en el manejo forestal comunitario. El grupo G-Bosques está integrado por las 14 principales organizaciones de productores forestales y organizaciones no gubernamentales del país relacionadas con el tema del medio ambiente y los recursos naturales.

Por la importancia del mencionado documento, quisiera hacer una síntesis de su contenido. En especial, se hace “un llamado urgente a la sociedad, al gobierno y a quienes aspiran a gobernar a partir de 2007 para que, juntos construyamos una nueva estrategia que logre frenar el acelerado deterioro de nuestros bosques y permita revertir la tendencia que ha significado la pérdida de áreas forestales durante un prolongado periodo de tiempo, lo cual ha profundizado el empobrecimiento de muchas comunidades rurales”.

Se señala también que “quienes integramos G-Bosques estamos convencidos de que es necesario un cambio de rumbo en la política forestal del país que permita hacer extensivas las prácticas de manejo forestal sostenible en todas las comunidades dueñas de terrenos forestales. Es decir, diseñar y poner en práctica una política forestal basada en el esquema de manejo forestal comunitario”.

Posteriormente, en el documento se presentan diversos aspectos del sector forestal, de manera textual y resumida, entre otros son:

México tiene cerca de 56 millones de hectáreas de bosques y selvas, y los programas de apoyo sólo cubren el 13 por ciento de esta superficie.

En la actualidad sólo el 12 por ciento de la superficie forestal nacional cuenta con programas de manejo; así que el 88 por ciento de los terrenos forestales se encuentran sin instrumentos de planificación.

La producción forestal maderable sufre una alarmante caída de más del 22 por ciento desde 1998.

En los últimos siete años el déficit de la balanza comercial forestal ha crecido de manera constante y alarmante hasta llegar a los 4 mil millones de dólares.

No se perciben avances en la solución de los problemas estructurales más importantes del sector, como son la descentralización de funciones, la capacitación, la construcción y el mantenimiento de caminos y los aspectos de la comercialización.

Las instituciones gubernamentales no registran ni procesan información acerca de las superficies forestales que se encuentran bajo esquemas de manejo forestal.

La toma de decisiones sobre la gestión de los recursos forestales, restringe la participación de las instancias locales integradas democráticamente.

La Comisión Nacional Forestal sólo rinde cuentas al gobierno central y no existen los procedimientos necesarios para favorecer la participación de los gobiernos locales y organizaciones de productores.

La propuesta del G-Bosques para enfrentar el crítico panorama forestal es resumida en los siguientes 12 puntos:

1.–Considerar prioritarios y estratégicos el tema forestal y el manejo de los bosques.

2.–Contar con un sistema de seguimiento de indicadores.

3.–Transformar el Sistema de Información Forestal actual.

4.–Impulsar la participación social en los procesos de la toma de decisiones.

5.–Prioridad a las comunidades forestales menos favorecidas.

6.–Fortalecimiento de la gestión forestal comunitaria.

7.–Mayor participación de las organizaciones regionales en la planeación, ejecución y evaluación de los programas de apoyo.

8.–Reconocer y dar voz y voto a los dueños de terrenos forestales en los Consejos de Cuencas.

9.–Impulsar la corresponsabilidad para el buen manejo de las cuencas hidrológicas entre proveedores y usuarios de los servicios ambientales.

10.–Fortalecer a las regiones forestales marginales.

11.–Frenar la tala ilegal ampliando atribuciones a diversas instancias.

12.–Transferir funciones y recursos a las instancias locales.

Quisiera señalar, que el gobierno de Guerrero no debe de esperar hasta el nuevo gobierno federal para impulsar buena parte de estas propuestas y otras que en diversos foros forestales han sido señaladas en particular para la entidad.

P.D. Tras el revés electoral del PRD en Chilpancingo, hay que hacer una profunda autocrítica todos los actores involucrados. Seguramente, los candidatos somos en buena parte responsables de no alcanzar el triunfo electoral. En esencia, no logramos comunicar, que somos diferentes y una alternativa real a los que siempre ahí han gobernado. Lo que no se puede aceptar, es que la gente no fue a votar por nosotros, como el 6 de febrero, por falta solo de propuesta nuestra. Por eso, tenemos que trabajar más, y corregir si es necesario, el rumbo todos los actores políticos relacionados con el PRD y Chilpancingo, para devolver la esperanza de una vida buena a mis paisanos.