EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

La corrupción en el sindicato de Pemex

Marcial Rodríguez Saldaña

Julio 25, 2019

 

Esta semana se conoció que un juez federal giró una orden de aprehensión en contra de Carlos Romero Deschamps –secretario general del sindicato de trabajadores de Petróleos Mexicanos– por los delitos de peculado y uso indebido de funciones.
1.- La corrupción del líder y los líderes –actuales y del pasado– del sindicato de trabajadores de Pemex, es una de las evidencias más contundentes de la corrupción –como parte de la cultura, decía Peña Nieto– que ha imperado en el régimen político que está sucumbiendo y la cual ha sido tolerada, consentida y auspiciada por los presidentes de la República en turno. Cuenta la famosa artista Irma Serrano en su libro Sin pelos en la lengua, que en varias ocasiones vio a líderes de este sindicato apostando miles de dólares en los casinos de Las Vegas. La riqueza de estos líderes ha sido cuantiosa y escandalosa. Se muestra en la acumulación de bienes personales y de su familia, en el derroche público de dinero y en los privilegios de los que han gozado y disfrutado a costa del los impuestos del pueblo y de las cuotas de los trabajadores y que en ningún modo se justifican con los ingresos que perciben.
2.- Dentro de los ejemplos de corrupción que han favorecido al régimen político, encontramos el antecedente de que los líderes del sindicato de Pemex desviaron mil 500 millones de pesos a la campaña presidencial del candidato del PRI Francisco Labastida Ochoa en el año 2000. Esto es lo más ruidoso que se sabe, pero es evidente que lo han hecho en otras campañas presidenciales, en campañas de gobernadores, senadores diputados y presidentes municipales.
El control de los trabajadores de Pemex para favorecer al PRI en las elecciones, les ha valido que a cambio reciban como premio senadurías y diputaciones federales para garantizarles fuero e impunidad consentidas desde las más altas esferas de poder, todo ello ha incidido en el deterioro de la empresa pública más importante del país que es Pemex y en merma de la economía nacional.
3.- Carlos Romero Deschamps asumió la Secretaría General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) el 11 de enero de 1989 –hace mas de 29 años; como premio a su labor política y de financiamiento a campañas electorales ha sido dos veces senador y tres veces diputado federal del PRI. Entre las pruebas de derroche de dinero, se ha publicado que su hijo compró dos coches de super lujo de marca Ferrari Enzo –edición especial y limitada–, cuyo valor por cada uno asciende a dos millones de dólares y la exhibición del estilo de vida de su familia como multimillonarios.
Las reelecciones de Romero Deschamps al frente del SNTPRM han sido obtenidas mediante la compra de voto y sin las mínimas reglas democráticas de competencia electoral-sindical.
4.- La propuesta fundamental de AMLO en su campaña presidencial de 2018 fue el combate a la corrupción. En gran medida, este planteamiento fue el que concitó la simpatía de más de 30 millones de electores. Es por ello, que sin ningún ánimo de venganza ni revanchismo político, sí es necesario combatir a fondo la corrupción heredada de los gobiernos anteriores, de manera que [email protected] [email protected] palpen con claridad que su voto y confianza por el cambio de régimen político está teniendo resultados concreto en este tema, de tal forma que conforme transcurra el periodo del actual gobierno federal se vayan limpiando de corrupción todas las esferas públicas y privadas como un reflejo de que existe la firme determinación de terminar con este grave problema en el país y de comprobar la razón moral y política de la Cuarta Transformación de México.

marcialrodriguezsaldana.mx