EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

José Manuel Zamacona

Marcial Rodríguez Saldaña

Julio 08, 2021

Tenemos un dolor, un dolor en el alma, sólo las palabras tristes que en nuestra mente vivirán, consuelan la tristeza que se anida en nuestros corazones.

1.-Zamacona es el ejemplo más nítido de la cultura del esfuerzo y del éxito. Nació en San Luis San Pedro, Guerrero, y en medio de enormes adversidades cultivó una voz extraordinaria para interpretar múltiples canciones –Palabras tristes, Pero te vas a arrepentir, Lástima de amor, Rosas blancas, Inolvidable amor, Perdón por tus lágrimas, Ni tu amigo ni tu amante, Con el alma en la mano, Te amo, Amiga casualidad, Frente a frente, Títere, Díganle, Dos cartas y una flor, Lágrimas frente al mar, Me falta tu presencia, Desde hoy, Nadie sabe lo que tiene, Un dolor, Olvídame, Si no me querías, Siempre en mi mente, Soy yo, Tu presa fácil, Te juro que te amo, Casas de cartón, Qué pena me das, No puedo olvidarla, Qué lástima– que cautivaron y siguen cautivando a generaciones de amantes de la música romántica, que enlaza las almas y el amor de mujeres y hombres que viven y disfrutan los más sublimes sentimientos.
2.- Zamacona dedicó a plenitud su vida a la música, a tocar guitarra, a cantar con una pasión inusitada. Muy pocas veces se vinculó a la política electoral, pero por la amistad con Félix Salgado Macedonio, una vez que este fue candidato a gobernador por Morena y luego Evelyn Salgado Pineda, junto con su hijo Zamacona Jr., se entregó a esta causa democrática. Nos acompañó a gran parte de los eventos de campaña, incluso al plantón que hicimos afuera de las instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE) en la Ciudad de México, en donde cantaba porciones de sus éxitos que entusiasmaban a los asistentes, quienes lo acompañaban con entrega y bailaban con gran alegría.
Pospuso sus giras internacionales, la grabación de canciones para dedicar ese tiempo a luchar por la democracia. En los eventos cantaba poco, para evitar que el INE contabilizara su participación como si fuese un concierto. Hablaba poco pero muy preciso, siempre aclaró que estaba ahí sin cobrar nada, que lo hacia por amistad, por convicción y llamaba a votar primero por Félix y luego por Evelyn, adaptando parte de sus canciones al decir ¨Pero se van a arrepentir, si no votan por Evelyn¨.
3.- A pesar de que tomaba todas las precauciones –uso de cubre bocas, se sanitizaba, desinfectaba el micrófono cuando lo usaba– se contagió de Covid-19, lo cual le impidió como era su deseo, acompañarnos a los cierres de campaña y especialmente al festejo de nuestro triunfo por la gubernatura. Estando ya en tratamiento hospitalario, tuvimos conversaciones por video llamada, para darle mucho ánimo, pero él se veía muy fuerte, luchando por la vida, con una fuerza tan intensa como cuando cantaba los tonos más altos y largos de las canciones.
La noticia de su fallecimiento, el 4 de julio por la tarde, nos conmocionó cuando concluía nuestro evento de agradecimiento en el barrio de San Antonio, en Chilpancingo. A Félix Salgado le correspondió dar a conocer tan trágica información a los ciento de asistentes, quienes exclamaron al unísono “¡Noooo, noooo!” lamentando tan doloroso acontecimiento.
Muchas gracias José Manuel Zamacona, por tu música, por tu canto, por tu acompañamiento en esta gesta democrática, por tu grandeza como ser humano. Muchas gracias Zamacona Jr.
Qué podemos hacer para olvidarte, amigo nuestro. Nada, porque un amigo como tú nunca se olvida; tenemos viva tu amistad, tu legado, tu generosidad, por ello, vivirás por siempre entre nosotros.

marcialrodriguezsaldana.mx