EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

La consulta popular

Marcial Rodríguez Saldaña

Septiembre 18, 2020

 

La democracia representativa, que consiste en que el pueblo delega su voluntad política y confianza en representantes que elije cada determinado tiempo –muchas veces en elecciones fraudulentas– se ha vuelto la panacea de segmentos conservadores y neoliberales, porque un grupo de representantes toman decisiones en nombre de todo el pueblo, muy relevantes para una nación, ante lo cual se ha propuesto una modalidad para que el pueblo participe constantemente en la toma de decisiones públicas que es la democracia directa o la democracia participativa.
1.- Como resultado de las luchas cívicas, sociales y políticas se logró que en el año 2014 se reformara la Constitución Federal para incluir como derecho de la ciudadanía el de participar en las Consultas Populares. A partir de ese derecho Morena promovió que se realizara una consulta popular en la elección federal del 2015, para lo cual reunieron más de tres millones de firmas, sin embargo los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), consideraron que el tema de la reforma energética no era un asunto relevante para la nación y desechó la solicitud de la consulta.
Ahora, Emilio Lozoya Austin, ex director de PEMEX de Enrique Peña Nieto, sujeto a prisión, ha presentado una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República, en contra de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, por diversos actos de corrupción.
2.- Frente a esta denuncia, ciudadanos y Morena impulsamos una campaña en todo el país, para pedir a los electores que firmaran la petición de una Consulta Popular y el pueblo decida si se debe o no enjuiciar a los ex presidentes de la República.
La Ley Federal de la Consulta Popular, exige que para que proceda la petición debe de reunirse al menos el 2 por ciento del padrón electoral, esto es un millón 600 mil firmas aproximadamente, las cuales se deben recabar del primero al 15 de septiembre del año anterior a la elección federal.
De acuerdo a los datos publicados, se lograron reunir más de dos millones de firmas de [email protected] que signaron de conformidad para que se lleve a cabo la consulta, las cuales se entregaron al Senado, que a su vez pedirá al Instituto Nacional Electoral que verifique la veracidad de las firmas y de ahí se envíe a la SCJN para que declare si es válida o no la pregunta para la Consulta Popular.
3. También la Constitución Federal previene, que puedan solicitar la consulta, un tercio de senadores o diputados federales yo/ el Presidente de la República. Por tratarse de un asunto de gran trascendencia en la vida pública del país, Andrés Manuel López Obrador ha tomado la decisión correcta de que no sea una decisión personal o de un grupo, sino que sea el pueblo libremente quien decida si se enjuicia o no a los ex presidentes de la República. Es muy importante destacar que será finalmente la SCJN quien resuelva si procede o no llevar a cabo la Consulta Popular.
Por otra parte aclarar que las acusaciones de corrupción en contra de Emilio Lozoya no provienen del actual gobierno federal, sino que se hicieron durante el periodo de Peña Nieto, sin embargo las encubrieron y las archivaron; lo anterior para precisar que no es el actual gobierno quien ha promovido el enjuiciamiento a Lozoya.
4.- Sin lugar a dudas, todo el procedimiento penal en contra de Lozoya y de los ex presidentes de la República, debe realizarse con apego a la legalidad, al debido proceso y al respeto a los derechos humanos, pero eso no impide que el pueblo conozca toda la verdad sobre los actos de corrupción de todos ellos. Mas allá de los formalismos jurídicos, en conveniente que el pueblo tenga un juicio histórico sobre la corrupción durante los gobiernos neoliberales del PRI y del PAN.
La participación del pueblo en la demanda de la Consulta Popular ha sido excepcional, ha existido un gran entusiasmo de ciudadanía en este ejercicio, en el cual Morena junto con organizaciones como el Frente Progresista Guerrerense y el Frente Magisterial y otras más, lograron recabar más de 50 mil firmas en Guerrero.
Es así, con estos ejercicios de democracia participativa como se irá arraigando cada vez más, la participación del pueblo de manera constante en los asuntos relevantes de la nación, que es uno de los objetivos más importantes de la Cuarta Transformación de México.

marcialrodriguezsaldana.mx