EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

La consulta popular

Marcial Rodríguez Saldaña

Julio 16, 2021

La consulta popular es una forma de democracia directa, de democracia participativa, en donde el pueblo interviene de manera regular en los asuntos más relevantes de una nación. En el lenguaje de la 4T es con el pueblo todo, sin el pueblo nada; sólo el pueblo organizado puede salvar a la nación, el pueblo pone y el pueblo quita.
1.- El concepto de soberanía popular, inalienable, imprescriptible, indelegable, que reside originariamente en el pueblo y que se ejerce directamente por este, fue creado por Juan Jacobo Rousseau en su obra El Contrato Social publicada por primera vez en 1762. La gran aportación de Rousseau consistió en refutar la visión dominante en épocas anteriores de que la soberanía residía en una divinidad, en el papa, en los emperadores o en los reyes. Ya Montesquieu en su obra El Espíritu de las Leyes publicado en 1748, al exponer la división de poderes –frente a la concentración del poder en una sola persona, emperador o rey– planteaba intrínsecamente la democracia representativa, que luego fue desarrollada por Emmanuel-Joseph Sieyès –en la época de la Revolución Francesa de 1789– en su opúsculo Qué es el tercer Estado en donde crea el concepto de soberanía nacional, entendiendo a la nación como un ente abstracto que sustituye al pueblo y de esa manera argumentar a favor de la democracia representativa en donde el pueblo delega en sus representantes su poder soberano. Este concepto de democracia representativa fue defendido por Alexander Hamilton en sus escritos publicados en El federalista en el contexto de la Convención de Filadelfia para crear su Constitución de Estados Unidos y posteriormente en Inglaterra por John Stuart Mill, en su obra Principios del gobierno representativo publicada en 1861.
2.- La democracia representativa ha sido el modelo que ha imperado en los siglos XIX y XX y parte del siglo XXI, mediante la cual los ciudadanos sólo votan y delegan su soberanía en representantes electos, a veces en cuestionables procesos electorales, en donde se cometen fraudes electorales de las élites del poder económico y político. Pero en este contexto ha resurgido la idea de la democracia directa-participativa, que se ha mantenido como un modelo en algunos países como Suiza –que preserva una larga tradición de consulta mediante referéndum al pueblo– y que se ha ido extendiendo en Europa y América. Baste señalar el referéndum en Inglaterra –Brexit– para resolver salirse de la Unión Europea, los procesos refrendarios recientes en Estados Unidos sobre la aprobación regulada del uso de la mariguana.
La democracia representativa ha sido un modelo afin a un sistema formal, que ha frenado el ejercicio de la soberanía directa por el pueblo; es un sistema que obstruye la participación directa del pueblo en las determinaciones trascendentes de una nación.
3.- La movilidad social democrática en el universo, ha conducido a una participación cada vez más recurrente del pueblo en las determinaciones de los países. En el caso de México, la consulta popular ha provenido del mismo pueblo, ya que en el año 2020 los ciudadanos tuvieron que recolectar firmas para cubrir el requisito legal de aprobación constitucional y luego por la Suprema Corte de Justicia la Nación, de la pregunta respecto de si se debe enjuiciar a los ex presidentes de la República Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.
El próximo primero de agosto se realizará la consulta popular, para decidir si se enjuicia a los expresidentes. Será un juicio ciudadano, en donde el pueblo resolverá en ejercicio de su soberanía si están de acuerdo o no en el enjuiciamiento, pero los inculpados tendrán a salvo sus derechos procesales, para defenderse ante los jueces y tribunales si son o no responsables de algún hecho delictivo.
Después de la aprobación constitucional de la consulta popular, esta será la primera vez que se ejercerá este derecho por el pueblo, quien se irá habituando a practicar la democracia participativa como uno de los rasgos distintivos de la Cuarta Transformación de México que impulsa el Presidente de la República Andrés López Obrador.

marcialrodriguezsaldana.mx