EL-SUR

Martes 24 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Opinión

¡Hoy no te bañas!

Héctor Manuel Popoca Boone

Abril 08, 2017

Con sumo repudio al artero asesinato de la periodista Miroslava Breach

De acuerdo al artículo 115 de la Constitución federal, los municipios tendrán bajo su responsabilidad el proporcionar al pueblo los servicios públicos básicos, principalmente: 1) Agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de las aguas residuales. 2) Limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos (basura). 3) Seguridad pública, en los términos del artículo 21 constitucional. 4) Policía municipal y tránsito. 5) Alumbrado público.
En Acapulco y Chilpancingo, buena parte de sus gobernantes municipales han demostrado ser transgresores permanentes de ese precepto constitucional. Para botón, diremos que el suministro de agua a la ciudad de Chilpancingo llegó a su límite. No es problema de ductos, redes ni de tuberías. Sencillamente ya no hay agua de dónde abastecerse, trasladarla y distribuirla. Tan es así que el ex director del organismo encargado de ese vital servicio público, aseveró que desde hace 19 años no llega un litro adicional a la atribulada ciudad. Ese grave y descomunal problema, ha sido ocasionado por la falta de previsión de los consecutivos gobiernos municipales, encabezados por políticos corruptos e ineptos, en su inmensa mayoría. De ahí la inclinación de la ciudadanía para que llegue al poder un reivindicador de causas populares, tan seriamente vulneradas por tanto tiempo. Seguro que habrá voto de castigo en 2018.
La escasez de agua es severa en tiempos de estiaje. La mayoría del pueblo clama por ella, aunque se la proporcionen arcillosa. Un estudio de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH) indica que 105 mil habitantes carecen de ella. Integran el 67 por ciento de habitantes de 400 colonias deficitarias, obligadas a obtenerla mediante pipas o de pozos artesianos. Algunas, de la parte alta de la cañada, carecen totalmente de infraestructura, no nada más para recibir agua sino también de drenaje sanitario.
Así como en la Ciudad de México se estableció el programa obligatorio “Hoy no circula” (ante el colapso del tráfico vehicular y por la consecuente alta contaminación atmosférica); ahora, en “la tierra de las avispas” tendremos que establecer el programa, “Hoy no te bañas” (ante el colapsado sistema de dotación de agua). Por eso propongo que los residentes de casas que tengan numeración impar, no se bañen los martes y jueves. Y los que tengamos numeración par, no lo hagamos los miércoles y viernes. Solamente así podemos mantener bajo control la crisis de agua citadina, sin desarrollar mayor capacidad de resistencia dromedaria.
Si a eso le agregamos que estamos siempre con el problema latente de ahogarnos en basura, tendremos que resignarnos a que nos tilden de mugrosos y apestosos. Pero nos lo merecemos. Por ser tan indolentes; por aguantar tanto tiempo a una mayoría de gobernantes municipales ineptos y corruptos que nos llevaron a tan lamentable situación. Actuaron impunemente, con falta de transparencia; saquearon el presupuesto de operación e inversión de la CAPACH y nunca rindieron cuentas honestas, ocasionando que en la actualidad los resultados sean desastrosos, con calamitosas consecuencias para algunas zonas de esta sedienta ciudad.

PD1. La primera sesión del comité estatal anticorrupción y de transparencia fue realizada en lo oscurito. ¡Uf!
PD2. Felicito a la regidora Gloria Sierra por negarse a aprobar el presupuesto 2017 del Ayuntamiento de Acapulco por estar configurado con imperfecciones.
PD3. A más de un año y meses de iniciada la presente administración estatal, el “maestro incómodo” del gobernador, mantiene obturado el cabal cumplimiento de la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a favor de la familia victimizada por las muertes de la joven mujer indígena, Brígida Campos García y de su bebé; al tenor de negligencias médicas en el hospital de Copala. Prontamente la CNDH solicitará al Senado de la República la comparecencia del gobernador Astudillo para que explique las razones de dicha falta. ¡Uf! ¡Uf!