EL-SUR

Sábado 01 de Octubre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Independencias varias

Ana Cecilia Terrazas

Septiembre 19, 2020

AMERIZAJE

Este 2020 se antoja, sin perder el ánimo tricolor, recuperar el clamor de otras luchas por independencias.
La primera es la resumida en Una habitación propia, texto de Virginia Woolf, autora británica de fines de siglo XIX, quien murió antes de la mitad del XX abriendo toda una brecha emancipatoria para el feminismo de hoy.
Woolf centra el deslinde de las mujeres respecto de los hombres en términos prácticos, concretos: tener una casa no significa estar apegada o depender de un hombre; espacio para vivir no es ni debe ser más el sinónimo de tener un marido o un tutor.
Para la célebre autora, la autonomía de la mujer es fundamental si se quiere pensar en igualdad. Recuperar esa independencia pasa por tener en dónde vivir sin que esto signifique estar adherida a nadie.
Hacia el final de ese texto, escrito a manera de ensayo para una serie de conferencias en 1929, el año de la depresión económica y prácticamente a un siglo del presente, remata Woolf:
“…Porque yo creo que si vivimos aproximadamente otro siglo –me refiero a la vida común, que es la vida verdadera, no a las pequeñas vidas separadas que vivimos como individuos– y si cada una de nosotras tiene quinientas libras al año y una habitación propia; si nos hemos acostumbrado a la libertad y tenemos el valor de escribir exactamente lo que pensamos; si nos evadimos un poco de la sala de estar común y vemos a los seres humanos no siempre desde el punto de vista de su relación entre ellos, sino de su relación con la realidad; si además vemos el cielo y los árboles, o lo que sea, en sí mismos; si tratamos de ver más allá del coco de Milton, porque ningún humano debería limitar su visión; si nos enfrentamos con el hecho, porque es un hecho, de que no tenemos ningún brazo al que aferrarnos, sino que estamos solas, y de que estamos relacionadas con el mundo de la realidad y no sólo con el mundo de los hombres y las mujeres, entonces llegará la oportunidad y la poetisa muerta que fue la hermana de Shakespeare recobrará el cuerpo del que tan a menudo se ha despojado…*.
Segunda independencia conmemorada aquí. También de factura relativamente reciente está la libertad de expresión inscrita poco antes de la mitad del siglo pasado en el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
El terreno en donde se cimienta la libertad de expresión, derivada del derecho humano a informar, es justamente la independencia editorial de medios, plataformas, países, familias, sociedades, cultura.
Esta independencia suele estar amenazada por autoritarismos desde el poder, la familia o la sociedad y su cultura; intereses comerciales; intereses políticos; convicciones atribuibles a alguna religión; la posibilidad de hablar y ser escuchado; la salud mental y física que se tenga; el acceso o no a medios de difusión.
La importancia de la independencia editorial no solamente corresponde a la reservada para todos los derechos humanos, sino que la democracia está aparejada de buena y constructiva manera con la libertad de expresión.
Rastrear el origen de la próxima independencia a mencionar resulta muy complejo ya que se trata de la independencia ideológica.
Retomando en todo este último segmento el ensayo La única tradición materialista de Louis Althusser (1985), la ideología como sistema de relaciones sociales o bien cohesiona o desagrega fatalmente.
Sin la posibilidad de cuestionar, criticar o por lo menos sospechar de la ideología en turno, la de moda, la impuesta, continuamos alimentando ilusiones masivas y metas finales inamovibles.
Asimismo, el camino a construir para lograr metas ideológicas, es por definición fijo o inflexible y demanda ser nutrido de subjetividades (Althusser dice también de transferencias y contratransferencias) con poco margen para cambio alguno:
“…lo propio de toda ideología es no sólo alimentar a sus actores y a las masas populares de ilusiones masivas, sino además y sobre todo no hacerles sentir su peso…”. **
Así, en este septiembre permítaseme unir los gritos por habitaciones propias; por más voces libres y siempre respetadas, así como por pensamientos desideologizados para toda persona humana.

*http://biblio3.url.edu.gt/Libros/wilde/habitacion.pdf

**https://bibliotecasefi.wordpress.com/2012/02/09/althusser-louis-la-unica-tradicion-materialista/