EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

La alianza de Morena con el pueblo

Marcial Rodríguez Saldaña

Noviembre 19, 2020

 

En la agenda de los calendarios electorales federal y local y como consecuencia en la de los partidos políticos, se encuentra la formación de coaliciones para competir por el poder político en el actual proceso electoral.
1.- En los sistemas políticos bipartidistas, presidencialistas y o de elección sólo por mayoría relativa de los encargos de elección popular, normalmente no se llevan a cabo coaliciones; estas se practican en los regímenes parlamentarios pluripartidistas y con método de elección por representación proporcional, en razón de que para la formación de gobiernos se requiere haber ganado la mayoría de las curules o formar una coalición mayoritaria.
En los regímenes parlamentarios y presidencialistas, las coaliciones se forman entre partidos que tienen afinidades ideológicas y políticas, así ocurre entre otros en Francia, Italia, España, en Canadá y en países de América Latina -Argentina, Chile, Brasil etc., en donde los electores se identifican con las ideologías de izquierda-liberales o de derecha-conservadores y algunos segmentos de electores más pequeños con posiciones mas radicales de extrema izquierda o derecha o del centro izquierda o derecha.
2.-En México, en la época posrevolucionaria, el PRI sostenía la ideología de la Revolución Mexicana –sobre todo en el periodo de gobierno presidencial de Lázaro Cárdenas; en esa época nació el PAN con ideología conservadora. El Partido Comunista Mexicano que había sido fundado en 1919 se mantenía en la clandestinidad, al margen de los procesos electorales.
Después de la represión al movimiento estudiantil de 1968, comenzaron a aparecer agrupaciones con ideología de izquierda que luego se convirtieron en partidos como el Partido Mexicano de los Trabajadores, pero al mismo tiempo surgieron organizaciones guerrilleras que no creían en las elecciones como el medio para cambiar el gobierno.
En 1979 se promovió una reforma política –que incluía el sistema de representación proporcional en los órganos legislativos– y se legalizaron a partidos como el comunista, que participó a partir de ese entonces bajo distintas denominaciones en los procesos electorales.
3.-La elección presidencial de 1988, estuvo precedida de la ruptura del PRI –partido en el gobierno– que dio lugar a la formación del Frente Democrático Nacional que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas, quien concitó una gran movilización popular-electoral lo que llevó al gobierno a cometer un escandaloso fraude electoral. De ahí surge el PRD como un partido de izquierda por un lado y por el otro una alianza estratégica entre el PRI y el PAN con un proyecto neoliberal-conservador.
De 1989 a 2012, se confrontaron estos dos bloques electorales, con aliados en las contiendas presidenciales: en 2006 y 2012 en PRD con el PT y el Movimiento Ciudadano.
El reconocimiento de los dirigentes del PRD a Peña Nieto en la elección presidencial del 2012, a pesar de que se había cometido un gran fraude electoral, ocasionó la separación de Andrés Manuel López Obrador y la formación de Morena.
4.-En la elección presidencial de 2018, se formaron las coaliciones entre el PAN-PRD y MC, la del PRI-PVEM –que ambas representaban posiciones neoliberales– y la de Morena-PT-PES, que bajo la dirección de Morena representaba una alternativa popular.
Hoy a nivel nacional, PAN-PRI y PRD son opositores a las iniciativas del presidente AMLO y a la Cuarta Transformación de México y buscan ganar la mayoría en la Cámara Federal de Diputados para frenar la 4T.
En Guerrero, el PRI y los dirigentes del PRD han firmado una alianza con el único objetivo de ganarle a Morena, que a nivel nacional sostiene la postura de mantener una alianza con el PT para reiterar su mayoría en la legislatura federal, pero hay resistencia para que se realice una alianza con el PVEM, la cual ya fue rechazada en San Luis Potosí y se le facultó al Comité Ejecutivo Nacional para que en consulta con dirigentes estatales se forme coalición en las entidades federativas.
5.-Las alianzas electorales entre partidos políticos pueden ser por afinidades ideológicas, políticas y programáticas, pero también las hay pragmáticas –que son sólo por ambiciones vulgares de poder.
En el caso de Morena debe mantenerse fiel, leal a su proyecto original de llevar a cabo una verdadera transformación del país; sus alianzas deben ser con los partidos que estén comprometidos con este proyecto alternativo de nación, pero independientemente de cuales se lleguen a concretar con partidos políticos, Morena debe mantener su alianza fundamentalmente con el pueblo, que en su gran mayoría logró la hazaña política-electoral el primero de julio de 2018, que mantiene su respaldo a las acciones de gobierno de AMLO y que es el factor decisivo en que en el estado se puedan ganar la mayoría de alcaldías, la mayoría calificada en el Congreso Local, la totalidad de diputaciones federales y la gubernatura, y de esa forma se pueda instaurar un gobierno popular y la Cuarta Transformación en Guerrero.

marcialrodriguezsaldana.mx