EL-SUR

Sábado 18 de Mayo de 2024

Guerrero, México

Opinión

¿Hacia dónde va Francia?

Gaspard Estrada

Abril 06, 2022

El próximo domingo los franceses irán a las urnas para elegir a su próximo presidente de la República. Y de la misma manera que en 2017, las encuestas dan cuenta de una incertidumbre real frente al segundo turno de la elección. Hace cinco años, Emmanuel Macron, Marine Le Pen, François Fillon y Jean-Luc Mélenchon, se encontraban estadísticamente empatados. Ahora, se trata de una disputa entre Emmanuel Macron, Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon, teniendo en cuenta que los candidatos de extrema derecha, Eric Zemmour, y de derecha republicana, Valérie Pécresse, dejaron de crecer hace más de un mes, y ahora se encuentran por debajo del 10 por ciento de intención de voto (y sin hablar de los candidatos del Partido Socialista, Anne Hidalgo, y del Partido Comunista, Fabien Roussel, cuyas candidaturas se encuentran en el margen de error de las encuestas públicas).
El problema, hoy, es que la dinámica electoral del presidente saliente va a la baja desde hace un par de semanas. Si a principios de marzo, el viento era favorable al presidente saliente –en buena medida, debido al inicio de la invasión de Ucrania por Rusia, lo que generó una gran inquietud en la sociedad francesa–, unos días más tarde, la situación cambió radicalmente. La mayoría de las encuestas muestran que a partir del lanzamiento oficial de la campaña de reelección del presidente Macron, una parte de los electores de centro izquierda y de izquierda socialdemócrata que expresaban su voluntad de votar por el actual jefe del ejecutivo, han cambiado de idea. Si bien esta fuga de electores se mantiene localizada en una franja especifica del electorado, la tendencia a la baja de Macron a poco menos de una semana de la primera vuelta electoral es de muy mal augurio para la segunda vuelta, que comenzará el lunes próximo.
Frente a Macron, las candidaturas de Marine Le Pen y de Jean-Luc Mélenchon están a la alza, aunque con niveles diferentes de evolución. En el caso de Marine Le Pen, el crecimiento ha sido constante y robusto, en particular en el seno de los electorados de Eric Zemmour y Valérie Pécresse. En efecto, desde hace varios años la candidata de extrema derecha ha hecho todo lo posible para cambiar la imagen radical de su partido y centrarse en otros asuntos, en particular en el tema del poder de compra de los franceses, y de la carestía de la vida. En este sentido, la campaña presidencial en curso le ha permitido lograr este objetivo. El poder de compra se ha vuelto la principal preocupación de los franceses durante esta campaña, por encima de la política de lucha contra el terrorismo, la inmigración, las temáticas ligadas a la pandemia o inclusive a la guerra en Ucrania. Por otro lado, la irrupción inesperada de Eric Zemmour en el juego político a mediados de año pasado también ha contribuido a “centrar” y “humanizar” la imagen de la lideresa de extrema derecha, de tal forma que el saldo de imagen de esa candidata ha mejorado significativamente durante la campaña: su tasa de rechazo pasó del 68 por ciento en septiembre de 2021, al 50 por ciento a principios del mes de abril. Solo así, es posible explicar cómo a pesar de mantener una serie de propuestas abiertamente radicales y contrarias al espíritu republicano, Marine Le Pen haya rebasado el 20 por ciento de los votos en la mayoría de las encuestas a cinco días de la primera vuelta. Y todo indica que continuará creciendo en los próximos días.
Por su lado, el antiguo dirigente del Partido Socialista y hoy líder del movimiento Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, también tiene el viento en popa en las encuestas, aunque de manera más difusa. Lo más preocupante en la situación actual es saber qué pasará a partir del próximo lunes 11, cuando arranque la segunda vuelta. En dado caso que las encuestas muestren un escenario cerrado entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen, el futuro de Francia y de la Unión Europea estará en entredicho. Esperemos que no suceda.

* Director Ejecutivo del Obser-vatorio Político de América Latina y el Caribe (OPALC), con sede en París

Twitter: @Gaspard_Estrada