EL-SUR

Martes 07 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Hay estatuas que ofenden

Humberto Musacchio

Septiembre 13, 2021

LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS

El monumento a Cristóbal Colón es una ofensa a los pueblos originarios de América, pues se apoderó de sus territorios y les impuso un régimen de terror absoluto. Alguien dice que el navegante genovés era una buena persona y que no tiene la culpa de lo que vino después, como la matanza de hombres, mujeres y niños, pero lo cierto es que él mismo contribuyó en forma determinante al genocidio de los indios del Caribe, donde era un poderoso terrateniente, dueño de esclavos que eran marcados con hierro candente y podían ser torturados de múltiples formas o asesinados por cualquier falta. Desde luego, tales procedimientos contra la población nativa eran inherentes a todo proceso de conquista, pero a estas alturas no cabe rendir honores a quienes los practicaban ni al que es un altísimo representante de aquellos hechos monstruosos. El mejor lugar para preservar y exhibir el monumento de marras sería un museo del horror colonialista.

¿Un bodrio en Reforma?

Para sustituir el conjunto escultórico que ocupaba la glorieta que fue de Colón, obra del francés Henri Charles Cordier, se encomendó a un tal Pedro Reyes que hiciera una representación de la mujer indígena, la que, curiosamente, el desconocido escultor ya tenía en su taller, lista para ser entregada a domicilio o colocada donde se lo indicaran. En París, Cordier fue artista oficial del Museo Nacional de Historia y una autoridad en escultura etnográfica. Para sustituir su obra, lo procedente es que se convoque a un concurso y se integre un jurado con reconocidas autoridades en materia estética, histórica y urbanística y que sean éstas las que decidan qué pieza o conjunto, con el tema de la mujer indígena y por supuesto de alto valor artístico, debe ocupar un sitio público de tanta importancia.

Aportaciones estéticas

Pedro Reyes (DF, 1972) se presenta como escultor, arquitecto, curador, artista visual, dibujante, performancero y realizador de teatro, en suma, un “artista con personalidad múltiple”, un “artista mexicano con gran reconocimiento internacional” (modestamente), a quien no le apena decir que “las esculturas más aburridas son las que más se parecen al cuerpo humano” y que “los peores escultores son los que representan al cuerpo con más precisión”, sí, como Miguel Ángel o Rodin. El sitio de internet Arte Informado explica (es un decir) que “sus proyectos –los de don Pedrito– se desarrollan en el campo de la investigación entre una comprensión socialmente configurada (!!!) de la arquitectura, la dimensión sensual y simbólica de la escultura y una postura decididamente política que adopta una posición radicalmente humanista y marxista”, posición que no le impidió aceptar la Medalla de las Artes de esa reconocida institución cultural que es el Departamento de Estado de Estados Unidos. En fin, que estamos ante un nuevo Leonardo.

Que Sanborns ejerce censura

Durante el Hay Festival, Santiago Roncagliolo declaró que Sanborns se había negado a vender su libro más reciente Y líbranos del mal, obra que trata del fanatismo religioso y la pederastia dentro de la Iglesia Católica, pero que la gente (se supone que sus indignados lectores) hizo tal escándalo que la firma de los Slim dobló las manos y ya se puede adquirir el texto del peruano en la principal cadena de tiendas-restaurantes. También Daniel Krauze y Liliana Blum dijeron que sus obras han sido rechazadas por la misma empresa, aunque no se reveló quién es el Torquemada que selecciona aquello que la gente no debe leer.

Homenaje a Clementina Otero

Hoy, en su vigésimo quinto aniversario luctuoso, se inicia el ciclo de homenaje a la legendaria Clementina Otero, primera actriz del Teatro de Ulises, gran dama de los Contemporáneos y funcionaria del INBA por muchos años. La cita es a las 18 horas en la bellísima Casa Rivas Mercado, de la calle de Héroes (a media cuadra de Mina), en la colonia Guerrero. El martes 21 hablarán de la diva figuras de la danza como Nellie Happee, Gladiola Orozco, Graciela Henríquez y Viviana Basanta; el miércoles 22 don Ignacio López Tarso dictará una conferencia sobre la actriz; el martes 28 los ponentes serán Estela Leñero, Beatriz Maupomé y Marinela Barrios Otero, hija de doña Clementina; el miércoles 29 Luisa Huertas, Martha Ofelia Galindo, Virginia Gutiérrez y Jorge Domínguez Cerdá tratarán sobre la gran figura del teatro y el jueves 30 se cierra el ciclo con intervenciones de Gerardo Estrada, Ana Lilia Cepeda, Ana Kuri Fierro y las hermanas Maticlem y Marinela Barrios Otero. Allá nos vemos.

Breviario…

La Galería José María Velasco, de avenida Peralvillo 55, celebra sus primeros sesenta años de fructífera existencia con la exposición Intersticios, del fotógrafo Federico Gama, muestra que llama a rechazar el racismo y el clasismo. @@@ Y se nos fueron Enrique González Pedrero, académico, escritor y político, y el gran Tino Contreras, el mexicano que naturalizó el jazz entre nosotros. @@@ Miriam Rosario González y Gabriel Hernández Negrete son los nuevos directores de la Academia de la Danza Mexicana y de la Escuela Nacional de Arte Teatral. Ojalá puedan limpiar esos planteles de los depredadores sexuales.