EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

La Convención

Marcial Rodríguez Saldaña

Septiembre 14, 2006

Las elecciones presidenciales del pasado 2 de julio mostraron a México como un país dividido entre dos grandes tendencias, una proclive a defender y mantener las instituciones conservadoras del Estado y la otra promotora de la renovación de las mismas para fortalecer la vida democrática de la República. En este contexto se inscribe la Convención Nacional Democrática (CND) que se realizará el próximo 16 de septiembre en el Distrito Federal, a la que ha convocado Andrés Manuel López Obrador.
1. En la historia de México se ha convocado a diferentes asambleas o convenciones en momentos que han definido el destino de la patria. Así encontramos la convocatoria al Primer Congreso de Anáhuac por Morelos el 14 de septiembre de 1813 en donde la noche anterior dio lectura a los Sentimientos de la Nación; la Convocatoria a la Junta Nacional derivada del Plan de Ayutla emitida por Juan Álvarez, para que en Cuernavaca en octubre de 1855, se designara presidente de México en sustitución del dictador Antonio López de Santana.
2. La Convención de Aguascalientes convocada por Villa y Zapata en 1814, tuvo como propósito derrocar al dictador Victoriano Huerta asesino de Madero y Pino Suárez, la cual eligió a tres presidentes de la República interinos y fue el antecedente de lo que después sería el Congreso Constituyente de 1916-1917 que elaboró la actual Constitución Política de México.
3. Los tiempos han cambiado, la lucha democrática conlleva la vía civil y pacífica, pero el campo de la lucha política es muy extenso. Hay quienes procuran que la sociedad y sus instituciones no se muevan, que se mantengan en el mismo status de siempre o cuando más que los cambios se realicen muy lentamente, es la visión conservadora de la historia; pero por otra parte existe una corriente liberal y progresista que impulsa con mayor velocidad los cambios de las instituciones y gracias a esta lucha es como se han liberado los pueblos de la esclavitud, han derrocado dictaduras, han cambiado regímenes autoritarios para instaurar, avanzar y consolidar la democracia. México se debate entre estas dos tendencias, entre estas dos visiones que definirán el futuro del país.
4. En la situación política actual de México, después de la imposición de Calderón por el Trife, hay quienes pretenden que haya borrón y cuenta nueva, que se acepte como acto de sumisión sin ejercer el derecho a la crítica, el derecho a luchar por las convicciones que se tienen en el campo democrático.
5. La CND es una extraordinaria oportunidad para encauzar el movimiento de la resistencia civil, para darle un contenido político e ideológico; se necesita un Plan por la Democracia en México, del tipo de los Sentimientos a la Nación, del Plan de Ayutla, de los Planes de Ayala o de San Luis, para transformar por la vía pacífica las instituciones políticas del país.
Las declaraciones amplias y extensas de la plataforma electoral de la coalición Por el Bien de Todos, se requiere sintetizarla y agregar las propuestas de los convencionistas para que durante los próximos años haya objetivos claros y concretos por los cuales luchar.
6. El plan de la CND debe ser un documento sencillo, accesible a la comprensión del pueblo que recoja las aspiraciones de los casi 15 millones de electores que votaron por AMLO y que mantenga en los próximos años viva la llama de esta lucha. Aún cuando la Convención será representativa de todo el país, sería muy conveniente que en el marco de la República federal, se organizaran convenciones en los estados para ratificar los resolutivos de la Convención Nacional e incorporar planes locales de la CDN, para que la lucha nacional tenga también sus referentes estatales.
7. En la coyuntura actual se ha pretendido encajonar al PRD en una disyuntiva falsa, o las instituciones o las calles; pero la lucha política democrática no sólo se despliega en las cámaras de diputados o senadores o en las oficinas de gobierno, esta es una visión burocrática de la política; las grandes transformaciones políticas han sido posibles gracias a la amplia participación ciudadana y a los movimientos sociales.
La CND será seguramente el inicio de una nueva etapa en la vida política de México que acelerará los cambios, las transformaciones de un régimen político en donde la mayoría de sus instituciones han mostrado que son obsoletas y en la parte social con enormes rezagos, que mantienen a la mayoría de la población en extrema pobreza.