EL-SUR

Lunes 26 de Septiembre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Ingobernable y especulando sobre El Chapo

Jorge G. Castañeda

Enero 11, 2016

Las peripecias del Chapo suscitan gran cantidad de reflexiones, chismes y especulaciones, ninguna de ellas más fundadas que las demás. Para contribuir a la confusión, agrego las siguientes.
La nueva serie de Kate del Castillo, Ingobernable, de Netflix, donde la actriz protagoniza a una primera dama mexicana, dice mucho en su título. ¿Como se gobierna a un país donde los sectores más globalizados y modernos –los de redes sociales– no le creen nada al Estado, y en cambio creen las mayores imbecilidades imaginables sobre lo que sucede en México y en el mundo (El Chapo sigue libre, nunca se fugó, está muerto, fue para distraer la atención, para contrarrestar la devaluación del peso, nunca fue capturado, etc.)?
¿Como se gobierna a un país en el que dos presidentes (Calderón y Peña) declaran y libran una guerra para la cual deben prescindir de los mínimos dispositivos tangibles y abstractos que todo Estado necesita para ello? Como se gobierna a un país donde sus tres predecesores no libran esa guerra, pero a uno también se le fuga El Chapo (Fox), a otro su zar antidrogas resulta narco (Zedillo), y al tercero su Elliott Ness estrella (González Calderoni) es narco también (Salinas)?
¿Cómo se gobierna a un país donde durante siete meses miles de policías, marinos y soldados buscan en vano a un prófugo, y dos actores (ciertamente de renombre) no sólo lo encuentran y se reúnen con él, sino que comparten su información con sus editores, sus productores, sus abogados y sus amigos? ¿Cómo se gobierna a un país donde el lugarteniente del prófugo (o socio a partes iguales, según Sean Penn), se toma fotos con el director de una revista mexicana y casi diez años más tarde el Mayo Zambada no ha aparecido? ¿Cómo se gobierna a un país donde por no extraditar al Chapo, éste se fuga (o por cacarear la intención de extraditarlo, antes de hacerlo), y luego el procurador adversario de la extradición es premiado, primero con una secretaría de Estado, luego (se dice) con una embajada, y después, su sustituta toma la decisión diametralmente opuesta, sin ofrecer mayor explicación?
Extiendo la especulación. Quiero suponer que el gobierno de Estados Unidos sabía desde tiempo atrás que Penn y Del Castillo estaban en contacto con El Chapo, y compartieron esa información en algún momento con las autoridades mexicanas. Quiero suponer que éstas sabían que al día siguiente de la recaptura del Chapo aparecería el reportaje de Rolling Stone y que nos relatarán en los próximos días que gracias al seguimiento de ambos países a ambos actores cayó El Chapo. Y que le daremos el Águila Azteca al amigo de Hugo Chávez.