EL-SUR

Sábado 20 de Julio de 2024

Guerrero, México

Opinión

Guerrero en la encrucijada

Arturo Martínez Núñez

Abril 13, 2021

Una vez más Guerrero, que de acuerdo con el censo de población del Inegi 2020, representa tan solo el 2.8 por ciento de la población nacional, vuelve a estar en el centro del debate político nacional e internacional. Dos hechos dominan la conversación: el conflicto preelectoral que mantiene privado a los guerrerenses de sus candidaturas, y por el otro lado el resurgimiento de un grupo de niños armados en la zona de la Montaña baja.
Guerrero, lo hemos dicho en diversas ocasiones, no puede verse como una entidad más; no puede ser tratado como una cifra más, como una estadística más. Guerrero es una entidad federativa que por sus características agrestes en lo orográfico y de tremendas complejidades socioeconómicas, políticas y culturales provocadas por distintas causas, es una fuente permanente de conflicto y de inestabilidad.
El problema legal que tiene en vilo la elección estatal tiene que ser resuelto a la brevedad. Un tecnicismo leguleyo no puede poner en riesgo la estabilidad no solo de Guerrero sino de gran parte del país. Las leyes y las normas deben de ser respetadas y si se incumplen, se debe de castigar, pero siempre bajo el elemental principio de la proporcionalidad. No se puede cancelar el registro y negar la participación política, el sagrado y constitucional derecho a votar y ser votado, por el –asumiendo sin conceder– incumplimiento de la presentación de un informe que además en todo caso le correspondía cumplir al partido y no al aspirante. A los que participamos en el proceso de selección interna de Morena, nunca nadie nos indicó que debíamos de reportar gastos de precampaña. Más aun, en el colmo de la hipocresía y la simulación, ni el INE ni el IEPC han dicho ni dijeron ni pío de los cientos o miles de espectaculares, lonas y microperforados que desde hace meses inundan el territorio guerrerense, anunciando falsas entrevistas en programas inexistentes y revistas de circulación marginal a decenas de aspirantes, suspirantes y advenedizos de todos los colores y tendencias políticas. Esa lluvia de falsa propaganda para las autoridades electorales simplemente no existió porque no se denunció y la única queja que se denunció fue ignorada y desechada tanto por el IEPC como por el Tribunal Electoral que no vieron lo que miraban sus ojos.
Ahora Guerrero, el INE, el Tribunal Electoral y todo México estamos en la encrucijada. En este merequetengue en que nos metió la derecha que no se atreve a dar la cara y quiere arrebatar en la mesa lo que no puede ganar en las urnas.
Nos roban nuestros derechos para acto seguido acusarnos de violentos. Nos sacan tarjetas amarillas por faltas inexistentes mientras ellos rebasan descaradamente los topes de campaña. Nos agreden desde sus salones de plenos y luego nos acusan de subversivos. Por eso Andrés Manuel López Obrador algún día les dijo “Al diablo con SUS instituciones” lo que ellos y ahí maquinaria mediática transformaron en “Al diablo con LAS instituciones”.
Nuestro movimiento es y siempre ha sido pacífico. El plantón que se mantiene fuera del INE ni siquiera obstruye el tránsito de vehículos sobre la lateral del periférico. No se ha roto ni se romperá un solo vidrio.
No somos iguales: ellos saquearon al país mientras juraban respetar la Constitución y las leyes que de ella emanan. Ellos violaron los derechos humanos de los pueblos mientras creaban comisiones a modo. Ellos presumían educación y títulos en las mejores escuelas del mundo mientras nosotros nos doctorábamos en marchas y plantones.
Al final la gente supo reconocer y ponerse del lado correcto de la historia. Hoy recurren a opinadores disfrazados de payasos, payasos disfrazados de politólogos, politólogos disfrazados de comunicadores y comunicadores chayoteros disfrazados de periodistas. Pero ya se les acabó. El INE y el Tribunal Electoral deben de transformarse en árbitros imparciales no en intérpretes de la ley. Quieren imponer sanciones por rebasar gastos? Que se vengan a dar una vuelta a Guerrero para que vean los espectaculares que pululan por nuestras ciudades. Quieren expulsar al mejor jugador solo porque dicen que no entregó a tiempo su afiliación al árbitro?
Ni Guerrero ni México queremos mas violencia. El respeto al derecho ajeno es la paz.
Saquen las manos de Guerrero, dejen que seamos los guerrerenses los que decidamos en libertad quién será nuestro próximo gobernador.
No le busquen protuberancias a las serpientes ni le rasquen las gónadas al macho bovino. No despierten al Guerrero Bronco.
Señoras y señores consejeros del INE: aun están a tiempo. Recapaciten. Hagan justicia y castiguen si hay que castigar pero con proporción y mesura. Dejen que la bola ruede y que el partido se desarrolle con imparcialidad. Si no sacaron las tarjetas amarillas desde el principio no las quieran sacar casi al medio tiempo. Ustedes serán los responsables si la grada se enciende. Ustedes serán los responsables si hay disturbios entre aficionados. Ustedes serán los responsables del desastre si se empecinan en hacer cumplir reglamentos secundarios antes que en hacer justicia. La historia los juzgará.